Sociedad

Doñana, en peligro por el uso ilegal del agua de sus acuíferos

La Unesco advierte a España que vigilará su delicada situación para evaluar su impacto en la biodiversidad del enclave

La Unesco ha anunciado este miércoles su decisión de vigilar el uso ilegal del agua en Doñana durante los próximos dos años y da a España ese plazo, hasta 2021, para que implante un conjunto de medidas para la mejora de la situación de este enclave que forma parte de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

La decisión ha sido adoptada este miércoles durante la 43 sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Humanidad en Baku (Azerbaiyán). El organismo considera que el uso del agua es el principal problema para mantener la integridad del espacio natural, por tanto ha acordado que vigilará la gestión y la planificación del recurso para evaluar su impacto en la biodiversidad del enclave, al menos hasta la próxima sesión, que se celebrará en 2021.

El informe de evaluación del estado de conservación de Doñana para la sesión de 2021 será elaborada por el World Heritage Centre, en colaboración con UICN y RAMSAR, llevará a cabo una misión internacional conjunta y elaborará el informe. Además, ha reiterado que el declive del acuífero de Doñana continúa y advierte de que si esta situación no se revierte podría suponer un daño potencial a los actuales valores universales excepcionales que motivaron su declaración como Patrimonio Mundial.

Por ello, se compromete a seguir el proceso por el que la Comisión Europea ha denunciado a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea por la degradación del humedal de Doñana y la pérdida de biodiversidad. La Unesco cita proyectos que afectan Doñana como el trasvase, sobre el que recuerda que debe contemplar los impactos sobre los valores universales excepcionales. Por otro lado, la resolución de Unesco expresa su “profunda preocupación por el estado del acuífero” pese a las continuas inspecciones y una reducción del regadío se han implantado en el marco del Plan Especial de Extracción e Irrigación, porque el estado se mantiene en niveles de alerta o prealerta y en algunos acuíferos adyacentes, en situación de alarma.

En la sesión del Comité del Patrimonio Mundial de la Humanidad, la ONG WWF participa en calidad de observador sobre el estado de conservación de los Lugares Patrimonio Mundial de la Humanidad que podrían ser incluidos en la ‘Lista de Lugares en Peligro’ si los valores universales excepcionales (VUE) por los que fueron declarados están amenazados. En la reunión, la ONG ha manifestado su profunda preocupación por el estado de Doñana y ha recordado que este espacio “no puede seguir siendo un ejemplo mundial de impunidad en uso ilegal de agua y suelo debido a la presión insostenible de sector agrícola”

La responsable del programa de Agua de WWF España, Teresa Gil, considera que UNESCO debe recordar a España su “obligación” de realizar “urgentemente” una gestión “ambiciosa” del agua para garantizar la recuperación de su acuífero y aumentar su resiliencia frente al cambio climático.

Para WWF esta gestión ambiciosa debe contemplar el cierre de todos los pozos, balsas y fincas ilegales y buscar alternativas diferentes al trasvase de agua. Por último, ha alertado al Comité sobre el escenario de inseguridad e inestabilidad al que se enfrenta Doñana, en los próximos años, por la posición del nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía que “respalda públicamente el incremento de la agricultura intensiva y la modificación del Plan de la Corona Norte de Doñana para legalizar de facto la superficie de regadío ilegal.

Flamencos en Doñana. FOTO: RAMEYLAUREN

En este contexto, advierte de que el Plan de la Corona Norte de Doñana fue consensuado con todos los sectores y aprobado en 2014 y que cualquier modificación unilateral del mismo supondría la ruptura de las reglas del juego acordadas entre todos los sectores y un fuerte impacto para la imagen de las fresas de Doñana en los mercados europeos.

Ecologistas exige que se cumpla la ley

Ecologistas en Acción exige al Gobierno que “aplique la ley” y “no quede en total impunidad la situación que está viviendo Doñana” después de que este miércoles la Unesco haya anunciado su decisión de vigilar el uso ilegal del agua en este enclave durante los próximos dos años y pida a España medidas cuyo cumplimiento volverá a evaluar en 2021.

En declaraciones a Europa Press, Juan Romero, miembro en el Consejo de Participación de Doñana de Ecologistas en Acción, ha señalado que grupos ambientalistas y no han hecho esta petición en un manifiesto común, al tiempo que ha indicado que en todos los consejos de participación las organizaciones ecologistas han planteado “la situación de impunidad con que se actuaba”.

“Ha habido un incumplimiento de las sentencias de los tribunales de justicia y ahora existe un problema social grave y un problema ambiental gravísimo por el valor universal de Doñana“, ha añadido Romero, que afirma que “no cabe otra que aplicar la ley, y a partir de ahí intentar buscar soluciones entendiendo también esa parte social de mucha gente que no se puede quedar tirada”.

Además, ha apuntado que una vez aprobado el Plan de la Corona Norte de Doñana “la situación de ilegalidad y permisividad continuó” y ha abundado en que se trata “de un problema ambiental de primer orden para Doñana y también un problema social”, que “se tiene que resolver con la aplicación de la ley y quienes han permitido que se llegue a esta situación”.

“Si hay que exigir responsabilidades, hay que hacerlo a unos por acción, que son los que han abierto esos pozos ilegales, y a otros por omisión, porque no han perseguido la situación de ilegalidad en Doñana durante estos últimos años. La administración pública tiene mucha culpa de haber llegado a esta situación”, ha manifestado Romero.

Los regantes solicitan recursos y un trasvase al Condado

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado ha aplaudido este miércoles el anuncio de la Unesco de vigilar el uso ilegal del agua en Doñana durante los próximos dos años y de dar a España ese plazo, hasta 2021, para que implante un conjunto de medidas para la mejora de la situación de este enclave que forma parte de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la plataforma, Cristóbal Picón, ha destacado la importancia del cuidado del Espacio Natural de Doñana pero ha solicitado recursos de agua superficial para los agricultores del entorno.

En este sentido, ha incidido en que “hay que dar una alternativa a los agricultores que tienen su cultivo en zona regable”, una circunstancia que pasa por el trasvase al Condado, “cuya ley ya está aprobada y solo necesita que se ejecuten sus obras”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *