“El sistema educativo español tiene que aprender del mexicano”

mar_estadio_azteca.jpg
mar_estadio_azteca.jpg

Mar Oliver, natural de Barbate, considera que “en México con dinero puedes ser lo que quieras, desde alcalde, hasta presidente del Gobierno”.

Todo comenzó como una experiencia de un año para terminar la carrera, y ahora no se ve a corto plazo fuera de México. Mar Oliver, natural de Barbate, es una gaditana ganándose la vida fuera de su tierra, y a pesar de echar de menos a su familia y amigos, está encantada viviendo en Cancún.

Le llegó por sorpresa la noticia de haber sido una de las agraciadas de una beca con destino Cancún para poder estudiar allí el último año de periodismo, algo “que siempre había tenido claro, quería acabar la carrera lejos de España”. El 3 de agosto del año 2015, Mar llegó a México, recuerda que “hacía mucha calor y humedad. He de reconocer que tenía algo de miedo ya que en España todas las noticias que llegan de aquí son de asesinatos y drogas, como si fuera un país sin ley”.

Como ella dice, México es conocido en España como un país en el que el mundo de la droga está muy asentado, y semanalmente nos llegan noticias de asesinatos por ajustes de cuenta, “los cárteles se dividen el país, y la sensación que hay aquí es que hay una especie de acuerdo entre gobierno y los cárteles que consiste en no molestarse entre ellos”.

Aunque para esta joven periodista el mayor problema del país es la corrupción, que existe porque “en México con dinero puedes ser lo que quieras, desde alcalde, hasta presidente del Gobierno. Aquí no se piensa en el bien común, no se emplea el dinero en arreglar las calles o las ciudades. Si se destina un millón de pesos para arreglar el alumbrado de una calle, como máximo un cinco por ciento del dinero es destinado a su uso”.

“No hay tanta diferencia con España, en los dos países los gobernantes nos roban. Aquí si saben que eres española te dicen que eres del primer mundo y se asombran a que vengas aquí a ganarte la vida cuándo ellos quieren abandonar el país”. Comenzó las clases y rápidamente observó que “aquí son mucho más prácticas que en España, dónde habíamos tenido muchas asignaturas de carácter teórico. En Cancún desde el primer día nos pusieron a redactar y a escribir, además nos enseñaron todos los programas del paquete Adobe como Photoshop o Ilustrator".

“Aquí no se piensa en el bien común, no se emplea el dinero en arreglar las calles o las ciudades”

Reconoce que “el nivel de vida en México es mucho más barato que en España, yo siempre pongo el mismo ejemplo, aquí para comer con tu pareja por menos de veinte euros puedes ir a un buen restaurante, en España el precio sobrepasa los cincuenta euros fácilmente. Otro claro ejemplo es que aquí el agua de grifo no se puede beber, pero hoy he comprado un garrafón de 24 litros por menos de un euro, una pasada”.

Como buena barbateña, Mar, que se ha criado comiendo productos como la mojama o los filetes de atún, afirma que “la comida en México está rica, pero es cierto que si tengo que elegir, me quedo sin lugar a dudas con la española”. Además es cadista, y reconoce entre risas “haber vivido con coraje estos dos años, me he llevado seis años como socia en Segunda B, y ahora que llevo dos años en México, logramos el ascenso a Segunda, y casi subimos este año a Primera”.

No tiene su futuro claro, prefiere vivir el día a día, ya que “no se cuándo me volveré a España, ahora mismo allí la situación no es la mejor posible, y aquí en Cancún me encuentro trabajando en una empresa en el departamento de comunicación. Si aquí dejase de estar cómoda y en España la cosa fuera a mejor, me volvería, ya que en el fondo me gustaría estar más cerca de mi familia y amigos”.

Sobre el autor:

Luismi

… saber más sobre el autor

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído