El Ayuntamiento licita 2.460 metros de superficie publicitaria exterior por 9.000 euros al año

La adjudicación será por 18 años prorrogables y es la primera vez en tres décadas que sale a concurso la publicidad en el mobiliario urbano

Marquesina en Esteve, con carteles pegados sobre el espacio que ahora el Ayuntamiento pretende volver a comercializar. FOTO: MANU GARCÍA
Marquesina en Esteve, con carteles pegados sobre el espacio que ahora el Ayuntamiento pretende volver a comercializar. FOTO: MANU GARCÍA

La explotación publicitaria del mobiliario urbano en Jerez ha salido a concurso público después de tres décadas, y tras una larga pelea del actual gobierno municipal por recuperar las riendas de una concesión que se fue prorrogando sin mediar licitación y con un perjuicio económico importante para el Ayuntamiento. El perfil del contratante ya recoge los pliegos para conceder hasta un total de 2.460 metros cuadrados de superficie publicitaria exterior a cambio de un canon anual mínimo de 9.060,12 euros.

El contrato sería por 18 años, prorrogables por dos años más, por lo que la previsión de ingresos para las arcas municipales superaría los 160.000 euros en este tiempo. Una cantidad, tal y como está el mercado publicitario hoy en día, muy a la baja, aunque menos lesiva desde luego que lo que había hasta ahora, que era nada. De hecho, desde hace años muchos jerezanos se preguntaban por qué las marquesinas, mupis y otros soportes de la vía pública permanecían en blanco, sin explotación comercial. Una cuestión para la que hay que remontarse a 1989.

El Ayuntamiento de Jerez firmó el 5 de diciembre de 1989 un contrato con Corporación Española de Mobiliario Urbano SA (Cemusa) —posteriormente absorbida por multinacional francesa JCDecaux para la concesión administrativa de dominio público para la explotación publicitaria de las marquesinas de las paradas de autobuses urbanos, mupis (soportes publicitarios instalados en la vía pública), aseos públicos, columnas y másteres publicitarios a cambio de 2.000 pesetas de la época al año por cada mupi.

Sin más, dicha concesión se fue prorrogando sin salir nunca a concurso público y la cantidad simplemente se fue actualizando con un incremento conforme al IPC, hasta llegar en 2017 a un canon anual por 125 mupis en la ciudad de 3.275 euros, lo que equivale a unos 26 euros de canon por cada soporte.

En el nuevo pliego, se triplica el antiguo canon a cambio de la concesión de la explotación publicitaria de 165 marquesinas, mupis y mupis aislados, entre otros soportes que incluye la concesión. Un contrato en el que la adjudicataria, además, podrá ampliar por su cuenta y riesgo estos soportes, pasando de una superficie actual de 1.216 metros cuadrados a una superficie total al final del contrato de 2.460 metros.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído