Ingesan_0001-e1404484639369.jpg
Ingesan_0001-e1404484639369.jpg

El gobierno local informa que intentará prorrogar el contrato en las mismas condiciones o licitará de nuevo el servicio.

El Ayuntamiento, tras reunirse con la concesionaria del servicio de ayuda a domicilio y con el comité de empresa, propone a la empresa prorrogar el contrato –que expira en octubre– en las mismas condiciones o de lo contrario iniciará el proceso de licitación de este servicio.

La alcaldesa señala, en la cita con trabajadoras de ayuda a domicilio, que la “si bien la municipalización es un concepto de gestión pública que ve bien el gobierno municipal, y ahora mismo supondría un ahorro económico para el Ayuntamiento, en estos momentos hay un problema de liquidez y sólo se podría pagar el servicio cuando se recibiesen las transferencias corrientes de la Junta de Andalucía”, indica una nota municipal, en la que el ejecutivo señala que “una vez que se mejore la situación de liquidez, se volverá a plantear la municipalización”.

Mamen Sánchez insiste en que “en ningún momento el gobierno municipal se plantea abandonar a su suerte a las trabajadoras y trabajadores de este servicio asistencial”. El gobierno local, dice, “es el primero en defender su municipalización siempre y cuando se pueda afrontar el compromiso de pagos y garantizar las nóminas de sus empleadas y empleados, para lo que se necesita un cambio en la actual fórmula de transferencias corrientes de la Junta de Andalucía”.

Es hasta entonces, y no, ahora, si se efectúa el cambio de forma de pago de la Junta y si el Ayuntamiento tiene liquidez, cuando el gobierno local se plantee municipalizar el servicio, algo que había pedido encarecidamente la agrupación de IU, socio de investidura del ejecutivo socialista.

¿Qué pasará si no se municipaliza el servicio? Izquierda Unida, que llevaba esta medida en su programa electoral, asegura que no contempla “ningún otro escenario que no pase por la municipalización de este servicio”, lo que “no sólo supondría un importante ahorro, sino que además permitiría garantizar desde lo público que el servicio se presta en las mejores y más dignas condiciones, algo que redundaría positivamente en los usuarios del mismo y también en las trabajadoras”.

“La municipalización de servicios como el de la ayuda a domicilio es una línea roja para esta formación política. El momento es ahora, que la empresa se marcha en octubre, y no caben excusas que justifiquen que siga, un sólo día más, en manos privadas”, señalaba días atrás Raúl Ruiz-Berdejo, portavoz municipal de IU. Desde la formación, fuentes internan ni confirman ni desmienten que esta medida suponga romper definitivamente el apoyo que brindaron a los socialistas en la investidura, aunque señalan: “Esa es la ruptura del pacto, no lo rompemos nosotros. Lo romperán ellos haciendo lo contrario de lo que acordamos”.

Ganemos, el otro socio de investidura de los socialistas, también apuesta por la municipalización y propone que sea el primer tema que se aborde en la recién creada Mesa de condiciones contractuales. "Ni que decir tiene que la remunicipalización del servicio de ayuda a domicilio, cuyo contrato vence en octubre de este año, supone no solo un evidente ahorro económico, tanto en el beneficio industrial de la concesionaria, como en el pago del IVA", señalan desde Ganemos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído