El incendio de un pajar en Los Albarizones obliga a los bomberos a actuar durante más de ocho horas

El fuego afecta a 500 alpacas de heno y 400 de paja. El Consorcio de Bomberos insiste en la importancia de extremar la precaución a la hora de realizar actividades al aire libre

Imagen del incendio desatado en un pajar de Los Albarizones.
Imagen del incendio desatado en un pajar de Los Albarizones.

Bomberos del Consorcio Provincial del parque de Jerez han intervenido durante esta pasada madrugada en el incendio de pajar y heno descubierto en la pedanía de Los Albarizones, en el término municipal de Jerez, donde se han incendiado unas 500 alpacas de heno y 400 de paja.

En un primer momento lo que se hace es controlar el perímetro para que no se propague ya que en la zona había mucha cantidad de maleza y arbolado y, a la vez, se desaloja una pequeña granja de animales, caballos fundamentalmente, cercana al lugar del incendio.

Una vez controlado el perímetro y tras actuar y sofocar la mayor parte de la zona, se dispuso un retén para controlar en todo momento que no hubiera peligro alguno de propagación. Bomberos de Jerez han actuado con una autobomba rural pesada y un vehículo Nodriza. En el lugar de los hechos también se encontraban efectivos de Policía y Guardia Civil.

La actuación, que comenzó a las 22:30 horas de la noche del sábado, se ha dado por concluida a las 6:30 horas de este domingo, por lo que han sido unas ocho horas, aproximadamente, de actuación en la zona. Los bomberos recuerdan la prohibición de encender fuego, incluso para posibles barbacoas, desde comienzos del pasado mes de junio y hasta el próximo 15 de octubre, según la orden de 21 de mayo por la que se establecen limitaciones para el uso y actividades en terrenos forestales y en zonas de influencia forestal.

El Consorcio de Bomberos insiste en la importancia de extremar la precaución a la hora de realizar actividades al aire libre y recuerdan a los ciudadanos que no deben abandonar residuos, botellas y objetos de cristal (actúan como una lupa), papeles u otro material combustible, porque puede acabar en incendio. Tampoco hay que arrojar colillas o cerillas, ni siquiera a la carretera por la ventanilla del coche, porque el viento puede transportarla y activarla.

Los bomberos aconsejan que cualquier vehículo de combustión se aparque en zona habilitada o, al menos, en zonas despejadas de pastos o matorral, ya que el tubo de escape en contacto con matorrales secos podría generar un incendio. Además, instan a tener cuidado con desbrozadoras, motosierras u otros aparatos mecánicos que puedan provocar chispas o calor intenso.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído