4autobus_linea_10.jpg
4autobus_linea_10.jpg

El Ayuntamiento abre una investigación interna para determinar las causas de un accidente que deja 14 heridos leves.

Un grave fallo estructural de uno de los autobuses de la flota urbana de Jerez, en concreto de la línea 10, ha estado a punto de provocar una grave tragedia. Afortunadamente, como ha señalado el Ayuntamiento en una nota de prensa, gracias a la mañana del chófer que en ese momento cubría la ruta el accidente no llegó a mayores, aunque haya que lamentar hasta un total de 14 personas heridas de forma leve, según asegura el servicios de Emergencias Sanitarias 112. A las 13:20 horas de ayer se cayó la parte delantera abatible del techo de un autobús urbano a su marcha por plaza de Las Marinas y justo en la zona del conductor. Éste se vio obligado a dar un giro inesperado y a detener la marcha. "Su pericia ha impedido que el vehículo, que en todo momento estuvo bajo su control, impactara contra otros vehículos y que llegara a sobrepasar la acera", han relatado en la nota de servicio remitida por el Consistorio jerezano.

Los técnicos responsables del citado servicio municipal se han personado en el lugar de inmediato y tras bajar los usuarios del autobús, el vehículo ha sido conducido hasta las cocheras ubicadas en el Polígono Industrial El Portal. Según los datos disponibles hasta el momento, en torno a 14 personas se han visto afectadas como heridos leves por tal incidencia. Asimismo, el Ayuntamiento ha abierto una investigación interna para esclarecer la causas de tal incidencia, cuyos primeros indicios apuntan a que las vibraciones constantes del vehículo en su servicio pudieran haber provocado el endurecimiento y rotura de sus juntas con las otras zonas del techo, compuestas de goma. Además, cabe reseñar que en esta parte se encuentra el sistema electrónico de telecomunicaciones del autobús. No obstante, ha podido saber este medio, es la primera vez que hay un fallo de este tipo en la flota y la decisión inmediata es proceder a revisar todos estos techos en el conjunto del servicio de transporte urbano. 

Que los autobuses urbanos de Jerez están de pena no es desgraciadamente ninguna novedad. Las averías se suceden, los calentones y las roturas, cuando no ha sucedido incluso que algún vehículo de la flota ha salido ardiendo en pleno servicio. El gobierno municipal ha anunciado en varias ocasiones en lo que va de mandato la petición de fondos europeos para iniciar la renovación del transporte público en la ciudad, pero por ahora no hay novedad al respecto. La cuestión es prioritaria. Según los datos del Ayuntamiento, en la actualidad la flota de los autobuses está conformada por 55 vehículos —muchos de ellos adquiridos de segunda mano al Ayuntamiento de Madrid por el gobierno de Pelayo —, que tienen una edad media de 12 años. El 62% de los mismos cuenta con más de 15 años. Es decir, son vehículos con matrículas anteriores a 2001.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído