La Junta apenas ha avanzado en los proyectos que prometió hace dos años para la ciudad con cargo a un programa estratégico de la UE que debe estar culminado en 2020. La oposición alerta de que será "otra oportunidad perdida". Iniciativas como el Centro de Innovación del Motor o el Museo Flamenco de Andalucía siguen sin definición.

Entre abril de 2016 y febrero de este año solo ha habido titulares. La gran ciudad con mayor tasa de paro en la provincia con mayor tasa de paro de España asiste atónita, si no se remedia, a cómo se le marcha otro tren delante de sus narices. En los casi dos años que median desde que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunciara, en su primera y única visita institucional a la ciudad como máxima responsable autonómica, los proyectos que se levantarían en Jerez con cargo a la Inicitiva Territorial Integrada (ITI) hasta hoy, la gran novedad es que no hay novedad. Una situación preocupante si se tiene en cuenta que el marco temporal de este programa europeo culmina en 2020 y ya ha alcanzado prácticamente su ecuador. Desde aquellos anuncios de Díaz se han sucedido otros por parte del Gobierno andaluz para dar sensación de avance en las iniciativas —incluso con partidas específicas fijadas en los Presupuestos—, pero hasta el momento ninguna de ellas ha cristalizado.

El Centro Tecnológico del Vino en el Parque Científico Tecnológico Agroindustrial (PCTA) de Jerez, del que se fue por cierto la Junta tras una enconada pugna política con el anterior gobierno local del PP, sigue sin tener ni simbólica primera piedra; el Centro de Excelencia e Innovación del Motor en el Circuito, para el que incluso el Ayuntamiento ha aprobado la modificación puntual del PGOU que afecta a los suelos donde debe levantarse, está gripado; el futuro Museo del Flamenco de Andalucía es un laberinto que sigue sin proyecto y sin definición de contenidos; sobre el plan del viñedo  tampoco hay novedades; y la recuperación de la ribera del río Guadalete, con un sendero fluvial hasta El Puerto y que parecía la iniciativa más articulada de todas, tampoco parece terminar de arrancar. En total, la Junta anunció unos 20 millones de euros en inversiones con cargo a la ITI en el municipio. Por ahora, "estamos ante otra oportunidad perdida", alertan grupos políticos como PP y Podemos.

La última referencia oficial de la Junta a los proyectos de la ITI para Jerez se remonta dos meses atrás. El consejero de Cultura, Miguel Ángel Vázquez, se refería al Museo del Flamenco de Andalucía de la plaza Belén. Mientras el Ayuntamiento ultima la reordenación urbanística del boquete que dejó en pleno corazón de intramuros lo que iba a ser la Ciudad del Flamenco, y avanza en las gestiones para abrir en la Nave del Aceite el Espacio Lola Flores, el Gobierno andaluz libró para el pasado 2017 una partida presupuestaria de más de medio millón de euros para avanzar en un proyecto que sigue sin concretarse. "El primer trimestre del año 2018 va a ser bastante halagüeño en cuanto a noticias, porque van a empezar a ver la luz muchos de los trabajos que se están haciendo ahora en los despachos, de colaboración y entendimiento entre las distintas administraciones", aseguró a finales del año pasado el consejero.
Sin dar fechas ni avanzar nada más, sin que ni siquiera esté claro el presupuesto final del proyecto —en algunos anuncios se ha hablado de 1,6 millones y, en otros, de 2,5—, Vázquez agregaba: "Por un lado se está trabajando en la parte del proyecto arquitectónico y por otro, en la parte museística a través de una comisión técnica constituida por profesionales de diferentes ámbitos de la cultura y la museografía para intentar hacer la mejor oferta. Jerez es un centro por excelencia del flamenco y va a contar con el Museo del Flamenco de Andalucía. No es casualidad que esté en Jerez". La referida comisión apenas se vio un par de veces en todo 2017 y el borrador de este equipamiento cultural, como adelantó este medio, deja mucho que desear, siendo una suerte de copia y pega para un futuro parque temático flamenco-kitsch.

A mediados de septiembre pasado, hace ya casi medio año, era el actual delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Juan Luis Belizón, el que aludía a los proyectos de la ITI para Jerez. En visita al Consistorio, el dirigente político anunciaba la inversión de cuatro millones de estos fondos europeos para regenerar y dar nuevos usos al entorno del Guadalete. Por el momento, tampoco se han concretado avances sobre un proyecto que grupos como Izquierda Unida han querido enriquecer bajo el nombre Tierras de Sidueña, un parque metropolitano entre Jerez y El Puerto en el que se ponga en valor todo el patrimonio paisajístico, histórico y cultural incluido entre estos dos municipios. Esta propuesta, que se ha presentado en Diputación y que cuenta con el respaldo de los ayuntamientos jerezano y portuense, ni siquiera ha sido tenida en cuenta hasta ahora. 

Otro de los proyectos anunciados de los que no se ha vuelto a saber nada más es el del Centro de Excelencia e Innovación del Motor. El año pasado, los Presupuestos de la Junta consignaron medio millón para la redacción del proyecto, pero a día de hoy sigue en el aire. Eso, pese a que hace justo un año el vicepresidente del Gobierno andaluz, Manuel Jiménez Barrios, sostenía: "No hay ninguna incertidumbre sobre el futuro de la iniciativa; simplemente hay que esperar a que terminen la redacción de los proyectos (también se refería al Museo del Flamenco de Andalucía) para proceder a la licitación pública y que se puedan ejecutar". Meses antes, en octubre de 2016, el titular oficial era: "La Junta de Andalucía ha anunciado su compromiso de que la redacción del proyecto del centro de excelencia e innovación del motor de Jerez estará listo a principios de 2017". La realidad es que, ya entrados en 2018, sigue sin haber nada sobre la mesa. Con un presupuesto estimado de 3,6 millones de euros, Susana Díaz aseguró en abril de 2016 en Jerez que "Junta y Ayuntamiento coinciden en la oportunidad de convertir a Jerez en una referencia durante todo el año para las grandes marcas, los investigadores y los pilotos, con una mayor estabilidad, que generaría crecimiento y empleo para Jerez, al vincularla internacionalmente con este sector".

Por último, el tercer intento por rescatar del olvido al Centro Tecnológico del Vino (en un PCTA abandonado a su suerte) contó con una reserva presupuestaria en 2017 de 750.000 euros de los 2,2 millones en los que se ha valorado la iniciativa en el marco presupuestario 2014-2020. Según mantuvo en noviembre de 2016 el vicepresidente Jiménez Barrios, se trata de una medida "en la que tienen que ponerse a trabajar todos los agentes, bajo la coordinación del Consejo Regulador, junto con la delegación del Gobierno de la Junta en la provincia de Cádiz, para desarrollar el trabajo técnico necesario para que comience a funcionar este centro". Hasta la fecha, tampoco ha habido novedades en torno al futuro inmediato de este proyecto financiado a costa de una ITI que, al menos en Jerez, por ahora solo ha dejado algún titular y pocas realidades palpables.

"Gestión opaca e ineficaz"

Hace unos días, el coordinador provincial de Podemos en Cádiz, José Ignacio García, ha alertado de la “oportunidad perdida” de la ITI para la provincia por la gestión “opaca e ineficaz” del PP y del PSOE de estos fondos de cerca de 1.300 millones de euros. García ha hecho balance del grado de ejecución pasado el ecuador de esta estrategia europea y ha lamentado que el principal objetivo de la ITI no se esté cumpliendo: “Estamos a escasos dos años de que finalice el límite de estos fondos y no están sirviendo para revertir la situación económica de la provincia de Cádiz a corto plazo ni para cambiar su modelo productivo”. En este contexto, ha preguntado por el destino de los 900 millones de euros del Gobierno central y, sobre todo, la partida de 310 millones para un plan de empleo, destinado al fomento del empleo estable, ayuda a emprendedores, a la inclusión social, del que “seguimos sin tener noticias. Funcionan a golpes de titular”. En cuanto a los fondos de la Junta, “más allá de titulares de prensa, sólo tenemos constancia del desarrollo de 72 millones de los 400 de los que se había comprometido. Proyectos inconexos, sujetos al rédito político y sin una visión de mejora de todos los territorios”.

García recordó que “ya en esta provincia tuvimos que sufrir casos como el Plan Bahía Competitiva o los fondos Reindus y todo sigue igual”. Por eso, ha denunciado la falta de transparencia de PP y PSOE y la falta de participación en la gestión de estos fondos. “Nos anuncian millones con cargo a la ITI y la provincia de Cádiz cerró 2017 con la mayor tasa de paro de todo el país y con una brecha con la media nacional cada vez mayor. Además de opaca, su gestión es ineficaz”. Por eso, ha pedido tanto al Gobierno central y al de la Junta, “mayor iniciativa política y ganas de trabajar y menos uso de la ITI como instrumento partidista en los diferentes municipios. Necesitamos cambiar el modelo productivo y crear empleo sostenible que para eso está diseñada la estrategia”. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído