El palacio Riquelme de Jerez, donde se quiere ubicar el centro de investigación e interpretación de Asta Regia.
El palacio Riquelme de Jerez, donde se quiere ubicar el centro de investigación e interpretación de Asta Regia.

La plaza del Mercado y su entorno aglutina a 363 personas, mientras que San Lucas suma 440 vecinos, según un estudio del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía.

Siempre se ha dicho que uno de los males que presenta intramuros es su despoblación. Sin vecinos, un barrio o ciudad no es nada, y en esta histórica zona faltan habitantes, y muchos. Solo hay que ver el estado de abandono de decenas de fincas para comprobar este problema. Según un estudio del Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía, dependiente de la consejería de Economía y Conocimiento de la Junta, son apenas 803 las personas que viven en esta área del centro, divididos entre los 363 que viven en San Mateo (plaza del Mercado y alrededores) y los 440 que viven en la vecina San Lucas (plaza San Lucas y Belén).

Este medio ya publicaba en 2015 un dato revelador, según se desprendía del informe Diagnóstico Intramuros, elaborado por el estudio de arquitectura Infusiones Urbanas para Emuvijesa: el área cuenta con 100 manzanas y 957 parcelas en una superficie de suelo neto de 42,5 hectáreas. Hay 2.574 viviendas (una densidad de 48,07 viviendas por hectárea), en las que viven 1,91 habitantes de media. El 61,1% de techo es residencial y el 38,9% restante no. En el global, el 42,46% del techo construido residencial y no residencial no cuenta con población empadronada. El 26,44% de edificaciones presentan un estado deficiente, muy deficiente o directamente ruinoso. Hay 22.092 metros de solares (el 4,27% de superficie). A esta falta de habitantes se suma el hecho de que quienes viven cada vez son más mayores. Un ejemplo: la tasa de envejecimiento en Jerez es del 13,99%; en intramuros, del 17,77%. El 69% de población tiene más de 30 años.

Aun así, llama más la atención de este estudio de la Junta que en zonas más ‘nobles’ del centro todavía vivan menos personas. El entorno de San Marcos (Rafael Rivero y Tornería hasta la plaza del Clavo) y el último tramo de Porvera solo concentran a 310 habitantes. Apenas cien más reúnen Larga, Honda y la plaza del Progreso (413), mientras que el entorno del Arenal (Lancería, Doña Blanca y Corredera) suman otros 465 habitantes.

El barrio de San Pedro sí está mucho más vivo. Las calles que comprenden Bizcocheros, Antona de Dios, Caracuel, plaza San Andrés, Morenos, Doctrina, Prieta, Fontana y parte de la calle Arcos suman 1.464 vecinos. Aún más suma el barrio de San Miguel, desde La Plazuela hasta El Campillo (Sol, Empedrada, Cerrofuerte, San Justo), si bien habría que sumar además Mariñíguez y un tramo de Porvenir. En total, este núcleo de población suma 2.899.

En cuanto a los habitantes extranjeros, el Instituto de Estadística y Cartografía señala que en el centro de Jerez la mayor presencia se concentra en el área de la plaza de Las Angustias, donde el colectivo sudamericano, con un 6,7 por ciento del total de la población, es el mayoritario. Ciudadanos del resto de Europa (2,2%) y de los países del Magreb (1,4%) son los otros colectivos destacados en este entorno. 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído