captura_de_pantalla_2015-07-16_a_las_11.54.30
captura_de_pantalla_2015-07-16_a_las_11.54.30

El proyecto 'Urban Audit' escanea a fondo los niveles sociales y económicos de las grandes ciudades europeas, entre ellas Jerez. Entre 2010 y 2014, el municipio se ha vuelto más viejo, más pobre y más precario. 

Más de una treintena de indicadores para chequear socioeconómicamente a un municipio que no ha dejado de crecer en número de habitantes: de 208.896 a 212.226 en un lustro, un 1,6% más en plena crisis. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado recientemente las conclusiones del informe Urban Audit, un proyecto europeo que pretende recoger información sobre las condiciones de vida en las ciudades de la Unión Europea y los países candidatos a entrar en la comunidad. Puesta de relieve la alarmante tasa de paro que presenta Jerez, una de las más elevadas de España, la mayor si se amplía el radio de acción a su área metropolitana de influencia, el informe arroja multitud de datos y cifras llamativas sobre la vida en la ciudad y la evolución de esos mismos indicadores entre 2010 y 2014, en plena depresión social y económica. Todo un escáner en profundidad.

¿Ganas 19.496,62 euros al año? ¿Tienes casi 40 años? ¿Vives en un hogar con entre dos y tres miembros? Son las medidas estadísticas que refleja el informe en relación con la ciudad. En el primer caso, hablamos de renta media anual en los hogares. El dato es, en todo caso, de 2012 -no aparecen en el estudio 2013 y 2014 en este indicador-, por lo que la renta aún podría ser más baja. Entre 2011 y ese año el descenso en el poder adquisitivo de los hogares jerezanos ya fue de un 5,6%.

La edad media de la población ha subido en los últimos cincos años de 38,29 a 39,5 años.

Urban Audit también escanea el perfil medio del residente en Jerez: la edad media de la población ha subido en los últimos cincos años de 38,29 a 39,5 años. Los mayores de 65 años crecen de una proporción de población del 13,14% sobre el total a 14,38% registrado en 2014. Y el porcentaje de natalidad pierde la partida frente al de la tasa de mortalidad. O sea, Jerez es más vieja y más pobre desde 2010.

La cuestión de la vivienda no es baladí en el estudio. Los hogares están ahora algo menos habitados, pues en cinco años se ha pasado de una media de 2,81 personas por hogar a 2,66. Apenas 21 de cada 100 hogares son ocupados por una sola persona. Más de 10.000 viviendas (11,1% del total) están vacías. Ya saben, gente sin casas y casas sin gente. Del mercado laboral, siguiente epígrafe, poco más que añadir a lo ya dicho desde hace años: la ciudad está demasiado parada.

La proporción de ocupados entre 20 y 64 años sobre la población activa -un dato quizás menos conocido- ha sufrido un brutal descenso en la horquilla de análisis: del 70,15% que se registra en 2010 se ha pasado a un 58,29%. Ni 60 de cada 100 personas en edad de trabajar lo hacen, 12 puntos menos que hace un lustro. El empleo industrial es casi testimonial. El poco trabajo que hay se centra eminentemente en los servicios. Nada nuevo, por otra parte. ¿El futuro social y económico? Urban audit habla bien de Jerez en materia de turismo: más plazas hoteleras y más ocupación en dichas plazas. O cambian mucho las cosas o más precariedad y temporalidad es lo que se puede esperar en los cinco años siguientes. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído