fuente_mamelon.jpg
fuente_mamelon.jpg

El 72% de fuentes públicas de Jerez permanece averiado: 36 de las 50 existentes. El gobierno dice que reparar Arenal, Mamelón y rotonda de los Casinos es prioritario.

Para que un espacio público sea habitable -que la gente quiera participar de él- hay tres aspectos que no puede olvidar quien lo diseñe: vegetación, un mínimo de mobiliario urbano y agua. A lo otro, al hormigón masivo, a la ausencia de sombra y fuentes, los expertos lo conocen como arquitectura dura. Esa que invita a no compartir la ciudad. La mayoría de zonas comunes del municipio presentan muchas carencias y casi todas en conjunto la misma: las fuentes están secas. El 72% de las fuentes de Jerez permanece averiado, según datos del departamento de Infraestructura del Ayuntamiento. Desde que accedió el nuevo gobierno municipal del PSOE se han parado 3 fuentes públicas más y una funciona parcialmente (plaza del Mamelón). Éstas se suman a las 32 que ya estaban averiadas en el anterior mandato, muchas de ellas desde hace unos dos años e incluso en algunos casos hace mucho más. 

La fuente de la rotonda de los Casinos, que se convirtió en uno de los símbolos de la anterior gestión de María José García-Pelayo al frente del Ayuntamiento al teñir su agua de añil con motivo del invento popular de la Noche Azul y Blanca, está hoy en día parada. No circula agua por sus conducciones. Unos problemas con la 'alineación de ejes' provocaron que el departamento de Infraestructura ordenara dejarla seca el pasado 20 de junio. Como ella, 35 de las 50 fuentes del casco urbano, incluyendo las existentes en el Jardín Escénico -con una total de nueve-. y la del Museo de la Atalaya. El PP ha asegurado recientemente que dejó el 95% de las fuentes funcionando, pero un informe sobre la evolución del estado de las fuentes públicas redactado por el propio departamento municipal desmienten los datos de la formación política que lidera la exalcaldesa. 

"Pronto empezamos a abandonar las fuentes y el mantenimiento de esta ciudad si a tan sólo tres meses de gobierno ya empezamos con lloriqueos", recriminaba recientemente con dureza María José Rúa, la ex edil de Infraestructura en el ejecutivo de Pelayo. Las fuentes públicas, explica el documento municipal, se mantienen con personal propio de Infraestructura: llaves, conductos, fontanería, desagües, limpieza, impermeabilización, etc. son competencia del personal de Vías y Obras (albañilería, fontanería y pintura); y la parte eléctrica (cuadros eléctricos, bombas hidráulicas, sondas...) son competencia del taller de electricidad. Una vez detectadas las averías eléctricas y mecánicas hay que derivarlas a un taller externo especializado ya que el Consistorio carece de recursos para atenderlas. Las bombas, debido a diversos factores como una suciedad excesiva de los vasos, su sobrecalentamiento, trabajo fuera de régimen óptimo de bombeo..., provocan averías que en la mayoría de los casos por su elevada cuantía terminan por no repararse. Eso en parte explica tal acumulación de fuentes en mal estado a lo largo y ancho de la ciudad. 

El PP asegura que dejó el 95% de fuentes funcionando; el PSOE replica que solo se han averiado 3 de las 36 desde que gobierna.

La más significativa sin duda es la del que debería ser salón noble de la ciudad, la plaza del Arenal. La reparación de ésta, junto con Casinos y Mamelón, es objetivo prioritario del gobierno municipal, que entiende que actualmente ofrece una imagen lamentable para los cientos de visitantes que llegan a la ciudad y para los propios jerezanos. Su arreglo no es barato, ha asegurado a este medio el responsable político del área, José Antonio Díaz: un presupuesto de unos 60.000 euros para un Ayuntamiento con problemas para llegar a fin de mes es "un obstáculo, pero haremos lo posible por repararla cuanto antes". Hay casos sangrantes lejos del corazón principal de Jerez.

Los vecinos de Los Villares, una de esas urbanizaciones horizontales creadas en pleno boom inmobiliario, llevan años sin sus fuentes públicas en funcionamiento pese a que como el resto de jerezanos pagan sus impuestos. Allí se cuentan 8 de las 36 fuentes inutilizadas. Los casos son muy variopintos, pero esta imagen general por toda la ciudad forma parte del hundimiento en la prestación de los servicios públicos de los últimos años, especialmente a raíz de la crisis. Ha habido fuentes como las de la calle Ancha, dedica a Álvar Núñez Cabeza de Vaca, que se repararon en el anterior mandato y volvieron a averiarse. Y hay casos tan simbólicos como que una fuente que se denomina Monumento al agua, en la avenida de Europa y creada para conmemorar la traída del agua potable a la ciudad en 1869, carezca de líquido elemento en su vaso como consecuencia de una rotura en 2013. Visto lo visto, Jerez es la ciudad del paro pero en casi todos los sentidos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído