Una de las pintadas de LGTBIfobia en una de las calles de Jerez.
Una de las pintadas de LGTBIfobia en una de las calles de Jerez.

"Siguen sin sanear las calles", denuncia Luis Alfonso Caravaca, activista de Jerelesgay y Ganemos Jerez, a lavozdelsur.es. No obstante, el teniente de alcaldesa de Infraestructuras, José Antonio Díaz, asegura que "hay un equipo de Urbaser que está permanentemente quitando estas pintadas" LGTBIfóbicas de las calles de Jerez. "Varios vecinos denunciaron que había pintadas en la barriada La Constancia. Las pintamos antes de Feria y han vuelto a pintarlas con los mismos mensajes", informa Díaz.

Hace cuatro meses, concretamente desde el pasado 15 de febrero, que las calles de Jerez están revestidas de mensajes contra el colectivo LGTBI. Las sedes de partidos como Podemos e IU Jerez, el edificio de los sindicatos, el comedor de El Salvador, los juzgados o incluso el Ayuntamiento de Jerez amanecieron con pintadas del tipo “No más guarros comunistas”, “No LGTB”, “No a la depravación”, "LGTBI fuera de las aulas", todos realizados con botes de grafiti de color negro.

A la semana de este acto delictivo que promueve la LGTBIfobia, un joven jerezano denunció a través de las redes sociales que cuatro menores le partieron la nariz al grito de "esto por maricón". Cuando hizo pública la supuesta agresión que sufrió, el joven expresó que “me duele ver que toda mi ciudad está llena de pintadas que dicen ‘LGTBI NO’ y que nadie haga nada por borrarlas”. En este sentido, según Caravaca, la petición sigue en el aire. Y como cuenta el teniente de alcaldesa, desde el Ayuntamiento se sigue trabajando en el adecentamiento de estas calles que hacen apología de la homofobia y la transfobia.

"¿Qué impresión de fascistas damos?", se pregunta Caravaca, que vuelve a poner el foco mediático en este asunto. "La única pintada que han quitado ha sido la del Ayuntamiento", afirma, al tiempo en que enumera algunas calles de Jerez que siguen albergando este tipo de mensajes: la estatua de Ramón de Cala, el centro social de San Telmo, el CEPER El Aljibe, el CEIP Vallesequillo, calle Pollo, Vicario, San Antón, Pozuelo, Encaramada, Oropesa... Sin embargo, José Antonio Díaz manifiesta a este digital que cada vez que reciben una alerta de una calle con pintadas LGTBifóbicas, el gobierno municipal actúa para eliminarlas "a través de pinturas o con una máquina de presión si se trata de una pared de piedra".

"El colegio Al-Andaluz, antiguo colegio Franco, está siempre lleno de pintadas y el parque Atocha igual. Existe un mal endémico y es que hay un grupo fascista que está pintando y demás, es siempre el mismo, porque la letra no cambia. Por eso hay un grupo dedicado a esto, porque es una constante en la ciudad. Y los jefes de la Policía Local y Nacional están al tanto de ello", señala Diaz.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído