José García, que se acogió hace cinco años al ERE del PP, vuelve a liderar la CGT. Azote de Pilar Sánchez y, en la primera parte del anterior mandato, de Pelayo, un tribunal administrativo acaba de desestimar su primera ofensiva contra el gobierno del PSOE por querer contratar abogados externos.

"Fíjate cómo estará el sindicalismo que han tenido que volver a recurrir a mí", confiesa con su habitual tono irónico el veterano José García González, Pepe ‘el largo’, como todos le conocen en el ruedo municipal jerezano, a sus 67 años de edad. Al otro lado del teléfono, más de un lustro después de dejar el cargo y de jubilarse de su puesto de trabajo en el Ayuntamiento —al acogerse al ERE que promovió el PP por ser entonces mayor de 59 años—, concede su primera entrevista después de volver a ponerse al frente, en junio pasado, de la secretaría comarcal de CGT. "Vinieron y me dijeron que si estaba dispuesto a asumir la secretaría; estoy retirado del Ayuntamiento, jubilado, pero no muerto, y si a uno le queda algo de inquietud, aunque de salud no ande muy bien, he asumido el tema e intento responder".

Si García como líder de CGT en Jerez —entre 2009 y mediados de 2012— y delegado sindical fue un auténtico látigo contra las ex alcaldesas Pilar Sánchez y, en la primera parte del anterior mandato, contra García-Pelayo, su primera andanada frente a la actual regidora, la socialista Mamen Sánchez, ha sido firmar a primeros de diciembre pasado ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Cádiz, organismo dependiente de la Diputación, un recurso especial contra el anuncio y los pliegos de condiciones de un concurso promovido por el actual equipo de gobierno del PSOE para contratar un servicio jurídico externo. Concretamente, un servicio para la defensa y representación jurídica del Ayuntamiento de Jerez y asesoramiento jurídico en la gestión de Recursos. Por ambos contratos, el Consistorio va a destinar en dos años 149.943,2 euros y la actuación se justifica en los problemas para cubrir las plazas de letrados del gabinete jurídico municipal ante la ausencia de personal funcionario (como lo fijó la RPT que se aprobó en el anterior mandato).

Entre las cuestiones que se planteaban en el referido recurso especial presentado por los anarcosindicalistas jerezanos, muchas de las cuestiones de índole administrativa o procedimental, García suscribe que es "difícilmente justificable que una administración con 50 técnicos licenciados en Derecho y, al menos, nueve de ellos con acreditada experiencia en tribunales, y sometida a un plan de ajuste, requiera contratar externamente los servicios pretendidos, cuando simplemente lo que habría que hacer es corregir la RPT". "No estamos de acuerdo con que se privaticen servicios del Ayuntamiento, el que esté de acuerdo, está en su derecho también", matiza en conversación con este medio. El Tribunal, que ha levantado la suspensión cautelar del procedimiento, que seguirá adelante, ha desestimado el recurso porque, entre otras cosas, figura como demandante un sindicato denominado Utopía, que no guarda relación con “los intereses relacionados con el objeto del contrato que se impugna”.

"Con el gobierno del PP se perpetraron las mayores pérdidas de derechos laborales de la plantilla municipal en la historia del Ayuntamiento", recuerda el ejecutivo socialista

Pero García lo explica: "Es solo un apellido que hemos decidido ponerle al sindicato confederado y que algunos han utilizado malévolamente, no sé por qué intereses políticos; continuamos siendo CGT, con los mismos afilados ("unos 600 en Jerez", con mayoría en el personal laboral del Consistorio), la misma representación municipal, los mismos postulados ideológicos y los mismos defectos, pero tal vez algunos no entiendan ese concepto de ‘utopía’ porque no lo practican". En todo caso, aunque asegura que el sindicato se reserva otro tipo de medidas judiciales, ya anuncia que no acudirá a la vía del contencioso-administrativo ante el TSJA, la que ha abierto la citada resolución del órgano dependiente de la Diputación, porque "eso nos llevaría a una vorágine de papeleo y aportaciones para un proceso, además, muy lento, de dos o tres años". Aquí, afirma que "jamás podía imaginar que esta mujer superaría a Pilar Sánchez en línea de trabajo y falta de diálogo. Cuando pusieron a García-Bermúdez (Juan Manuel) al frente de las relaciones sindicales en la nueva ejecutiva del PSOE, pensaba, como le conozco, que hablaríamos los temas antes de evitar entrar en guerra, una línea de apertura, de reconducir las cosas, pero de momento solo se ha reunido con CCOO y UGT, y a nosotros ni nos ha llamado. Parece ser que la actual alcaldesa está mal asesorada y se incentiva el enfrentamiento. Lo digo sin acritud, pero desde Presidencia se está jugando un papel muy negativo".

"Defendemos nuestro sindicato, tenemos buenas intenciones, pero no somos sectarios y asumimos que, en ocasiones, no acertamos"

Desde el gobierno socialista, en cambio, han mostrado su satisfacción, ya que con la resolución del tribunal gaditano, "las cosas se hayan puesto en su sitio, aunque teníamos la seguridad de que así sería, por cuanto el procedimiento se ha llevado a cabo con estricta sujeción a la legalidad y, en el Ayuntamiento ya estamos acostumbrados al boicot sindical que viene llevando a cabo algunos sindicatos, que en la anterior legislatura permitieron todo". Eso, aseguran, "aunque con el gobierno municipal del PP se perpetraron las mayores pérdidas de derechos laborales de la plantilla municipal en la historia del Ayuntamiento; y en la actual, que se está pretendiendo regularizar todo con mucho esfuerzo, estos sindicatos están dispuestos a interferir en la gestión municipal como sea. En este sentido, hay que preguntarse, ¿por qué no recurrieron, entre otras muchas cosas, las contrataciones de despachos de abogados hechas por el gobierno de la señora Pelayo, incluso algunas con claro incumplimiento de la legalidad?".

Trasladamos la pregunta a José García. ¿Qué piensa de los bufetes externos que contrató el PP, de los más de 200.000 euros que gastaron en despachos de abogados para llevar a buen puerto su ERE, defenderse de las demandas individuales de los afectados, o, incluso, para obviar un informe desfavorable del gabinete jurídico municipal en relación con la RPT? "Recuerdo, y no es que lo justificase, que en el tema del ERE, por ejemplo, iba a ser terriblemente complejo que un gabinete jurídico interno tuviese que lidiar con este marrón. En cuanto a lo demás, lo rechazamos igualmente, pero lo que sí te digo, con independencia de que los procedimientos sean correctos o no, y eso lo tendrán que dictaminar las instancias oportunas, es que recurrir a un gabinete jurídico externo nos parece una contradicción gravísima desde el punto de vista económico porque, además, entendemos que aquí hay algo más, y es que de esta manera el equipo de gobierno tendrá mayor facilidad para amañar cualquier procedimiento que se lleve a cabo".
"En cuanto al tema del PP y las cosas que hizo —agrega—, pues hicimos acciones contra el PP, y en otras situaciones permanecimos callados dependiendo de las circunstancias, de la fortaleza del sindicato... a veces se han producido situaciones en el Ayuntamiento donde la CGT ha estado a la altura y en otras, no. Defendemos nuestro sindicato, tenemos buenas intenciones, pero no somos sectarios y asumimos que, en ocasiones, no acertamos". Lo que sí es evidente, puntualiza, es que "en las actividades sindicales respondemos a unas estrategias y estas se llevan a efecto dependiendo de los momentos y las respuestas que te van dando quienes gobiernan". 

El papel de la CGT en el ERE del PP

A toro pasado, ¿las cosas pudieron ser de otra manera, ha reflexionado sobre el papel de CGT en el ERE municipal? "Los enemigos es normal que tengan una utilización torticera de los temas, pero te digo que, primero, no coincido con la actuación del PP y de Pelayo de haber hecho ese ERE. Tenían posibilidades de haberse liberado de carga de personal con un acuerdo con trabajadores concretos, mayores de 59 años, sin perjudicarles. Y luego te digo que la CGT debería haber capitaneado un movimiento con el resto de sindicatos, especialmente con Comisiones, para haber tumbado esto. ¿Por qué no lo hicimos? Porque entendemos que CCOO nos tiene acostumbrados a traicionarnos y a no moverse, y a las pruebas nos remitimos. Ya tuvimos la triste experiencia con los 17 despedidos de la GMU en 2007, donde CCOO se alineó con Pilar Sánchez, me lincharon y llegaron a decirnos que teníamos nuestro merecido. Todo esto, desde luego, facilitó que el PP trabajara más suelto de manos".

"La CGT debería haber capitaneado un movimiento con el resto de sindicatos, especialmente con Comisiones, para haber tumbado el ERE. ¿Por qué no lo hicimos? Porque entendemos que CCOO nos tiene acostumbrados a traicionarnos y a no moverse"

¿Eso no es muy irresponsable y egoísta por parte de los sindicatos? Al final los afectados están en la calle. "La interpretación tiene su lógica, pero todos hemos tenido razones en nuestra actuación, y te las estoy explicando. Si soy consciente de que tú no vas a dar un paso y vas a ser una rémora y un lastre para buscar una salida alternativa, como nosotros defendíamos, cómo confío en ti? Entiendo que la opinión pública tenga referencias mías negativas porque no entendía nuestra postura o mi postura, pero estoy convencido de que si más de uno de los que se mueve en el orden político, sindical o vecinal en la ciudad hubiese venido a preguntarme por eso, habría cambiado su percepción; no para darme la razón, sino para entender mi postura, porque yo me tiré para salvar a otros".

Presente y futuro

A partir de aquí, insiste en la necesidad de "mantener las diferencias que mantenemos en la ciudad, sin generar una actitud de animadversión permanente y de enfrentamiento en los límites a los que se ha llegado en el orden sindical, político, periodístico y del que sea. No se puede reclamar que la alcaldesa limpie más las calles si luego ves a alguien que tira una cáscara de plátano al suelo; haría falta generar un debate donde los responsables de las instituciones que sea mantengamos un discurso donde pongamos énfasis en las diferencias sin estar en esta crispación permanente o en ir a la guerra abierta". El año que viene el Ayuntamiento volverá a celebrar elecciones sindicales y desde CGT, que renovó en febrero de 2015 su mayoría entre el personal laboral, ya se prepara la cita. García ya anticipa: "Es necesario hacer un esfuerzo por conectar con el personal a pie de calle, es algo que hay que fortalecer. Ni cuando ganamos es que todo lo hacemos bien, ni cuando perdemos lo hacemos todo mal, concurren muchas circunstancias".

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído