contenedor.jpg
contenedor.jpg

El vandalismo se ha cobrado en lo que va de año 16 contenedores en la ciudad. Los últimos ardieron en la barriada de San Juan de Dios, hace solo unos días. Cada uno de estos recipientes para depositar los residuos cuesta a las arcas municipales una media de unos 1.000 euros, por lo que en este 2016 ya han tenido que desembolsarse en torno a 16.000 euros. Una factura totalmente evitable y solo imputable al incivismo de algún gamberro o pirómano. Precisamente por elllo, el teniente de alcaldesa de Sostenibilidad, Participación y Movilidad, José Antonio Díaz, confirmaba a este medio que a partir del próximo otoño está previsto que su delegación ponga en marcha una campaña de concienciación ciudadana para erradicar este tipo de actos vandálicos que tanto cuestan innecesariamente a los ciudadanos. 

En paralelo, Díaz ha asistido esta semana en Nueva Jarilla al inicio de la renovación del parque de contenedores en la zona rural de Jerez. Junto al edil han asistido el alcalde-presidente de la citada Entidad Local Autónoma, Javier Contreras; el director-gerente de Urbaser en la zona, Miguel Ángel Rodríguez Alba y el jefe técnico de ésta, Luis Ceballos. Igualmente, han asistido responsables técnicos de la Delegación Municipal de Medio Ambiente. De esta manera, se van a renovar 120 contenedores, tanto del perfil 'residuos generales' (60 unidades) como del perfil selectivo 'envases ligeros' en 15 unidades (contenedor amarillo) y papel y cartón (contenedor azul) en 44 unidades en El Portal, La Corta, Los Albarizones, Las Pachecas, San Isidro, El Torno, La Barca, Mesas del Corral, La Guareña, Cuartillos, Estella del Marqués, Torremelgarejo, La Inmaculada, Gibalbín y Nueva Jarilla.

Según ha explicado Díaz, “desde el año 2003 no se habían renovado los contenedores en Nueva Jarilla, y hemos iniciado aquí el proceso de renovación en la zona rural a través del compromiso que Urbaser tiene con Jerez. Los 75 contenedores que se renuevan de basura general y envases ligeros tienen una capacidad de 3.200 litros de capacidad, que sustituyen a los actuales de 2.400 litros”. “Estamos, por lo tanto, hablando de un aumento en su capacidad del 33%. Este tipo de contenedores que son una nueva tendencia en el sector permiten liberación de espacio, como elementos de mobiliario urbano que son, para peatones en las aceras y mayor espacio para aparcamientos en superficie”, ha añadido, para incidir en que "el objetivo es que podamos renovar otros 120 contenedores a lo largo de 2018”.

Concretamente en Nueva Jarilla se van a renovar 11 contenedores de residuos generales, 11 de envases ligeros y 4 de papel y cartón, de manera que se pasará de una capacidad actual de 65.600 kilos a 83.200 kilos. Javier Contreras, alcalde-presidente de la Entidad Local Autónoma de Nueva Jarilla, ha afirmado que "algunos contenedores estaban deteriorados y es una importante aportación porque es mobiliario urbano básico y que está integrado". El objetivo de aumentar la capacidad "con objeto de reducir mobiliario y poder recoger más residuos. La distinción de estos contenedores, además de la capacidad mayor y del espacio que pueden liberar en las aceras y calzada, está en que los colores que los distinguen en función de los residuos que deben acoger está en la tapa de cada uno".

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído