CulturaRoedores de cultura

Diez lecturas para ‘resucitar’

Un interesante decálogo con recomendaciones de la librería La Luna Nueva

Recomendar libros es considerada ya una actividad de riesgo, una actividad cultural peligrosa. Somos temerarios, inconscientes. En un mundo dominado por el relativismo, donde todo vale lo mismo, dicen, donde no hay criterios objetivos para saber qué es bueno, en un mundo así, es una osadía prometer la felicidad, porque eso es lo que significa al fin y al cabo recomendar un libro. Y lo de resucitar tiene su explicación: uno nunca ha leído lo suficiente como para estar vivo. Que los libros nos ayudan a pensar mejor, a imaginar mejor y a expresarnos mejor nadie lo duda. Pero también es cierto que si preguntas a un lector empedernido te dirá que lee y punto, que la lectura nos es un medio para nada. Incluso alguno dirá que no distingue entre vida, verdadera vida, y lectura.

Si yo fuese uno de esos temerarios que aconsejan lecturas, les diría que degustaran dos libros muy diferentes, uno de Luis Mateo Díez, Vicisitudes (Alfaguara, 2017), y otro de Enrique Vila-Matas, Mac y su contratiempo (Seix Barral, 2017). Vicisitudes consta de 85 relatos que transcurren en las ciudades de Sombra, en Celama, ese territorio creado por Mateo Díez a lo largo de sus últimas novelas. Son los personajes, con sus derrotas existenciales, los que generan la atmósfera de Armenta, Ordial, Borela,… El estilo de Mateo Díez, una narración poética y a veces filosófica, junto con un original universo de nombres propios, nos sitúa en un espacio de ficción infinito del que no deseamos salir. En Mac y su contratiempo hallamos otro espacio, el de la metaliteratura y sus recovecos. Vila-Matas sabe dar en cada libro una vuelta de tuerca más a su escritura de la escritura. Mac decide escribir un diario, con él quiere adentrarse en la literatura. Se propone reescribir una novela fallida de su vecino, que es un escritor consagrado. Escribir es repetir, realizar variaciones… Los bucles narrativos, las referencias a otros autores y el juego de espejos de la literatura también nos sumergen en un territorio apasionante.

Y si además de temerario fuese utópico, les recomendaría algo de filosofía escrita en castellano, como la de Jesús Zamora Bonilla, Catedrático de Filosofía de la Ciencia de la UNED. En Sacando consecuencias. Una filosofía para el siglo XXI (Tecnos, 2017) el autor aborda los principales problemas filosóficos desde un enfoque naturalista y analítico. Partimos de los conocimientos de las ciencias naturales y sociales. Y luego aplicamos la lógica y el sentido común. Jesús Zamora Bonilla va a las cosas mismas y evita los enredos escolásticos. Le gusta discutir y presentar los problemas con frescura, originalidad y precisión.

Menos mal que en la librería La Luna Nueva nos ayudan a tratar con el infinito. Sagaces libreros, no dudan en ofrecernos un pequeño mapa de ese vasto territorio por el que transitan con tanta soltura:

‘Gente casi perfecta. El mito de la utopía escandinava’. Michael Booth. (Capitán Swing, 2017)

Este libro podría leerse como una estupenda segunda parte de aquel Geografía de la felicidad del periodista Eric Weiner (Grijalbo, 2009). Aquí es otro periodista, el británico Michael Booth, quien tras vivir varios años en Dinamarca por cuestiones familiares, decide conocer de primera mano los cinco países que integran la geografía nórdica para poner los puntos sobre las íes a una sociedad aparentemente perfecta y modélica, que siempre aparece en los primeros lugares en las encuestas y estudios sobre felicidad planetaria. Booth se adentra en la intimidad de cada uno de ellos para sacar sus trapos sucios y sugerir que no todo es tan perfecto como lo pintan. Planteado con rigor y la agilidad periodística del experto corresponsal, el libro nos descubrirá muchos secretos y quizá nos haga replantearnos o consolidar nuestra opinión. Cuestión de gustos.

‘Once cuentos de Klondike’. Jack London. (Eterna Cadencia, 2017)

Salvo algunas contadas reimpresiones y oportunas ediciones ilustradas de algunos de sus mejores relatos -sobre todo de Libros del Zorro Rojo- el centenario de la muerte del escritor mejor pagado de su tiempo ha tenido escasa repercusión en nuestro país. La pequeña editorial Eterna Cadencia pone su granito de arena con la agrupación de once cuentos ambientados en la región de Klondike, la mayoría durante la época de la fiebre del oro en la que participó el propio autor. Intrépido y aventurero —fue contrabandista de ostras, corresponsal de guerra, encarcelado tras participar en varias manifestaciones, viajero por los mares del sur, reportero disfrazado de pobre en el East End londinense—, London fue un artista de la narración breve, muchas de las cuales vivió en primera persona pasando calamidades y peligros más que razonables. A los once cuentos se suman dos artículos hasta ahora inéditos en español y un gran prólogo del traductor y compilador Jorge Fondebrider.

‘Clavícula’. Marta Sanz. (Anagrama, 2017)

Hay que ser muy valiente y muy buena escritora para hablar de las enfermedades, tanto imaginarias como reales, y que la lectura te resulte gratificante y divertida. A través de Clavícula nos reconocemos en nuestros propios ataques de angustia, en nuestros miedos y fantasías sobre lo que pensamos que será nuestra próxima muerte. Hay que saber dominar el humor negro aplicado a nuestra propia existencia y poder diseccionar a nuestra familia como transmisora de nuestra actitud ante las enfermedades, ponerla en primer plano para que el lector la conozca. A ratos como un diario, a ratos como novela, a ratos como ensayo, Marta Sanz nos presenta un sistema que es capaz de dejar en la cuneta laboral a personas de mediana edad y de maltratar a los más jóvenes en esta crisis de nunca acabar y nos muestra su fragilidad, nuestra fragilidad a través de las páginas de un libro que nos conmueve y nos hace sonreír.

‘Tierra de Campos’. David Trueba. (Anagrama, 2017)

Dani Mosca, cantante, emprende un viaje en un coche fúnebre, para enterrar a su padre un año después de su fallecimiento, en el pueblo en que nació. Acompañado por un chófer ecuatoriano y charlatán, Dani ve pasar por la ventanilla todos sus recuerdos. Con una ágil forma de narrar, nos contará su vida con una mezcla de humor y melancolía y nos hará viajar por la España que compartimos a través de las propias canciones-poemas que van marcando cada etapa de este viaje-vida. Entrañable y divertido este libro resulta ser un buen compañero

‘Ana’. Roberto Santiago. (Planeta, 2017)

Con una prosa ágil, la narración en primera no te susurra al oído sino que te habla para que le prestes atención, el autor va encaminando al lector a través de las más de ochocientas páginas de la novela sin que decaiga el interés gracias a la construcción adecuada del personaje principal que intenta autodestruirse y sin embargo va armando relaciones y no deja de luchar, a pesar suyo, por conseguir que también las cosas que la rodean sean justas. A la vez van apareciendo personajes secundarios que van adquiriendo importancia a medida que avanza la acción de la novela. Una pandilla de antihéroes que van resolviendo el caso con escasos recursos, enfrentándose a poderosos empresarios que emplean métodos del más puro estilo de la Mafia.

‘Poema’. Rafael Argullol. (Acantilado, 2017)

Leer poesía es un acto de acogimiento, de sincerarse con uno mismo, dejarnos ser permeables para permitir que ella nos remueva en cada rincón de nuestros sentidos, cuerpo, memoria, etc. Con una estructura sin nombrar cada poema, Rafael Argullol nos presenta un poemario donde tiene cabida la poesía mística, la social, la experiencia, con un despliegue de imágenes claras, palabras precisas y poemas bien elaborados y acabados, uno de los mejores libros para adentrarse en la poesía incluso para los no lectores de este género.

‘Mi querido gatito’. Jimmy Liao. (Bárbara Fiore Editora, 2017)

Esta nueva obra de Jimmy Liao, te hace sentir simpatía por todos y cada uno de los gatos que nos acompañan en la vida, pues para todos los que hemos o tenemos gatos al leer este libro nos sentimos encariñados y sobrecogidos por el punto de vista que nos plantea los gatos de Jimmy Liao. También tenemos que seguir las historias paralelas en las ilustraciones. Reflexiones para niños y adultos en estas fechas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *