El casetero del Mayor Dolor denuncia al responsable de la hermandad

img_20160506_205715.jpg
img_20160506_205715.jpg

El hermano mayor tuvo que recurrir a otra empresa el jueves de Feria al producirse la presunta "espantada" de la primera que contrató para explitar la caseta.

Dos semanas después de finalizar la Feria del Caballo, la polémica en torno al prematuro cierre de la caseta del Mayor Dolor continúa. Como se recordará, la hermandad tuvo que recurrir a otro casetero el miércoles de Feria tras la presunta “espantada” del primero y teniendo que cerrar posteriormente el jueves tras un robo producido en la mañana de esa jornada.

Tras presentar la hermandad una denuncia a la empresa que iba a explotar la caseta, es ahora ésta misma la que afirma que ha denunciado al hermano mayor del Mayor Dolor, Francisco Román, por incumplimiento del contrato que habían firmado ambas partes. Pedro Luis Belizón, de Demup Music Spain, señala que no hubo ningún tipo de espantada por su parte. En declaraciones a lavozdelsur.es explica que todo vino derivado de una pelea entre varios camareros de los dos caterings que había contratado, uno de Cádiz y otro de Algeciras, el martes de Feria, si bien no tuvo constancia de esto hasta la tarde del miércoles. “Me encontraba de viaje fuera y es verdad que no había echado cuenta al móvil. Luego vi los mensajes de los catering, diciendo que a raíz del incidente se iban, y los de mis proveedores, que al conocer esto ya se habían puesto nerviosos”. Luego, afirma, conoció, para su sorpresa, que la hermandad ya se había puesto en contacto con otro casetero.

Según parece, o al menos eso dan a entender las palabras de Belizón, el problema viene derivado de una falta de comunicación entre su empresa y la hermandad. Reconoce que tenía una llamada perdida de Francisco Román y que al devolverle la llamada éste tampoco le cogió el teléfono. Aunque, eso sí, no niega que tampoco pensara en mandarle un mensaje de WhatsApp para intentar aclarar la situación.

Lo cierto es que ahora anuncia una querella contra el hermano mayor de la hermandad del Jueves Santo por incumplir el contrato que firmaron ambas partes, recordando que se incumplió el artículo 23 de la normativa de feria que prohíbe la transmisión o traspaso de la titularidad y uso de la caseta. Además niega que haya dejado a deber dinero a ningún proveedor ni a la hermandad, y dice que ha perdido 11.000 euros por este incidente.

Desde la hermandad, Francisco Román ha conocido el anuncio de la querella a través de lavozdelsur.es ya que, señala, seguía sin haber podido contactar con el casetero y reitera que no sólo la hermandad ha presentado denuncia contra él, sino varios proveedores e incluso los artistas que habían sido contratados para actuar en la caseta. De otro lado, apunta a que “todo lo que tenga que hablar con este señor ya será a través de nuestros abogados”.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído