discapacitados_feria_02.jpg
discapacitados_feria_02.jpg
El Papel de La Voz

Ya puedes leer pinchando aquí el nuevo número de El Papel de La Voz. Edición Las Ciudades que Avanzan.

Si quieres la revista en papel gratis en casa hazte socio anual en www.lavozdelsur.es/socios

La Feria del Caballo está siendo todo un éxito una vez más en cuanto a afluencia de público, pero hay dudas sobre si esta edición, denominada como la Feria de la Accesibilidad, cumple los requisitos que hacen honor a ese nombre. lavozdelsur.es se ha puesto en contacto con varias asociaciones y beneficiarios para conocer de primera mano sus impresiones sobre las medidas tomadas por el Ayuntamiento.

El comienzo no pudo ser mejor. Las asociaciones y colectivos con discapacidad participaron activamente en el encendido del alumbrado de la Feria del Caballo. Carmen Menacho, presidenta de Adifi, lo ha definido como un reconocimiento bonito y que agradece a la organización porque “ya iba siendo hora de que se nos haga notar, de que se nos reconozca que existimos y que estamos trabajando”. Sin embargo, deja claro que continúan teniendo los mismos problemas, por ejemplo en lo que respecta al transporte público. Según Menacho “hay muy pocos autobuses adaptados distribuidos en diferentes líneas, de forma que no se sabe si en tu línea habrá rampa o no”.

"Si han puesto más aparcamientos no lo hemos notado. El día del alumbrado nos tuvimos que ir a aparcar al quinto pino y pagando"

Con el fin de facilitar el acceso a la Feria de manera cómoda y accesible, este año el Ayuntamiento ha habilitado 220 plazas de aparcamiento para personas con movilidad reducida, ubicadas en la zona de las atracciones, y el resto en los alrededores del parque González Hontoria. Pero al parecer son insuficientes, o al menos eso opina Antonio, padre de un jerezano que se encuentra en silla de ruedas debido a un retraso psicomotor severo, usuario de Afanas El Puerto y Bahía. Según ha hecho saber a este medio, pese a la publicidad que se le ha querido dar a la Feria de Jerez resaltando su accesibilidad, una edición más se repite la misma historia. “Si han puesto más plazas no lo hemos notado. El día del alumbrado nos tuvimos que ir a aparcar al quinto pino y pagando. Además, le preguntamos a uno de los policías si podíamos pasar más cerca para dejar a mi hijo en la zona de las atracciones y nos respondió que no. Sentí una gran impotencia, no hay ni un poquito de comprensión”. La indignación de este jerezano aumenta, cuenta, cuando se cerciora de que el aparcamiento de los vehículos autorizados está más cerca de la Feria que los reservados a las personas con movilidad reducida. “¿Quiénes son los autorizados? ¿Los políticos, los amigos de los políticos…?”, espeta.

Otras de las asignaturas pendientes ha impedido a la Feria de la Accesibilidad aprobar con nota, como señala Antonio es la compactación del terreno y del albero. “Tiene bastantes baches y ondulaciones –se queja-, para ir allí necesitas una silla de ruedas todoterreno, hay sitios que se convierten en verdaderos arenales y  cuesta mucho avanzar con las sillas de ruedas”. Por otra parte, cree insuficientes el número de aseos para discapacitados –en total ocho grupos de aseos-, así como de la obligación de que exista un aseo adaptado por cada tres módulos de casetas.

"Sólo se tiene en cuenta la movilidad motora y nunca a las personas con discapacidad intelectual"

Juan Zarzuela, presidenta de Down Jerez Aspanido, es menos beligerante. Considera que la Feria de Jerez es una de las mejores en todos los sentidos. “No nos podemos quejar con la atención a la discapacidad por parte del Ayuntamiento. Hasta ahora creo que las ordenanzas municipales se han cumplido a rajatabla. Para las personas que vienen en silla de ruedas o con muletas supone una incomodidad porque lo es de por sí para todo el mundo”. Zarzuela defiende que la Feria de Jerez es una de las más accesibles que hay ahora mismo en Andalucía, aunque también considera que sólo se tiene en cuenta la movilidad motora y nunca a las personas con discapacidad intelectual. “Demandamos poder movernos por la Feria con cierta autonomía. Debería haber letreros más visibles y legibles con los nombres de las casetas, las calles o la indicación de los aseos, como ya lo comenté en su día en la Mesa de la discapacidad”, sugerencia a la que, al parecer el Ayuntamiento hizo caso omiso.

Una de las psicólogas y acompañantes de los usuarios de Down Jerez Aspanido, Elena Gil, hace hincapié en que “el hecho, a priori insignificante, de encontrarse con obstáculos a la hora de desplazarse como los escalones de las casetas o la dificultad para leer los letreros, y no poder orientarse, les puede afectar a nivel emocional y a su autoestima, especialmente cuando la Feria está dedicada a ellos”.

Sobre el autor:

btJPX1dv_400x400

María Luisa Parra

...saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído