Descubierto al circular por Jerez con 2,6 kilos de hachís en su coche: "Se mostraba contradictorio y nervioso"

La Guardia Civil le dio el alto en un control en la A-381 y halló un doble fondo en el vehículo que ocultaba la droga

Droga en el doble fondo del vehículo, interceptado en la A-381, en el municipio de Jerez.
Droga en el doble fondo del vehículo, interceptado en la A-381, en el municipio de Jerez.

Agentes de la Guardia Civil han detenido a una persona en las inmediaciones de la carretera A-381 en el término municipal de Jerez como presunto autor de un delito de tráfico de drogas cuando transportaba 2,6 kilos de polen de hachís escondidos en un compartimento oculto que había practicado bajo la alfombra que está situada tras el asiento del piloto del vehículo en el que viajaba.

Según ha explicado la Guardia Civil en una nota, los hechos ocurrieron en la tarde de este domingo cuando los guardias civiles de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Cádiz (Usecic), con el apoyo del Servicio Cinológico de la Comandancia de Cádiz, realizaban un dispositivo operativo preventivo en las inmediaciones de la carretera A-381.

Los agentes procedieron a identificar al conductor y único ocupante de un turismo, que dio muestras de nerviosismo al percatarse del dispositivo policial realizando maniobras peligrosas para el resto de los usuarios de la vía con la única intención de evadir el control policial.

Una vez los agentes aseguraron el vehículo controlado procedieron a la inspección del mismo, así como a practicarle un registro superficial de las pertenencias del conductor, el cual "se mostró en todo momento poco colaborador con los agentes actuantes a la vez que incurría en numerosas contradicciones y mostraba signos evidentes de nerviosismo", por lo que los guardias civiles realizaron una inspección del vehículo de forma muy minuciosa.

Así, pudieron confirmar que la alfombra que está situada tras el asiento del conductor del vehículo había sido manipulada para albergar la droga en un compartimento oculto. En el interior de dicho escondite se ocultaban 20 placas de polen de hachís, cuidadosamente envasadas al vacío, para tratar de minimizar el olor, que arrojaron un peso de 2,6 kilos.

Por todo ello se le comunicó el hecho de su detención como presunto autor de un delito contra la salud pública, siendo trasladado posteriormente y puesto a disposición del Juzgado de Guardia de los de Jerez.

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído