piscina_cubierta.jpg
piscina_cubierta.jpg

El Ayuntamiento sustituye las bombas averiadas y reconoce que el desperfecto produjo que las instalaciones no tuvieran agua caliente "en horas puntuales".

El Ayuntamiento asegura que la avería de las calderas de la piscina cubierta José Laguillo está en vías de solucionarse. Este medio se hacía eco este miércoles del problema que se venían encontrando muchos usuarios en los últimos días, pero desde la delegación de Deportes señalan que “ya se ha restablecido esta anomalía tras finalizar los trabajos la empresa encargada del mantenimiento de la instalación”.

La temperatura de las piscina cubiertas, explica el Ayuntamiento, depende de tres bombas bicéfalas que distribuyen el agua en tres vertientes y en la número uno es donde ha surgido la anomalía, concretamente. Las bombas que mueven el agua de forma forzada del circuito primario hacia el intercambiador de placas han dejado de funcionar hace dos semanas. Estas bombas bicéfalas tienen más de 30 años de antigüedad y funcionan 24 horas al día y todos los días del año.

La avería, por lo tanto, ha surgido por desgaste, aclaran desde Deportes, que señala que atendió rápidamente la incidencia, que trasladó a la empresa de mantenimiento de calderas. Entre tanto, insiste el Ayuntamiento, el agua ha circulado sin estas bombas y la avería se hacía notar en que la temperatura de las duchas era “tibia o, en momentos puntuales fría, hasta el mediodía”, por lo que se informó mediante cartelería de que en próximos días se subsanaría esta irregularidad en la estabilidad del agua caliente.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído