El gobierno aprovecha el accidente del autobús para criticar a la Junta por el estado de la carretera de Estella

accidente_bus.jpg
accidente_bus.jpg

En una nota, el Ayuntamiento recuerda a la Junta de Andalucía que debe cumplir con un convenio suscrito en 2007 por el que el ente autonómico se comprometió al arreglo de la A-2003 a la altura del cementerio.

Raudo y veloz ha actuado el Ayuntamiento para, aprovechando el accidente anoche de un autobús urbano en la carretera de Estella, a la altura del cementerio, reprochar a la Junta el estado de la vía. 

En una nota de prensa, el Consistorio recuerda que la Junta de Andalucía "debe cumplir con el convenio suscrito en 2007 con el Ayuntamiento de Jerez y en virtud del cual se comprometió al arreglo de la carretera A-2003 Jerez-La Barca en el tramo del cementerio a la entrada a Estella del Marqués".

Concretamente, el convenio suscrito en 2007 entre el Consistorio y la Consejería de Obras Públicas y Transporte para la adaptación y cesión de las carreteras A-2005, A-2003, A-2004 y A-480 a su paso por Jerez de la Frontera comprometía a la Junta a redactar los proyectos, contratar y dirigir las obras de, entre otros tramos, el del punto kilométrico 0 al 3 de la A-2003 (tramo en el que se produjo el accidente de anoche).

El Ayuntamiento, a través de la Delegación de Urbanismo y Movilidad, ha remitido tanto al ex delegado provincial de Fomento, Manuel Cárdenas, como a su predecesor, Pablo Lorenzo, sendos escritos para que procedieran a convocar la Comisión de seguimiento de este referido convenio. No se obtuvo respuesta alguna por parte de la Junta. 

Tras el suceso de anoche, el Gobierno local ha vuelto a remitir hoy un escrito a la delegación territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta informando de los hechos acaecidos e instándole a que acometa, "de inmediato", el arreglo de esta vía dado el "peligro evidente" que genera su actual estado para la seguridad vial.

Como se recordará, el accidente se produjo después de que el conductor del autobús de la línea 7 se saliera de la vía, volcando en parte. Al parecer, según relató el conductor -que dio negativo en el control de alcoholemia- quedó cegado por los faros de otro vehículo, lo que le obligó a girar el volante de improviso para evitar la colisión frontal. La estrechez de la calzada y el movimiento brusco de la dirección del vehículo propició su salida de la carretera. 

En el interior del vehículo viajaban cinco personas, más el conductor. Los cinco pasajeros fueron atendidos anoche en el Hospital por contusiones de carácter leve y regresaron a sus domicilios tras haber recibido el alta hospitalaria. El conductor resultó ileso. 

Hay que señalar, igualmente, que el autobús había pasado la ITV.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído