comisaria_04.jpg
comisaria_04.jpg

Sin mediar palabra alguna, asestó una patada en la cabeza a una de ellas para seguir golpeándola a continuación, acción que repitió con la otra agredida.

Un agente de la Policía Nacional fuera de servicio que paseaba por el centro intervino para detener a un individuo muy agresivo que acababa de golpear de forma sorpresiva y violenta a una mujer en la Plaza de la Yerba causándole lesiones de cierta entidad. El detenido, un varón de nacionalidad polaca de 43 años de edad, al que le figuran múltiples antecedentes por la comisión de diferentes delitos en territorio nacional, entre ellos uno por homicidio doloso, fue puesto a disposición judicial y posteriormente trasladado a prisión. 

El Policía Nacional, que pertenece a al Unidad de Prevención y Reacción (UPR), observó que un hombre que caminaba unos metros por delante de él se acerco a una mujer que estaba sentada en un escalón de un portal de la plaza y sin mediar palabra alguna la propinaba de forma sorpresiva una fuerte patada en el rostro para acto seguido seguir golpeándola por toda la cara. Inmediatamente después, el hombre lanzó golpes contra otra mujer que estaba sentada junto a la agredida y contra un varón que caminaba en esos momentos por la plaza apenas unos metros delante del agente, saliendo ambos a la carrera para evitar las agresiones.

Ante los hechos, el agente se acercó rápidamente para auxiliar a la mujer a la vez que se identificaba como policía y exigiendo al individuo que cesara en su agresión.

El agresor, lejos de deponer su actitud, se volvió contra el agente abalanzándose contra él mientras le lanzaba fuertes patadas y puñetazos, obligando al policía a repeler los golpes y proceder a reducir en el suelo al individuo mientras gritaba a los viandantes que solicitaran ayuda a la policía.

En esos momentos circulaba por la zona una patrulla de la Policía Local que acudió a auxiliar al agente nacional que ya tenía inmovilizado al sujeto aunque este seguía intentando golpearle. De esta manera se pudo engrilletarlo y proceder a su detención como presunto autor de un delito de lesiones contra la mujer agredida y otro de atentado contra agente de la autoridad.

El detenido fue trasladado hasta la Comisaría donde fue presentado como detenido por los agentes locales. Durante todo el trayecto el individuo no cesó de insultar, amenazar y escupir tanto a los policías que lo custodiaban como a los viandantes con los que se cruzaba.

Mientras, otros agentes se interesaron por el estado de la mujer y solicitaron la preencendía de una ambulancia del servicio de urgencias sanitarias que, tras una primera atención en el lugar, optó por trasladarla hasta el hospital de para que fuera atendida de las lesiones que presentaba.

La segunda mujer atacada también fue atendida en el lugar ya que, aunque pudo esquivar la mayoría de los golpes y salir a la carrera, aún así presentaba rasguños en el rostro fruto de alguna de las acometidas del arrestado que llegaron a alcanzarla. El agente nacional presentaba heridas en uno de sus antebrazos así como su terminal telefónico fracturado fruto del forcejeo que tuvo que mantener con el detenido.

El arrestado se trata de la misma persona que el miércoles 20 de mayo agredió de igual manera a una persona que acababa de aparcar en las inmediaciones de la Alameda Vieja provocándole la fractura de los huesos de su nariz. Tras una intensa búsqueda fue localizado y detenido en la zona centro. 

 

 

Sobre el autor:

jorge-miro

Jorge Miró

… saber más sobre el autor



Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Lo más leído