bandera_gay_ayuntamiento_2015_06.jpg
bandera_gay_ayuntamiento_2015_06.jpg

El Obispado de Cádiz y Ceuta impide a un joven transexual, creyente y practicante ser el padrino de su sobrino al no considerarle "idóneo" por "su estilo de vida, criterios o incongruencia con la vida cristiana". 

La Iglesia vuelve a manifestar su homofobia, o mejor dicho uno de los miembros de su jerarquía. En esta ocasión ha sido el  Obispado de Cádiz y Ceuta el que ha impedido a Álex Salinas, natural de San Fernando, ser el padrino del bautizo de su sobrino, dada su condición de transexual a pesar de que, a primera instancia, la parroquia donde suele asistir como creyente practicante no expresase ningún inconveniente. A raíz de hacerse pública esta decisión el chico prevé denunciar al Obispado, mientras ellos se defienden: "sucede con frecuencia" con aquellas personas que no son consideradas "idóneas" por "su estilo de vida, criterios o incongruencia con la vida cristiana".

Las reacciones no han tardado mucho en sucederse, sobre todo en las redes, en contra de este acto discriminatorio. Entre ellas la de la presidenta de la Asociación Jerelesgay, Susana Domínguez, quien fue informada del hecho a través de la diputada socialista por Madrid, Carla Antonelli, también transexual. A juicio de Domínguez “la religión sigue siendo la gran hostigadora de nuestro colectivo”. Para la presidenta de Jerelesgay,  resulta muy desalentador la respuesta del Obispado de Cádiz y Ceuta, especialmente, después de que el mismísimo Papa Francisco, máximo responsable de la Iglesia, haya invitado a un español transexual, católico y practicante a un encuentro privado en El Vaticano el pasado sábado y decirle “claro que eres hijo de la Iglesia!". “Algunos miembros de la Iglesia no respetan ni al Papa”, lamenta Domínguez.

Hasta ahora la relación entre el colectivo LGTB jerezano y la Iglesia han sido cordiales. En general, Domínguez explica que la Iglesia postula por no condenar a estas personas sino sus conductas. Sin embargo, en varias ocasiones Jerelesgay ha sido invitada por algunas comunidades religiosas a impartir charlas “para hablar de homosexualidad y religión, sobre cómo conjugar esos dos derechos”. De hecho la asociación cuenta con un grupo cristiano porque “no estamos en contra de la Iglesia y muchos de sus miembros a título personal nos apoyan”.

Cabe recordar que en 2009 sí mantuvieron un rifirrafe con el por entonces el presidente de la Unión de Hermandades de Jerez, Manuel Muñoz Natera. Éste hizo público su oposición al matrimonio homosexual, “algo que no entendimos porque nunca reivindicamos el matrimonio eclesiástico; nosotros hemos luchado siempre por tener los mismos derechos que cualquier otra persona”, concluye la presidenta de la asociación Jerelesgay.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído