javierfergo_rrmm_05
javierfergo_rrmm_05

Los desayunos de lavozdelsur.es. Los Reyes Magos, César Saldaña (Melchor), Josefa Parra (Baltasar) y Luis Bononato (Gaspar) nos visitan para hablar de lo que supone para ellos encarnar a sus Majestades de Oriente y analizan, cada uno desde su ámbito, la actualidad de la ciudad.

Los Reyes Magos de Oriente visitan Los desayunos de lavozdelsur.es. César Saldaña, director general del Consejo Regulador encarnará a Melchor. Josefa Parra, poetisa y empleada de la Fundación Caballero Bonald, será Baltasar y Luis Bononato, director de Proyecto Hombre a nivel provincial, representará a Gaspar. Los tres llevan un mes acudiendo a actos y ya se nota la complicidad. Este medio, además, ha querido colaborar con sus Majestades, a los que sentamos frente a la mesa de nuestra sala de reuniones, donde responden a nuestras preguntas.

¿Qué sintieron cuando supieron que encarnarían a sus Majestades?

César Saldaña: Lo primero una alegría inmensa, lógicamente. Esto es una cosa que tiene dos momentos máximos: cuando te lo dicen y cuando sales, y mientras tanto, mucho trabajo. Lo que sentí fue ganas de contarlo, pero no me dejaban, era una de las condiciones que me dio la alcaldesa, que además me lo dijo en un sitio donde había muchísima gente, durante el premio Pepe Estévez de pintura, en las bodegas Estévez, y me dijo que no se lo dijera a nadie, algo complicado porque se me notaba que me pasaba algo. La verdad es que no le hice caso porque se lo dije a mi mujer porque si no reventaba. Pero sobre todo eso una sensación un poquito rara. Personalmente me acordé mucho de mi padre, que también fue Rey Mago y estas son de ese tipo de cosas que te conectan con las personas que no están aquí.

Saldaña: "Lo que sentí fue ganas de contarlo y no me dejaban; pero la verdad es que no le hice caso porque se lo dije a mi mujer, si no reventaba"

Luis Bononato: En mi caso, estaba durmiendo, en Perú. Me llamó la alcaldesa, eran las 3:08 allí. Tenía el móvil encendido y estaba medio dormido. Cuando me dijo que no me preocupara que era una buena noticia pensé que era para una subvención, que es lo que más me preocupa, llegar a final de mes con los recortes que tenemos. También me dijo que no dijera nada hasta dentro de dos horas y no dormí ya en toda la noche pensando, además por la responsabilidad que supone. Lo decía allí y no lo entendían. Ser Rey Mago en Jerez es mucho y tenía la necesidad de compartir la alegría con gente porque allí no me sentía correspondido.

Josefa Parra: Estaba como alumna en una clase de fotografía que impartía mi marido. También me lo dijo Mamen directamente y lo mismo: que no se lo podía decir a nadie. Lo que hice fue ponerle un WhatsApp a mi marido, que es gallego. Le puse un corazón, una sonrisa y una corona. Él no lo entendía muy bien, porque esta tradición no es tan común en muchos sitios. Sí salen los Reyes Magos, pero no tiene la misma importancia que aquí. Se lo tuve que explicar y entró en faena, está implicadísimo. Tenía muchas ganas de decírselo a mi madre; sabía que me iba a decir que llevaba toda la vida queriendo serlo. Desde que me enteré de que los Reyes Magos son los que son, yo decía: quiero ser rey mago. Sólo un año en mi vida me he perdido la cabalgata y yo quería serlo y me imaginaba la cara de mi madre cuando se lo dijera.

Ser Rey Mago en una ciudad tan castigada por el paro, quizá refuerza aún más las ganas de contagiar ilusión, ¿no?

C.S.: Efectivamente. Antes ser Rey Mago era un reconocimiento y punto. Mi padre lo fue en el 82 y luego con Manolo de la Peña fue chambelán. Pero era básicamente asumir el papel y un reconocimiento como persona. Yo lo tomo como un reconocimiento a la institución, porque el Consejo Regulador cumple 80 años. Ahora los Reyes se utilizan, o por lo menos esa es la voluntad de las últimas corporaciones municipales, para vehiculizar las ganas de colaborar y ese espíritu que aflora un poco más en esta época del año. Y en ese sentido, creo que los tres lo sabíamos, después de la alegría te entra la responsabilidad. No es que haya unos objetivos pero sí hay unos medios y recursos: tres personas, y mes y medio de trabajo. Estamos todo el día con esto, si no nos echan del trabajo (risas) el día se lo dedicamos a esto y te das cuenta de que cuanto más te dediques más ayuda puedes canalizar, poner más y mejores juguetes para más niños.L.B.: Creo que vivimos de momentos muy concretos y que lo importante es lo que rodea al momento. El juguete es importante, porque es la ilusión que espera ese niño, pero si conseguimos que los padres tomen conciencia de que más importante que el juguete y jugar con los niños es que tengan la actitud de prestarlos y de compartirlos y de jugar con otros niños, habremos conseguido el objetivo de crear el ambiente de familia.

J.P.: La ilusión es una misión social. Tenemos que crear un momento ilusionante, que sintamos que hay cierta comunidad solidaridad entre todos el día de la cabalgata y seamos vehículo para que todos los niños de Jerez tengan un juguete. A veces pensamos que es más importante tener comida en casa, pagar la luz… pero la ilusión también es importante.

Cada uno os dedicáis a un ámbito diferente, ¿qué le pedís a los Reyes Magos?

C.S.: Lo que le pido de una vez por todas es que veamos que la actividad vitivinícola vuelva a ser un motor de creación de empleo y también de ilusión. Venimos de una evolución de este negocio que todo el mundo conoce, desde hace unos años estamos teniendo sensación de que el futuro es mejor de lo que estamos dejando atrás y eso empieza a concretarse. Revertir la experiencia. Es un muy buen año para que el sector del vino en Jerez vuelva a ser una locomotora de ilusión para nuevas actividades. Es un motor que puede arrastrar mucho, no sólo desde el punto de vista económico directo, sino también desde el punto de vista turístico, de orgullo de lugar, de ser uno de los signos de identidad. Un buen año para que haya alguien a que contribuya a la ilusión del vino de Jerez.

Bononato: "Nosotros ahondamos en los valores desde Proyecto Hombre. Hablamos de que esto no es solo crisis económica, sino de valores"

L.B.: Nosotros ahondamos en los valores desde Proyecto Hombre. Hablamos de que esto no es solo crisis económica, sino de valores. Hay que seguir poniendo el acento en los valores. La crisis económica pasará, no volveremos a niveles de hace diez años, pero vemos que la gente no recuperará los valores que hagan que tengamos otra sociedad, por ejemplo el de la ciudadanía, la corresponsabilidad, el que todos somos responsables de la educación de nuestros hijos. Pero también una persona de la calle es responsable de que un menor tenga un tipo de comportamiento, y eso hace que el bienestar sea real.

J.P.: En mi ámbito les pediría que seamos conscientes de la importancia que tiene la cultura para crear la base de un futuro. Me refiero sobre todo a las humanidades y la literatura, que es lo que a mí me afecta más. Decimos que el Estado está recortando, pero las familias también tenemos que ser conscientes y hacer fuerza para que el Estado se dé cuenta de que los recortes son destructivos para una sociedad, no puede solamente estar mirando la economía, tenemos que mirar a la base personal de cada uno que está en los valores, la pintura, el arte, nuestro espíritu.

César Saldaña: "Los tabancos son una bendición"

¿Cómo son las previsiones para 2016? ¿Cree que todo el boom que está viviendo el sector es una burbuja?

Yo creo que no. En la última actividad de los actos que hemos hecho con motivo del 80 aniversario hemos analizado el pasado, presente y posible futuro y hago una lectura que además se va confirmando. Llevo 15 años en el Consejo, pero antes llevaba otros 15 ó 16 años vendiendo vino en distintas bodegas y por lo menos tengo una cierta perspectiva. Hago una lectura que hago desde el punto de vista de los consumidores: Los más importantes para el vino tienen un perfil muy claro, son gente mayor que se iniciaron con el jerez y que hoy tienen 70 años. Luego hay otros consumidores ocasionales, los que van a la Feria, se toman una copa y ya se olvidan de nosotros o los que toman una copa en un bar. Y luego un grupo de consumidores a los que le gusta el vino, gente más joven, que le gusta todo tipo de vino, que beben jereces secos, amontillados, palos cortados, finos, y eso crece año tras año. Realizamos estudios, sobre todo en Reino Unido y España, y además gente que paga más, menos de discount, más de marcas, y eso ha hecho que aunque hayamos perdido un 2% en volumen hayamos ganado un 3% en valor. Y esa curva que sube y esa que baja se cruzarán en algún momento, espero que pronto y espero que haga que crezcamos en volumen porque ya crecemos en valor. Ese análisis me hace ser optimista y espero que eso se vaya consolidando.

¿Podemos pensar en volver a niveles de empleo de las bodegas y del jerez en general de los 80?

No, lo de los años 80 era ficticio. En Jerez entraban muchas subvenciones. Antes es que los camiones se cargaban a mano y ahora con la maquinaria se han perdido 20 puestos de trabajo, pero es que una industria tiene que ser competitiva. Todo es un tema de valor añadido. No vamos a volver a esos niveles de empleo porque gracias a que tenemos el vino de Jerez tenemos una industria de bebidas. En las bodegas se hacen otras muchas cosas. Las bodegas tienen empresas de distribución y lo tienen porque el vino es el origen de ese negocio. También tenemos el enoturismo, que genera 450.000 visitas a las bodegas al año, y luego esas personas tienen que dormir, comer, moverse… No volverá a ser el único generador de empleo, pero seguirá siendo uno de los generadores de empleo, de riqueza y de valor añadido.

¿Cómo cree que acabará la ‘guerra’ del ‘Bag in box’?

Lo primero que hay que entender es que un conflicto exclusivo para los que voluntariamente quieren utilizar la Denominación de Origen, es decir, si alguien quiere vender el ‘bag in box’ puede hacerlo, pero no puede hacerlo sin someterse a las normas de la regulación. Tenemos que cumplir todas las normas, incluso las que no nos gustan. Y luego intentar llegar a un acuerdo. Este es un sector al que ha llegado a numerosos acuerdos. Y hay posturas que se radicalizan que es lo que ha pasado ahora. Creo que se llegará seguro a un acuerdo, pero se hace más difícil cuando hay una parte que quiere saltarse las normas. Nosotros también estamos sometidos a la tutela de la administración, y la administración tiene que intentar por todos los medios que haya seguridad jurídica. Eso significa que las normas estén claras. Y hay gente que dice que la Junta les ampara, pero la Junta me lo tendrán que decir a mí, que soy el que luego aplico la norma. Ahora mismo hay dos procesos muy importantes: Que los que transgreden las normas no lo hagan y segundo que la administración dé seguridad jurídica y que inequívocamente se manifieste sobre la cuestión.

¿Qué opina sobre la venta a granel en los tabancos?

Creo que los tabancos están siendo un factor fundamental para que haya una revalorización. Para que las cosas valgan lo primero que tiene que haber es interés. Creo que los tabancos son una bendición. Mi generación –tengo 54 años- ha sido un desastre para el vino de Jerez, todos mis amigos beben cerveza a todas horas. Yo veo la generación de mis hijos que tienen entre 19 y 26 años y beben vino. ¿Por qué? Porque hay tabancos. De toda la vida de Dios ha habido marcas y luego vino el ‘medio tapón’, el baratito el de los tabancos que es con el que tú te inicias. Para beber vino bueno hay que haber bebido antes mucho vino malo. Si tú no sabes lo que es el vino malo, no estás dispuesto a pagar por un vino bueno. Lo de que el ‘bag in box’ va a acabar con los tabancos es una tontería. Ahora lo que hay es que controlarlo también para que no te den gato por liebre porque muchos tabancos están dando vinos que no son de Jerez. El tabanco es la alternativa a la botellona, pues ya es otra razón para que lo apoyemos. Si la marca Jerez está ahí debería haber algún tipo de medida para garantizar a la gente que lo que está tomando es de Jerez.

Josefa Parra: "Eso de que Jerez está muerto a nivel cultural es una falacia"

¿Cree que se le puede sacar más rendimiento a la Caballero Bonald como institución?

A todas las instituciones se les puede sacar más rendimiento con más dinero y personal, está claro. Y con más ganas también. Nosotros las ganas las tenemos. Una de las prioridades en la que trabajamos es sacar la Fundación a la calle, sacar las actividades a diferentes ámbitos, a asociaciones de vecinos, a bares o a colegios, donde ya se trabaja desde hace tiempo. La cultura no debe estar en un ámbito cerrado ni académico, hay que llevar la cultura a nivel de calle.

¿En qué trabaja literariamente en estos momentos? Recomiende tres libros para regalar por Reyes.

Estoy trabajando con los Reyes Magos, soy Rey Mago desde que me levanto, cuando me acuesto, cuando sueño… (risas). Tengo dos proyectos, uno sobre Jerez y sobre la tierra albariza, el vino, las bodegas, los tabancos, los viñedos y mi infancia. Soy una niña criada en el vino, yo tenía a toda mi familia trabajando en bodegas. Y también otro libro, mi segundo de poesía infantil, que se llama De profesión viajera. Son viajes a diferentes lugares, sobre todo a diferentes culturas.

Y libros que recomiende… No solo para niños, para cualquier edad, recomiendo leer a Marta Sanz, que es una escritora magnífica que me encanta. Cualquiera de sus libros, por ejemplo Lección de anatomía, porque habla mucho de las mujeres. Para niños cualquier álbum ilustrado, que ahora hay algunos maravillosos. No quiero dar tampoco nombres, porque en la literatura conozco a mucha gente. El único nombre que puedo daros es José Manuel Caballero Bonald, y recomiendo su último libro de poesía, Desaprendizajes, la poesía más madura que se ha escrito en España en el siglo pasado y en este.

Parra: "La cultura no debe estar en un ámbito cerrado ni académico, hay que llevarla a la calle"

Vamos a ser optimistas. En Jerez se dice que “la cultura está muerta”, diga alguna iniciativa que le haya llamado la atención últimamente.

Veo que hay muchas más actividades de las que pensamos. Eso de que Jerez está muerto a nivel cultural es una falacia. Vas por cualquier sitio, por los barrios por ejemplo, y hay actividades de todo tipo, de pintura, para niños… Las mujeres se están moviendo de una manera bestial en las barriadas, en el centro todos los días hay conciertos en tabancos. La cultura se está moviendo. Lo que no hay es algo que nos guíe para ordenarnos. Hay de todo, y te enteras al cabo de cinco días de que ha habido algo que te hubiera interesado. Falla el canal de información, pero actividades hay más que nunca. No te puedes aburrir en Jerez ahora mismo culturalmente. Hay mucha variedad pero creo que no llegamos a las personas.

Luis Bononato: "Un político tiene que mirar a la persona y no el voto" 

¿Estamos en Jerez preparados para tratar los problemas relacionados con las nuevas tecnologías? ¿Alguna recomendación?

Ni Jerez ni ninguna población está preparada, porque los niños van muy por delante de los padres. A la hora de educar se hace desde el conocimiento y la experiencia, pero con el tema de las tecnologías ni el conocimiento ni la experiencia, nos dan 40.000 vueltas. Nosotros hemos hecho un estudio sobre el uso inadecuado de las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) en la provincia de Cádiz, que lo presentaremos en enero o febrero, donde daremos algunas recomendaciones. Por un lado está el tema del control. Hay determinados momentos en los que no se debería hacer uso del móvil: cuando se está comiendo, cuando se estudia, cuando hay visitas familiares… Es una forma de poner límite, que es lo que le hace falta al menor. Nos quejamos de nuestros hijos y sin embargo nosotros somos los primeros que estamos continuamente con el móvil. Que vean que dejo el móvil en la mesa o en el aparador y llevo una vida normal.

¿Cuándo se debe acudir a Proyecto Hombre en el caso de las nuevas tecnologías?

Hay indicadores, por ejemplo el centro educativo. Si el niño se duerme en clase porque ha estado con el móvil hasta tarde con el móvil; si vemos fracaso escolar porque está estudiando con el móvil. También hay que tener cuidado con el descontrol: se dan situaciones de agresividad y de falta de respeto cuando le dices a un niño que deje el móvil o el videojuego. Ese es un indicador de que algo está ocurriendo. Cuando ves que no sale y es porque está metido en la habitación y se relaciona solo a través del videojuego o internet… Son indicadores que te dicen que hay que tomar medidas.

Bononato: "Llama la atención que año tras año la provincia de Cádiz sea la que tiene más paro de toda Europa. ¿Qué es lo que pasa? ¿Hacia dónde se está mirando?"

¿Y cómo se trata eso en Proyecto Hombre?

Lo primero para nosotros, que nos vienen niños de 12, 12, 14 años, son los padres, que tienen que asumir que tienen mucha responsabilidad. Se tienen que poner de acuerdo y trabajar mucho con la pareja –en el caso de que exista- para que asuman la autoridad de que pueden reconducir la situación. Hay un proceso, por el que no pueden utilizar el teléfono móvil, después empiezan a utilizarlo pero bajo la supervisión de un adulto y después ya lo utilizan, porque entendemos que es un objeto que tienen que usar. Es un lujo el acceso a la información que tenemos, pero hay que utilizarlo de forma adecuada.

Una institución como la que preside habrá sufrido la crisis especialmente…

Cuando empezó la crisis todos los políticos decían que no se iba a poner en riesgo la salud, la educación o social. La Sanidad sabemos cómo está, si algo va mal es porque nos recibimos algo del Gobierno central. El ámbito educativo igual, no hay profesionales que se vayan incorporando, no se sustituyen las baja. Y en el ámbito social hay muchas asociaciones que han desaparecido. Los recortes siguen existiendo y una vez más, ante una situación de crisis, los más desfavorecidos siguen siéndolo aún más. Lo que pedimos es que lo importante sean las personas. Cuando un político accede a un puesto lo hace para servir a las personas. Lo que tiene que mirar es la persona y no el voto. Yo lo sigo diciendo, llama la atención que año tras año la provincia de Cádiz sea la que tiene más paro de toda Europa. ¿Qué es lo que pasa? ¿Hacia dónde se está mirando? ¿Quién es el interesado en que Cádiz no salga de esta situación de paro después de tantos años? Lo importante es la persona y creo que, desgraciadamente, no se está mirando a la persona. 

Esta entrevista ha sido realizada por Francisco Romero, María Luisa ParraPaco Sánchez Múgica y Jorge Miró.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído