dscf2599_copia
dscf2599_copia

La salida de Foro Ciudadano de la Corporación municipal provoca que, por primera vez desde 1979, el pleno no cuente con la presencia de una manera u otra de Pedro Pacheco, que dejó de ser concejal en 2013, ni ninguna de sus marcas políticas.

Lo que comenzó en 2009 como un foro de debate acabó convirtiéndose en un partido político que hoy, 48 horas después de las elecciones municipales, tiene un futuro incierto. ¿Era posible Foro Ciudadano sin Pacheco? Echando una mirada a los datos de los últimos comicios, en los que la formación liderada por Raúl Ramírez consiguió 2.952 votos, 10.811 menos que en 2011 -primera vez que la formación se presentaba a unas municipales- la respuesta ha resultado ser rotunda: No. “Esto sólo ha hecho empezar. Cuando nadie daba un duro por el Foro, resulta que va a ser el fuerte que va a contener a la derecha”, defendía un eufórico Pedro Pacheco aquella noche electoral de hace cuatro años. A pesar del triunfo del PP, su alegría no era para menos. Su partido se estrenaba con cuatro concejales y un diputado provincial.

Pero pronto comenzaron a torcerse las cosas. Apenas un mes después de las elecciones, y con la legislatura ya empezada, desavenencias con la dirección del partido hacían que la número cuatro de la candidatura, Carmen Nieves Torres, anunciara su marcha de Foro para pasar a ser concejal no adscrita. “Me han hecho el vacío en el partido, no han contado conmigo para nada”, justificaba Torres por entonces, que en octubre de 2012 dejaría su acta de concejal, que tomaría otro histórico del pachequismo, José López. Foro volvía a tener cuatro concejales en el pleno.

En junio de 2013 volvía a tambalearse el partido. Con Pacheco recién condenado a cuatro años de prisión y a ocho de inhabilitación por los delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos, y aunque todavía esperaba el fallo del Supremo (que a la postre volvería a ser condenatorio), el pleno del Ayuntamiento, con el único voto favorable del PP, lo cesaba como concejal. Se aplicaba así la ley electoral que impide que un edil inhabilitado permanezca en su cargo aún no existiendo una sentencia firme. Junto al exalcalde, a José López, también condenado en el mismo caso, se le retiraba su acta de concejal. Ambos eran sustituidos por Daniel Gómez y Manuel Rosa, que también se hacía cargo de la coordinación del proyecto.

En 2014, con Pacheco ya alejado de la primera línea política en tiempos en los que peleaba por evitar la prisión, se celebraban las primarias del partido, que dejaban a Raúl Ramírez, otro viejo conocido de los gobiernos pachequistas, como candidato para las municipales. “Foro no se detiene, algo se mueve en la ciudad y la ciudadanía cada vez lo percibe con más fuerza. Es el empuje de una fuerza municipalista, 100% jerezana, con un gran equipo y con las recetas claras que necesita Jerez para reiniciarse, para volver a ser esa ciudad de la que estábamos tan orgullosos”, proclamaba por entonces Ramírez. Además, de cara a los comicios, al partido se incorporaban Francisco Benavent, que había sido concejal del PSOE en la etapa de Pilar Sánchez, y Manuel Becerra, exalcalde socialista de Guadalcacín.

Pero las cosas para Foro siguieron torciéndose ya en este 2015. En enero volvía a quedarse con tres representantes en el grupo municipal al anunciar José Ramón Alonso que abandonaba la formación, aunque manteniendo su acta de concejal. Era prácticamente el último revés previo a una campaña electoral en la que Raúl Ramírez defendió ante todo su experiencia en gobiernos municipales y su conocimiento de los problemas de Jerez para ponerles solución.

Sin embargo, a la vista de los resultados obtenidos, está claro que algo ha fallado en Foro. Quizás el no poder mantener un discurso nuevo y de tú a tú con las fuerzas emergentes; quizás el hecho de que a pesar de su aún relativa juventud algunos lo consideran ya una cara demasiado vista dentro de la oferta política jerezana; quizás porque perdió los apoyos tradicionales en el Ayuntamiento por el voto útil para unos y otros. Pero sobre todo, la sensación última es que un partido al que muchos aún relacionan con Pacheco, para bien o para mal, no puede concebirse sin él.

La primera Corporación sin Pacheco

Tras 36 años de democracia, esta legislatura será la primera en la que en el pleno del Ayuntamiento de Jerez no habrá ni rastro de pachequismo, algo inédito hasta ahora. Desde que un joven Pedro Pacheco fuera proclamado alcalde en 1979 y hasta que dejó de ser concejal en junio de 2013 pasaron 34 años, tras los que su estela siguió en la Corporación con la marca de Foro Ciudadano, el quinto partido en el que estuvo durante su dilatada trayectoria política, tras militar en el PA, PSA, ASA y PAP.

Con tan solo 29 años llegó a la Alcaldía de un Jerez que poco tiene que ver con el de ahora. De su gestión destaca la construcción del Circuito de Velocidad, la recuperación del Villamarta, el Parque Agroalimentario, la elevación del ferrocarril y un enorme puñado de frases que son recordadas por todos los jerezanos, como “la justicia es un cachondeo” (tras suspenderse el derribo del chalé de Bertín Osborne), que sacó a la calle a más de 30.000 jerezanos para evitar que lo inhabilitaran. Su “me encanta Jerez” y las lindezas dedicadas a otros políticos (llamó “prevaricador” a Alejandro Rojas-Marcos y “cuartelera” a Pilar Sánchez) también han marcado su carrera política.

Pero no supo retirarse a tiempo. Es la conclusión a la que llegan muchos jerezanos. En 2003 perdió sus primeras elecciones municipales. Empató a concejales con el PSOE (nueve) y pactó con el PP, que tenía uno menos. Aquello, al parecer, no era para María José García-Pelayo un "pacto de perdedores". Los populares ocuparon la Alcaldía dos años, el tiempo que Pelayo tardó en destituirlo. El pacto, por el que Pacheco debía gobernar la segunda parte de la legislatura, se rompió ante la negativa de la popular a ceder el bastón, y el líder del PSA apoyó una moción de censura con el PSOE para proclamar como alcaldesa a la socialista Pilar Sánchez.

Con la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) bajo su mando -era primer teniente de alcalde-, Pedro Pacheco aumentó la deuda municipal desmesuradamente. De 200.000 euros en 2001, la GMU pasó a deber 77 millones apenas seis años después, un agujero en las arcas municipales que hizo mella en el Ayuntamiento cuando éste absorbió este organismo instrumental tras su liquidación. Sus predecesoras, tanto Pilar Sánchez como María José García-Pelayo, no contribuyeron con su gestión a disminuirla y ahora la bola de la deuda consolidada sobrepasa los 1.000 millones. Sobre la regidora popular incluso planea la sombra de la Gürtel por contratar supuestamente de forma irregular a empresas de la trama de Correa para espectáculos de Fitur 2004. Sánchez, que ha sido recientemente absuelta por el caso desvío de fondos -la condena era de dos años de prisión-, tiene otras causas abiertas como la del PTA, además de una imputación en la operación Edu.

Luego llegaron las elecciones de 2007. Tras la época de pactos, que muchos jerezanos recuerdan ahora con pesar y que la Justicia está investigando de una u otra forma, la socialista Pilar Sánchez arrasó en las urnas logrando 15 ediles y relegando al PSA a tercera fuerza política en el Ayuntamiento, en una legislatura en la que Pacheco ni tomó posesión del acta de concejal. En las siguientes elecciones, las de 2011, estuvo al frente de Foro Ciudadano, su último experimento político, en el que nunca militó, que obtuvo cuatro concejales y que ahora se ha quedado fuera del pleno. Tras el batacazo electoral, se dejará pasar el verano como tiempo de reflexión. Y luego el tiempo dirá si Foro seguirá dando guerra o acabará su aventura política, aunque alguno ya lo predijo hace justo siete meses, cuando Pacheco, el inmatable, cruzaba las puertas de Puerto III condenado por dos enchufes. Comoquiera que fuese, Raúl Ramírez proclamó la pasada noche electoral su convencimiento de que "hemos estado con la gente en los barrios estos años y hemos ayudado a alejar a la derecha del Ayuntamiento. Eso no nos lo quita nadie".

Sobre el autor:

Francisco Romero

Licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Antes de terminar la carrera, empecé mi trayectoria, primero como becario y luego en plantilla, en Diario de Jerez. Con 25 años participé en la fundación de un periódico, El Independiente de Cádiz, que a pesar de su corta trayectoria obtuvo el Premio Andalucía de Periodismo en 2014 por la gran calidad de su suplemento dominical. Desde 2014 escribo en lavozdelsur.es, un periódico digital andaluz del que formé parte de su fundación, y con el que obtuve en 2019 una mención especial del Premio Cádiz de Periodismo.

… saber más sobre el autor

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído