"Hay que recuperar el ambiente nocturno en los locales para levantar cabeza"

antonio_de_maria_buena.jpg
antonio_de_maria_buena.jpg

El presidente de Horeca, Antonio de María, considera que "hay establecimientos de calidad pero la gente ha huido porque da miedo salir de noche".

Desde tiempos casi inmemoriales su nombre ha estado ligado al de Horeca. Las generaciones actuales se puede decir que no conocen a otro presidente de los hosteleros gaditanos que no sea Antonio de María. Sincero y cercano, ha recibido toda clase de parabienes y azotes en su dilatada trayectoria, como todo gestor que lleva mucho tiempo en el cargo. Pero no pierde la ilusión ni la iniciativa. En esta entrevista analiza el estado actual del sector y las perspectivas de futuro.

¿Se manejan algunas previsiones para este verano?

No manejamos unas previsiones muy fiables todavía. Lo que sí se puede decir es que va a haber una alta ocupación prevista en las zonas turísticas que trabajan con la touroperación. Pero para tener datos fiables hay que esperar a que finalice el curso escolar. Las notas de los niños son fundamentales a la hora de elegir destino veraniego.

Se ven muchos turistas en Cádiz ¿parece que el sector va despuntando?

El tema de los cruceros funciona muy bien para el comercio (zapatos y camisas) y la hostelería en menor medida. La gente se toma el cafelito o la cervecita. La cuestión es que como el puerto está tan cerca de la Catedral, la mayoría opta por almorzar en el barco después de tomarse el aperitivo en el centro.

"El crucerista viene pensando en Sevilla porque es su ciudad de referencia"

¿Qué busca el turista en la provincia?

El crucerista viene pensando en Sevilla porque esa es su ciudad de referencia. Pasa como en Civitavecchia, el lugar donde desembarcas cuando vas a Roma. La referencia es Sevilla. Y al touroperador le interesa hacer excursiones. El día que el turista no vaya a Sevilla se acabará el negocio.

¿Seguimos un poco anclados en el tema del Carnaval o ya hay otras fechas de repunte?

Nuestro turismo tradicional es vacacional. De julio a septiembre son los meses potentes. Además desde hace algún tiempo, la ciudad tiene la posibilidad de ofertar hoteles. De todas maneras, tenemos una buena media durante todo el año, aunque luego vienen las fechas punteras. Además, el puerto de la ciudad sirve de apoyo a otros eventos como la Feria de Jerez o el Mundial de Motos.

Y ahora otra Magna ¿en 2012 fue bien no?

La Magna es un acto especialísimo y algo muy difícil de ver. En 2012 se agotaron las existencias en los bares. Vino muchísima gente de fuera. Yo siempre digo que los mejores museos son las iglesias. La puesta en escena de las cofradías es muy atractiva y hace las delicias, por ejemplo, de los turistas americanos. Es el momento más potente de todo el año. Se trata de un referente impresionante. Además en Cádiz todo se ve potenciado por esas calles tan pequeñas que invitan al recogimiento. De todos, la Madrugada gaditana es el mejor momento.

Ya que habla de la Madrugada ¿le preocupa el tema de los horarios nocturnos?

La noche no es que vaya camino de perderse sino que se ha perdido. A las dos de la noche se cierra todo. Solo permanecen abiertos los bares del Paseo Marítimo. Por tanto, no hay sitio donde ir. Habrá que esperar que la nueva regulación traiga efectos más positivos. En el caso de Jerez es distinto porque cuenta con buenas discotecas donde la gente hace cola para poder entrar. Contamos con establecimientos de calidad pero la gente ha huido. Hay que recuperar el ambiente nocturno en los locales para levantar cabeza. Da miedo salir de noche y turísticamente es muy importante la noche.

Pasemos al tema de las conexiones ¿Ve factible que puedan aumentarse las conexiones en un futuro cercano tanto en verano como en invierno en el Aeropuerto de Jerez?

De hecho ya se han aumentado. Eso sí, el Aeropuerto no es más que una infraestructura. Tiene que haber demanda. Se hacen estudios de mercado y las compañías sopesan el atractivo de la provincia para traer aviones.

¿Se ha consolidado Jerez en verano como destino de segunda línea de playa?

No es que se haya consolidado como segunda línea de playa es que creo que Jerez es primera línea. Posee los precios más competitivos de la provincia y estratégicamente está muy bien situada. Jerez ha ganado la clientela que ha perdido El Puerto y actualmente es muy visitada tanto por turistas en grupo como particulares. El año pasado alcanzó una ocupación del 86% en agosto.

¿Qué cree que aportará a la ciudad el nuevo hotel Gran Lujo que se está construyendo en la calle Tornería?

El gran lujo no tiene peso en la demanda hotelera. Los establecimientos ya trabajan la fórmula del lowcost. El problema les surge a los pequeños porque las ofertas casi se igualan en precio. Se está produciendo un desequilibrio en el sector y la clave a estar en elevar la prestación de los servicios.

"Jerez acumula tantas cosas que cuando uno va allí no tiene nada de lo que preocuparse"

¿Sigue Jerez anclada en su oferta de vino-caballos-flamenco? ¿Por qué debe apostar la ciudad para atraer a nuevos perfiles de turistas?

Jerez ha ampliado su oferta de manera considerable. Ahora mismo acumula tantas cosas que cuando uno va allí no tiene nada de lo que preocuparse. La oficina de turismo funciona muy bien. Lo importante es que nosotros mismos no nos pongamos inconvenientes ni amarraderos.

Un gran porcentaje del turista que viene a Jerez procede del extranjero, sin embargo se ven pocos camareros con idiomas o sabiendo servir en condiciones una mesa. ¿Falta todavía dar un paso adelante en la profesionalización del sector hostelero?

Podría estar mejor, es evidente que hay carencias. Somos un destino joven y reciente turísticamente hablando. Tiene que crecer la profesionalidad. Se echan en falta gente que domine idiomas. La supresión de los planes de formación has sido un revés considerable. Las quejas vienen en gran medida precisamente por eso, por la falta de formación.

¿Cuáles son los grandes objetivos de Horeca?

La Federación quiere sacar adelante el catálogo de horarios de la junta que regule el sector. Otra cuestión importante es el tema de las mesas y veladores. No se entiende una ciudad sin la hostelería. Las terrazas trabajan de día y no hay que declararles la guerra porque son muy necesarias. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído