alcaldesa_firma_con_la_caixa.jpg
alcaldesa_firma_con_la_caixa.jpg

El gobierno saliente del PP deja un Consistorio sin Presupuesto para el presente ejercicio y sin Cuenta General de 2014 aprobada, aunque alcanza a dos días de las pasadas elecciones un acuerdo con siete entidades bancarias para acogerse al Fondo de Ordenación del Gobierno para reducir gastos financieros en ayuntamientos asfixiados.

En el primer trimestre de este año han crecido los impagos municipales, han aumentado los gastos de personal y se ha disparado la morosidad con los proveedores del Ayuntamiento. Pese al discurso oficial en la recta final del mandato de la alcaldesa en funciones, María José García-Pelayo, que hablaba de orden en las cuentas municipales, la situación financiera vuelve a ser más que complicada, hasta el punto de que el tesorero, en su primer informe trimestral de este 2015, alerta de un "momento crítico" en los pagos a partir del próximo mes de agosto. "De una proyección al resto del año partiendo del saldo del ordinal, se deduce que el mismo previsiblemente se agotará en el mes de julio, estimando una media mensual de pagos de 3.225.000 euros, siendo a partir de agosto un momento crítico de la tesorería en que habrá que destinar recursos que hoy se emplean en otras finalidades a atender pagos de acreedores públicos si se desea mantener la situación de corriente con los acreedores públicos", manifiesta la Tesorería Municipal en el referido informe al que ha tenido acceso lavozdelsur.es.

Con fecha 29 de abril pasado, el tesorero detalla, en relación con los ingresos, que la Junta de Andalucía pagó 4,1 millones más de lo que  se esperaba, un dato que casa muy mal con las permanentes críticas vertidas por Pelayo hacia la administración autonómica. Pero es que en cambio, en cuanto a los pagos a proveedores se pone en evidencia que la gestión económica del PP está muy lejos de ser ejemplar. Entre enero y marzo de este año se han pagado 4,3 millones de euros menos de los previstos en el Plan de Tesorería de 2015 y se ha aumentado el periodo medio de pago a proveedores en un 71%, pasando de una media de 88,11 días en enero a 150,66 días en marzo. Conviene recordar que el periodo medio de pago establecido por ley contra la morosidad de las administraciones públicas es de 30 días. En cuanto a los pagos de cuotas de préstamos bancarios, el informe expone que se han dejado de pagar 1,6 millones de euros, entrando en mora.

Lejos de la normalización en las cuentas, la situación económica-financiera del Ayuntamiento es, a punto de inaugurarse la décima legislatura de la historia democrática reciente, rocambolesca. No hay Presupuesto municipal para el ejercicio en curso aprobado y ni tan siquiera se conoce la Cuenta General de 2014, por lo que el volumen global de deuda actualizado a 31 de diciembre pasado es un misterio que Pelayo ha ocultado hasta las municipales. A finales de marzo pasado, y sin contar ni siquiera con el beneplácito formal de los bancos implicados en la operación -solo 2 de 12 habían aceptado-, un pleno extraordinario y urgente aprobó, con el voto favorable en solitario del PP el necesario Plan de Ajuste -cuarto en tres años- para la adhesión del Ayuntamiento al Fondo de Ordenación que el Real Decreto-ley 17/2014, de 26 de diciembre, ofrece a las entidades locales que se encuentren en situación de riesgo financiero. Éste es el caso evidente de Jerez, que tiene una deuda con las entidades financieras de 506,6 millones de euros, según los datos del Ministerio de Hacienda. Un 415% superior a la de hace un lustro debido, principalmente, a los famosos planes ICO de pago a proveedores, que sirvieron para traspasar deuda comercial a financiera.

Sobre la campana, el último día de campaña electoral, la junta de gobierno local aprobó la formalización con siete entidades bancarias de la reducción de los tipos de interés recogido en el citado fondo de ordenación, lo que automáticamente fue vendido por el PP ante la opinión pública como una mejora sustancial de la tesorería municipal, dando por hecha una inyección de liquidez. No obstante, fuentes municipales señalan a este medio que nada más lejos de la realidad, ya que lo que se ha conseguido es una carencia en los vencimientos financieros durante el segundo semestre de año, pero no necesariamente mayor liquidez, tal y como ya advierte el informe de la Tesorería al que se refiere esta información. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído