El estado de la ciudad, entre el "rosa" del gobierno local y el "negro" de la oposición

debate_estado_de_la_ciudad-18
debate_estado_de_la_ciudad-18

¿Cómo está Jerez? ¿Mejor o peor que hace año y medio? ¿Goza de buena salud? La respuesta a estas preguntas dependen del color —político— con que se mire. El rojo de los socialistas es más optimista. El partido que gobierna Jerez cree que la ciudad ha mejorado en los 20 meses que lleva ocupando el sillón de Alcaldía, como no podía ser de otra manera. Las enormes posibilidades del municipio y la herencia envenenada del PP centran el discurso de la alcaldesa Mamen Sánchez durante la intervención con la que comienza el Debate sobre el Estado de la Ciudad, el primero del gobierno socialista, ya que no se celebraba desde septiembre de 2014, con los populares al frente del ejecutivo local.

“Hemos intentado gobernar con eficacia y con eficiencia”, dice Sánchez al inicio de su alegato, que se prolonga durante una hora. En ese periodo le da tiempo a ensalzar su labor, y la de su equipo, al frente de la quinta ciudad de Andalucía, y también de enfangar la del anterior gobierno local, del PP —“nos encontramos con una gestión paralizada y con muchas urgencias, y una ciudad deprimida social y económicamente”, señala—, que según ella convirtió Jerez en “laboratorio de pruebas de las políticas regresivas de Mariano Rajoy”.

¿Qué destaca la alcaldesa de su gestión? Según ella, “ha cambiado la actitud”, el Consistorio ahora es “más abierto” y “transparente”, además de haber otorgado “estabilidad a la plantilla municipal” y mejorado la situación económico-financiera del Ayuntamiento”. La deuda con Hacienda y Seguridad Social se ha reducido, también con las Entidades Locales Autónomas (ELA) o con el Consorcio de Bomberos, ha aumentado el número de visitantes a la ciudad, se han abierto nuevas lanzaderas de empleo, se convocarán oposiciones para funcionarios después de 30 años, se aprovechará mejor el complejo de Chapín, se fomentará el uso de la bicicleta, se mejorará la flota de autobuses urbanos, se regularizará la situación de las viviendas ilegales que ocupan cañadas, se potenciará el centro… Precisamente eso, hablar más de proyectos de futuro que de los realizados es lo que le recrimina a la alcaldesa el portavoz del PP, Antonio Saldaña, que usa una extraña técnica para rebatir el discurso triunfalista de Mamen Sánchez: reproduce cortes de entrevistas a la regidora en los que dice cosas que son contrarias a lo que terminó haciendo una vez investida.

Viendo la ciudad con el color azul de los populares se concluye que “el PSOE miente”, dice Saldaña en una de las partes en las que divide su intervención. “Prometió transparencia, diálogo, participación, mejorar los servicios municipales, incentivos a la creación de empresas, impulso turístico, que todas las viviendas vacías se pondrían en alquiler social, y no dijo la verdad”, le espeta el popular, que remata: “La única verdad que dijo fue que gobernar con siete sería engañar a los jerezanos”.

Los audios y recortes de periódico de Saldaña quieren representar las “mentiras” del gobierno local —le espeta a la alcaldesa que hay un "agujero negro" en su intervención, en la que se salta los errores— en temas tan diversos como la subida de impuestos municipales, la petición de préstamos ICO, la puesta en alquiler social de viviendas municipales, el impulso del Polo Aeronáutico… Jerez, dice Saldaña, también está en pausa en temas como la puesta en valor de Onda Jerez, el funcionamiento de las fuentes, el aprovechamiento del depósito de Sementales, el pago de facturas en el cajón o la ejecución de diversas obras. El fututo de la ciudad pasa, dice el popular, por ejecutar el programa de gobierno del PP para el periodo 2015-2020: “Es una pena que la ciudad vaya a perder estos años, porque mucho de lo que hay es lo que Jerez necesita”.

La visión desde el prisma rojo-PSOE, más tarde en boca del teniente de alcaldesa Francisco Camas, vuelve a señalar que Jerez “vale la pena y es un privilegio trabajar por ella”, aunque eso sí, una vez más alude a la herencia recibida. “No es fácil ejercer de gobierno cuando lo heredado ha sido fruto de un auténtico desgobierno”, se despacha Camas, quien asegura que la estrategia del PP pasa por reflejar que “cuanto peor, mejor”. El teniente de alcaldesa dice que la ciudad “avanza en la buena dirección —curiosamente el eslogan usado por los populares para las generales de junio de 2016—, camino contrario al que siguió el PP”. Jerez es, para Camas, “un referente cultural en alza” y también “un referente gastronómico con personalidad propia y genuina”.

El verde de Ganemos es un color que habla del oscuro pasado de la ciudad y ve posible un futuro esperanzador. Ángeles González, edil de la formación, se retrotrae décadas atrás para analizar la situación actual de Jerez, una ciudad que antaño “brillaba a costa de ir generando una deuda que nos hace estar en el top 5 de municipios con mayor cantidad de deuda per cápita”. Todos los partidos que han pasado por la Alcaldía desde el inicio de la democracia son responsables de la “decadencia” de la ciudad, dice. “Jerez ha sido apaleada por sus gobiernos, que la han llevado a ser tierra de calamidades, de pobreza extrema”, señala González, quien cree que “las rencillas internas de un partido no las pueden pagar nuestra gente”. La política ejecutada por el gobierno local se basa, según la concejal de Ganemos, en “contentar y contener”, y “peca de conformismo”.

Santiago Sánchez, portavoz de la formación, más que analizar, imagina cómo sería en un futuro “deseable, necesario y posible”. Así se lo imagina: “El Ayuntamiento fomenta la economía social y se abren cooperativas que revierten en la economía de la ciudad; la Semana Santa es accesible y existe un convenio transparente con la Unión de Hermandades; el equipo de gobierno se baja el sueldo; se lleva a juicio a Aqualia por incumplimiento del pliego de condiciones; el Arenal no está presidido por un dictador; las bibliotecas están vivas y abiertas; los jóvenes que emigraron están volviendo; y la gente ve el Ayuntamiento como una herramienta para solucionar problemas”.

“Ha repetido más veces PP y Partido Popular que pyme, emprendedor o autónomo juntas”, le recrimina a la alcaldesa el portavoz de Ciudadanos, Carlos Pérez, que afirma tajante: “Esperábamos mucho más de usted”. Su visión naranja de la ciudad le hace afirmar que hay muchos “ciudadanos defraudados” porque el gobierno es “más famoso por sus promesas incumplidas que por las cumplidas”. Una de ellas, la fallida readmisión de los afectados del ERE ejecutado por el PP en 2012, protagoniza en mayor o menor medida la intervención de cada grupo, que le recrimina al gobierno local que no se llegara a lograr su readmisión y hasta Francisco Camas, en nombre del ejecutivo, pide perdón a los trabajadores por haberles generado falsas esperanzas.

Pérez, en su turno, hasta parafrasea a Albert Einstein: “Si quieren resultados diferentes no hagan siempre lo mismo”. ¿Cómo? El portavoz naranja propone que el gobierno local sea “valiente” y haga una RPT —Relación de Puestos de Trabajo— en el Ayuntamiento que sea “justa”, que no suba los impuestos a las empresas —“Jerez tiene que ser una ciudad business friendly”, dice—, que disminuya el volumen de facturas en el cajón o que consiga que los entes municipales sean sostenibles. Ahí queda la tarea.

“Ni la ciudad está mejor que hace dos años ni el cambio de gobierno ha supuesto un cambio radical en la forma en la que se prestan los servicios públicos”, sostiene Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz de IU, quien cree que en los 20 meses que lleva el PSOE al frente de la Alcaldía “no ha mejorado la vida de los jerezanos”. Ruiz-Berdejo asegura que “desconfía” de la relación entre gobierno local y Aqualia, la empresa que gestiona el suministro de agua en la ciudad, señala que hay barriadas en las que “los barrenderos pasan cada diez días”, también que “los autobuses se nos caen a pedazos”, que tampoco se ha hecho un plan minucioso para la recuperación del centro histórico, ni se buscan soluciones de movilidad más sostenible, enumera el concejal desde su visión rojo-IU, que es un tono muy distinto al rojo-PSOE, o al “filtro de color rosa”, como lo define el propio Ruiz-Berdejo. “La radiografía es más compleja, estamos instalados en la inercia de un modelo productivo que se demostró fracasado”, argumenta el portavoz de la coalición de izquierdas, que sin embargo saca su lado optimista al asegurar que “Jerez tiene futuro, y aún estamos a tiempo, el Ayuntamiento debe liderar la reacción”.

Pasan las ocho de la tarde —la sesión comienza a las cuatro— cuando termina el primer Debate sobre el Estado de la Ciudad de los tres que deben realizarse en este mandato. La alcaldesa, con un tono esperanzador, pone el punto y final al pleno: “Tenemos problemas que resolver, sí, pero que nadie se equivoque, esta ciudad tiene muchas fortalezas que nos deben hacer progresar. No nos damos por vencidos, vamos a ir construyendo este Jerez mejor que todos necesitamos. Sabemos juntos lo podemos conseguir”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído