foto.jpg
foto.jpg

Los hechos sucedieron en los aparacamientos de una conocida discoteca del polígono Europa. Hay cuatro detenidos.

La Policía Nacional ha detenido en Jerez a cuatro personas por atracar a un joven con un teléfono móvil usado como arma eléctrica, conocida como taser. Uno de los arrestados habló con la víctima en una discoteca y lo convenció para tomarse una copa en el parking exterior. Una vez en el aparcamiento y en compañía de otros tres jóvenes, le colocó junto a la cara a la víctima un arma eléctrica con el fin de intimidarlo para que les entregara todo su dinero y objetos de valor. En pocos minutos fue localizado el presunto autor de los hechos con el arma empleada, camuflada como un teléfono móvil, y el dinero robado en su poder.

Los hechos ocurrieron de madrugada en el interior de una conocida discoteca ubicada en el Polígono Industrial Europa. La víctima, que se encontraba en compañía de unos amigos, entabló conversación con un joven. Pasados unos minutos éste le invitó a que le acompañara fuera del local, ya que tenía bebida en su vehículo estacionado en las inmediaciones y se ofrecía a invitarle a una copa.

Una vez que la víctima accedió y llegó a la zona del aparcamiento, se vio rodeado por otras tres personas. Mientras, el primero le situaba junto a la cara un dispositivo que emitía descargas eléctricas y le ordenaba de forma intimidatoria que le entregara el dinero y los efectos de valor si no quería que la utilizara en su contra.

Instantes después, la víctima pidió ayuda a los agentes de una patrulla de la Policía Nacional que se encontraba en el lugar dentro del plan de refuerzo policial en las zonas de ocio nocturno de Jerez. Los agentes, tras comprobar que la víctima no sufría lesiones, comunicaron lo ocurrido al resto de dotaciones en servicio, que establecieron un dispositivo de búsqueda.

En cuestión de minutos los agentes localizaron al presunto autor material de los hechos en un aparcamiento cercano. En su poder los policías encontraron el arma utilizada, un dispositivo de descargas eléctricas perfectamente camuflado con la apariencia de un terminal telefónico, así como el dinero que acababa de sustraer al afectado.

En base a los indicios de delito y a las pruebas recabadas en el lugar, los agentes procedieron a la detención del sospechoso, de 22 años de edad, como presunto responsable de un delito de robo con violencia.

El detenido, junto con el arma utilizada, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia. Tras recabar la autoridad judicial nuevas pruebas y testimonios ordenó la detención de los otros tres jóvenes implicados. A lo largo de la jornada fueron localizados tres vecinos de la barriada de San Telmo Viejo por su participación en el robo con violencia e intimidación.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído