IMG-20141030-WA0005.jpg
IMG-20141030-WA0005.jpg

Vecinos afirman que los hechos ocurrieron junto a un parque infantil, cuando un desconocido, a bordo de un coche negro, ofreció caramelos a una menor, de siete años, para que se montara en el vehículo.

Eran en torno las seis de la tarde en la barriada rural de Las Pachecas cuando saltó la alarma. Un lloro sobresaltó a varios padres que tomaban café en la terraza de un bar mientras sus hijos jugaban en un parque infantil, a escasos metros de ellos. El lamento venía de una niña, que se fue corriendo a donde estaban los adultos.

De pronto, un coche negro, desconocido en Las Pachecas, hizo dudar a todos. Lo notaría el conductor del vehículo, que entre el llanto de la niña y viendo que había sido visto por los padres, emprendió la huida.

Todo fue rápido. El desconocido, según relata Sonia Busto, delegada de alcaldía de la barriada, le ofreció caramelos a la niña, de siete años, a cambio de que se montara en el coche. Busto afirma que en Las Pachecas el suceso ha caído como una bomba, según relata la delegada de alcaldía, Sonia Busto, ya que recuerda  que "esto es una barriada tranquila y cosas así no te las esperas".

La delegada afirma que tanto la menor como los padres "están muy asustados", aunque de momento no han interpuesto denuncia alguna. Así y todo, la Guardia Civil ha acudido a Las Pachecas, tras recibir llamada de la delegada rural, y ha pedido colaboración a los vecinos si ven cualquier coche desconocido, para que lo pongan en conocimiento de la Benemérita.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído