Una planta de reciclaje, un 'escape room' o un invernadero en mitad del parque Genovés

restos_arqueologicos
restos_arqueologicos

El alcalde inaugura un centro formativo en el que los visitantes aprenderán nociones de sostenibilidad a través de restos arqueológicos, huertos o balas de reciclaje de envases de plástico y latas.

El alcalde de Cádiz, José María González ha inaugurado este martes el nuevo centro formativo para la sostenibilidad Isla-Eco ubicado en el Parque Genovés. Para la creación de este foro, se ha adaptado 1.000 metros cuadrados en los que se “generará” y “cultivará” la educación y la formación en el conocimiento hacia el medio ambiente, así como se constituirá como un lugar de encuentro para debatir y compartir experiencias. José María González ha afirmado que “es una apuesta por impulsar y optimizar la calidad de las actuaciones educativas medioambientales desarrolladas por el Ayuntamiento de Cádiz”. González ha señalado que Isla-Eco “ofrecerá la posibilidad de conocer el patrimonio medioambiental que dispone la ciudad y creará en los visitantes sentimientos y vínculos con su entorno, de manera que los predispongan hacia comportamientos sostenibles”.Con este objetivo, el centro formativo para la sostenibilidad se ha estructurado en áreas temáticas en función de la enseñanza a transmitir, por lo que el visitante podrá conocer aspectos relacionados con el cambio climático natural y antrópico, botánica, alimentación sostenible, reciclaje, litoral, eficiencia energética o arqueología, entre otros.

En Isla-Eco se realizarán sesiones adaptadas a cada colectivo tanto en contenidos, temporalización y metodología a aplicar; resultando un espacio donde los ciudadanos asimilarán conceptos apoyados por recursos tales como réplicas de dinosaurios, restos arqueológicos fenicios y romanos, huertos, balas de reciclaje de envases de plástico y latas, la casa de la alimentación saludable, la sala expositiva, un invernadero cubierto de ilustraciones de la expedición del insigne botánico gaditano Celestino Mutis y un espacio diseñado por la Fundación Ecovidrio donde se plantea el escape room Vidrio Crisis, este último es una apuesta de Ecovidrio pionera y hasta ahora única en el país.

Este centro va dirigido a la comunidad educativa, asociaciones, colectivos, así como a público no asociado; en definitiva, a personas de todas las edades pues la formación y educación es un proceso que dura toda la vida. El centro educativo ha sido financiado por fundaciones y empresas que han patrocinado las distintas áreas y se ha contado con la colaboración ciudadana en cuanto a la donación de materiales como recursos educativos. El Área de Medio Ambiente ha planteado ISLA-ECO partiendo de la premisa que básicamente los objetos y recursos que integren el espacio educativo han de partir de la recuperación, reutilización y reciclaje de los mismos.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído