Empresas y Trabajo

Disfruta este verano y pon en tu jardín una mesa de ping pong para jugar con los amigos

El ping pong o tenis de mesa ha sufrido una gran evolución. Se sabe que surgió en Inglaterra sobre el año 1870 y se cree que fue una variante del tenis, siendo muy probable que debido a la adversa climatología que se daba en el Reino Unido algunos jugadores ante la imposibilidad de salir al exterior idearan y ayudados por una mesa de billar, una especie de juego parecido al tenis pero en pequeño.

Como no tenían pelotas adecuadas a esas dimensiones utilizaban tapones de corcho y como raquetas cajas de puros. Este juego se hizo muy popular entre los estudiantes ingleses de aquella época.

En el año 1890 David Forster patentó lo que sería el “primer juego de mesa para sala” que no era otra cosa que una mesa de determinadas dimensiones con una valla.

Poco a poco fue haciéndose popular en Estados Unidos y Europa, donde en el año 1902 se librarían torneos y se celebrarían campeonatos no oficiales. Para el año 1913 llegaría al continente asiático, adquiriendo este deporte una gran relevancia sobre todo en China, Corea y Japón, popularizándose de tal manera que hoy día alrededor de 4 millones de personas lo practican solamente en China.

¿Qué es necesario para poder jugar al Ping Pong?

El ping pong tiene como elementos principales  la raqueta, la pelota y la mesa, los cuales se han ido adaptando con el paso del tiempo hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día.

Uno de estos elementos, la mesa de ping pong, debe tener unas medidas establecidas donde la superficie de juego tenga una forma rectangular y un largo de 2,74 metros con un ancho de 1,525 metros, siendo de forma horizontal y  a una altura del suelo de 76 centímetros.

Los colores de la mesa deben ser oscuros y por igual en toda la superficie de la misma, además de ser de una tonalidad mate. Las mesas de pinpon estarán divididas por una red colocada verticalmente, realizando una separación para ofrecer dos campos con el mismo tamaño.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de adquirir una mesa de ping pong?

A continuación detallaremos qué es lo que debe tener una mesa de ping pong para que no tengamos ninguna duda a la hora de comprarla:

Precio

Esto es algo importante que debes considerar, ya que si no eres un jugador profesional y solo disfrutas de un rato de juego, de nada te servirá una mesa de gama alta, por lo que una sencilla puede servirte para tus propósitos.

No obstante, debes saber que aunque puedes encontrar mesas a un precio aproximado de 100 euros, las que son para profesionales pueden pasar incluso de los 1000 euros.

Ruedas o fijas

Dependiendo de tus necesidades podrás optar por una de las dos. Si tienes un espacio donde quieres que esté siempre, la fija será la mejor opción, en cambio y si la quieres ubicar dependiendo del tiempo en el jardín o en el interior, la que lleva ruedas será ideal, ya que podrás desplazarla fácilmente.

En el mercado hay una gran variedad de modelos para que elijas la que más te convenga.

Grosor

Si no eres un jugador profesional, una mesa con un grosor de 16mm te ofrecerá una experiencia de calidad, ahora bien, si deseas algo un poco más sofisticado puedes adquirir una de 25mm. El grosor por lo tanto te indica la calidad de la mesa.

Estructura

Procura que tu mesa cuente con patas sólidas y que la estructura que la sostiene sea resistente para que así tengas un producto duradero y seguro.

Materiales

Has de saber que las fabrican en aluminio, de fibra y de resina estratificada y que las de aluminio tienen la característica que resisten muy bien la humedad. Las de fibra evitan la deformación y también son resistentes al agua. Por último, las de resina son los más resistentes y más rígidas, siendo algo más caras.

Exterior o interior

Debes tener en cuenta donde la usarás, ya que las exteriores poseen un material que tiene mayor resistencia al sol y la lluvia, en cambio la de interior no, por lo que si la usas afuera necesitarás introducirla nuevamente dentro de casa para que no se vea dañada por agentes climáticos adversos.

Con estas consideraciones puedes escoger la mesa de ping pong más indicada para ti y así disfrutar de una experiencia entretenida con tus familiares o amigos.

Jugar al tenis de mesa conlleva numerosos beneficios para las personas que lo practican, ya que debes tener cierto grado de concentración, una buena coordinación de movimientos, agilidad mental, quemas calorías a la vez que tonificas tus músculos, no hay riesgo de lesiones graves, incrementa la actividad cerebral y pueden practicarlo incluso personas que sufran alguna discapacidad, además, de que garantizarás horas de diversión con tus amigos.

Es un deporte fácil de practicar en cualquier lado siempre y cuando el espacio sea el adecuado, además no necesariamente tienes que ser un experto para poder jugar.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *