CulturaEspectáculos y Conciertos

Dos jubilosas décadas de actividad del coro del Teatro Villamarta

El coliseo jerezano inaugura temporada con un concierto conmemorativo del 20 aniversario de uno de sus grandes baluartes

El concierto ofrecido en el Teatro Villamarta ha tenido un doble propósito: inaugurar la temporada lírico-musical y conmemorar el 20 aniversario del coro titular del teatro, que se erigió en el protagonista principal de la velada. El programa fue una muestra del amplio y variado repertorio acumulado por la formación en estos años, muy ligado al diseño de programaciones que se han ido sucediendo durante este tiempo en el coliseo jerezano, y que incluye ópera italiana, alemana y francesa, zarzuela, opereta y repertorio sinfónico coral. Según señalaba el programa de mano, lo ofrecido en esta velada pretendió ser una especie de álbum de recuerdos de estas dos fructíferas décadas. Pero fue bastante más que eso, ya que constituyó una buena muestra de las notables posibilidades actuales del conjunto, en un momento especialmente óptimo gracias a la labor de Joan Cabero.

Desde su primera intervención en el reestreno de la ópera Los amantes de Teruel, de Tomás Bretón, en 1997, el Coro del Teatro Villamarta ha participado en las temporadas líricas de este coliseo y actuado en numerosos escenarios de España. Durante estos cuatro lustros ha sido dirigido por el director de orquesta Ángel Hortas, Antonio Martín y Juan Manuel Pérez; y ha recibido formación técnico-vocal de, entre otros, Maruja Troncoso, Ana Luisa Chova y Emelina López.

La primera página coral interpretada, Ainsi que la brise légère, fue un anticipo de uno de los títulos más destacados de la temporada que ahora comienza: Fausto, de Gounod. La interpretación quedó algo desdibujada por la no siempre cuidada pronunciación francesa. Frente a ello, Patria opressa de Macbeth de Verdi fue una de las prestaciones más acertadas del coro, que supo mostrar de modo elocuente la sombría gravedad de la pieza con un adecuado control de la emisión, sólo empañado por un desajuste inicial en el ataque de notas.

Algunas de las trampas que contiene Gli aranci olezzano de Cavalleria Rusticana de Mascagni pusieron a prueba al conjunto coral, especialmente a las sopranos, que en los pasajes más agudos tuvieron algún accidente de afinación. Bastante mejor fue la interpretación de Fuocco di gioia de Otello, con una buena comprensión del singular estilo verdiano tardío. Aquí los continuos cambios de dinámica fueron atendidos de modo cuidadoso. Asimismo, del compositor de Busseto se ejecutaron cuatro páginas corales más: el bello e inevitable Va pensiero de Nabucco, que fue servido con un tempo algo más acelerado del habitual; Vedi le fosche notturne de Il Trovatore, en el que las voces masculinas pudieron brillar especialmente, lo mismo que las femeninas lo hicieron en Noi siamo zingarelle de La Traviata, ópera de la que también se incluyó, aunque no estaba anotado en el programa de mano, Di Madride noi siam mattadori. Por los resultados obtenidos en todas estas páginas, parece que el Coro del Villamarta tiene una especial afinidad con Giuseppe Verdi.
Norma, viene
 de Norma de Bellini es un anticipo del concierto teatralizado que de esta obra se ofrecerá en el Teatro Villamarta el próximo 4 de noviembre, protagonizado por la soprano jerezana Maribel Ortega en compañía de Albert Montserrat y María Ogueta. Gracias al correcto enfoque estilístico del director musical, el resultado fue excelente. Asimismo, fue delicado y expresivo el Coro a bocca Chiusa de Madama Butterfly de Puccini, y muy preciso el Coro de Campanas de I Pagliacci de Leoncavallo, en el que la poco lineal línea de canto exige una especial concentración.

La Orquesta de Córdoba sobresalió en las cinco piezas instrumentales intercaladas entre los números corales. El concierto se abrió con un correcto y algo descolorido Vals de Eugen Onegin de Tchaikovsky, al que le siguió un cuidadosamente fraseado Intermezzo de Cavalleria Rusticana de Mascagni. Casi al final de la primera parte se ofreció una brillante interpretación de la obertura de Il Pirata de Bellini, que quizás fue la mejor prestación de la Orquesta de Córdoba en el concierto. Esta ópera aún permanece inédita en el Teatro Villamarta, y es una lástima ya que se trata de una de las obras más bellas de su autor. En la segunda parte se subrayó adecuadamente la tensión dramática contenida en la breve obertura de Rigoletto de Verdi; y la suite nº1 de Carmen de Bizet fue desarrollada de modo tradicional, en el mejor sentido de la palabra, gracias a la batuta de Juan Luis Pérez.

Tras unas palabras de felicitación del director musical al coro, en las que señaló el gran mérito de una formación de aficionados que, sin embargo, presta un trabajo que es profesional, se ofrecieron tres páginas de zarzuela de La del Soto del Parral, El Dúo de La Africana y La Verbena de la Paloma en las que quedó de manifiesto el dominio que de este género tiene el conjunto.

En el vestíbulo y cafetería del teatro se instaló la exposición que, bajo el oportuno título de Vesti la giubba, se tuvo ocasión de visitar en el Palacio de Villavicencio este verano. En ella se muestran trajes de exitosas producciones propias de ópera del Villamarta que completaban muy bien el recuerdo de estos notables veinte años de actividad.

Concierto XX Aniversario. 20 años de coros. Sábado 30 de septiembre de 2017.  Coro del Teatro Villamarta. Orquesta de Córdoba. Joan Cabero, dirección coro. Juan Luis Pérez, dirección musical. Programa: Tchaikovski: Eugen Onegin, Vals del segundo acto; Gounod: Fausto, “Ainsi que la brise légère”; Verdi: Macbeth, “Patria opressa”; Mascagni: Cavalleria Rusticana, Intermezzo, “Gli aranci olezzano”; Bellini: Il Pirata, Obertura; Verdi: Otello, “Fuocco di gioia”; Verdi: Rigoletto, Obertura; Verdi: Il Trovatore, “Vedi le fosche notturne”; Bellini: Norma, “Norma, viene”; Verdi: Nabucco, “Va pensiero”; Puccini: Madama Butterfly; “Coro a bocca Chiusa”; Leoncavallo: I Pagliacci, “Coro de campanas”; Bizet: Carmen, Suite nº1; Verdi: La Traviata, “Noi siamo zingarelle”; Soutullo y Vert: La del Soto del Parral, “Ronda de las enamoradas”; Fernández Caballero: El Dúo de La Africana, “ Se marcha furioso“; Bretón: La Verbena de la Paloma, Seguidillas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *