El Ayuntamiento cierra al tráfico el acceso al reducto de la Catedral

El gobierno local quiere así dar mayor protección al principal templo de la ciudad

Las nuevas señales de prohibido el tráfico situadas en la plaza de la Encarnación.
Las nuevas señales de prohibido el tráfico situadas en la plaza de la Encarnación.

Se acabó eso de circular en coche hasta los mismos pies de la catedral. El Ayuntamiento de Jerez, a través de la delegación de Movilidad, ha cerrado al tráfico a vehículos el reducto catedralicio desde la plaza de la Encarnación. El objetivo es preservar en mejores condiciones la fachada del principal templo de la ciudad, evitando de un lado el impacto visual negativo de ver coches rodando a escasos metros de sus principales puertas y evitar en la medida en que se pueda el efecto de los gases contaminantes de los coches sobre la piedra. De hecho, tras la restauración de la torre campanario es bien visible la suciedad que presenta la Catedral en contraste con la torre.

Historiadores del arte y asociaciones vecinales como la del centro histórico habían reclamado más de una vez que se prohibiera la circulación por este entorno, toda vez que en la mayoría de ciudades, las catedrales suelen estar en espacios peatonales o, al menos, alejados de los contaminantes tubos de escape de los coches.

Con esta medida el Ayuntamiento da un primer paso hacia la revolución que quiere acometer en el llamado eje Arroyo-Asunción, que transformará el entorno haciéndola prácticamente peatonal y restando espacio al coche.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído