El sindicato del 092 dice que no se puede reforzar la vigilancia ante la falta de medios

druid_policia_local_junio_2013_5_.jpg
druid_policia_local_junio_2013_5_.jpg

Desmiente al gobierno municipal, que anunció un aumento de la presencia de la Policía Local para evitar los nuevos focos de botellón y vandalismo en el centro histórico.

El Sindicato Independiente de la Policía Local de Jerez (SIP) afirma sentirse "sorprendido" ante el anuncio del Ayuntamiento de reforzar la vigilancia en determinadas zonas de la ciudad, tales como calle Francos, antiguo Cine Astoria, calle Bodegas y Alameda Vieja, destacándose el envío de una dotación policial a cada distrito de la ciudad para que, mediante continuas rondas de vigilancia, actúe en la prevención de delitos.

Ante esto el SIP señala en un comunicado que lleva meses denunciando la "más que precaria situación del parque móvil policial", la cual, apuntan "sólo permite dos vehículos radiopatrullas para atender los servicios que surjan en toda la ciudad". Esta situación, afirma el sindicato "hace que se disminuya considerablemente nuestra labor de calle, al resultar imposible realizar con normalidad las rondas de vigilancias y controles preventivos de velocidad o alcoholemia necesarios para una ciudad con la extensión y población" como Jerez. 

Igualmente, el SIP critica que, debido a esta carencia de medios, se ha producido un "aumento del tiempo de respuesta ante un determinado requerimiento, bien porque dicha unidad se encuentre lejos de la zona requerida o porque esté ocupada en otra intervención". De esta menrra, afirma que "es incierto" el que cada distrito de la ciudad disfrute de una dotación que realice continuas rondas de vigilancia, ya que "actualmente se carece de la más absoluta movilidad necesaria para poder realizar tales tareas, debiéndose para ello colocar una dotación policial en cada esquina, algo harto difícil si padecemos una merma que roza los 90 agentes, al no convocarse oposiciones desde el año 2007, momento este que en el que se disponía de unos 330 agentes, frente a los 290 actuales, de los cuales hay que descontar más de 40 que se encuentran fuera del servicio activo, y otro grupo en edades próximas a su jubilación".

Además de estas carencias, el sindicato policíal une "la reciente política de recortes que incluye prescindir durante las 24 horas del día del vigilante de las instalaciones de la nueva Jefatura, así como del mozo de mercadillo próximo a la barriada de La Granja, teniendo por tanto que asumir la Policía Local tales funciones, mermando más aún el escaso efectivo que debería prestar servicios más propios del ámbito meramente policial".

A parte de los servicios antes destacados, el SIP señala que son muchas más las barriadas que sufren los estragos del botellón y de actos vandálicos varios (Plaza Vargas, Plaza del Mercado, calle San Pablo, La Constancia, calle Clavel, Polígono Autopista, calle Zaragoza, o las avenidas de Méjico y Alcalde Álvaro Domecq), así como otros servicios que aumentan considerablemente cada año (verbenas de barriadas, ferias de pedanías y zonas rurales, procesiones fuera del periódo de la Semana Santa, zambombas navideñas, eventos flamencos y deportivos varios...), además de los grandes eventos que se celebran cada año, y que requieren del cien por cien de la plantilla de la Policía Local (Semana Santa, Gran Premio de Motociclismo y la Feria del Caballo).

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído