Opinión

Después del 10N, reflexiones y valoraciones de un candidato

Tras una corta pero intensa campaña electoral, llega el momento de realizar valoraciones desde varias perspectivas, geográficas, políticas y numéricas.

Iniciando por el ámbito más cercano, el de la localidad donde vivo, Rota, la valoración no puede sino ser positiva, dado que la ecología política sigue avanzando pasito a pasito gracias a la coalición Más País-Equo, y las propuestas que defienden la salud de las personas animales y medio ambiente crecen en apoyos, y ya son la apuesta de 280 personas en la localidad, a las que nuevamente agradezco la confianza depositada en nuestro colectivo verde, son casi el doble de los apoyos obtenidos en las elecciones municipales de mayo de este año, última cita valorable al concurrir como Equo, y no en la coalición Unidas Podemos, como en los comicios de abril.

A nivel provincial queda demostrado que los resultados no han sido satisfactorios, quedando lejos del reparto de escaños, aunque 11000 votos para ser la primera vez que Más País-Equo concurre en la provincia, suponen casi el triple que la primera vez que en Equo concurrimos a unas elecciones generales, en noviembre de 2011, cuando obtuvimos 4.300 votos.

Igualmente extrapolable la valoración a nivel andaluz, donde la coalición verde se sitúa como la primera fuerza más votada que no obtiene representación, algo que ha ocurrido ayer en no pocas de las 18 provincias en las que la papeleta verde estuvo presente, que fue elegida por casi 600.000 personas, y que por las paradojas de nuestro sistema electoral, el 51% del apoyo obtenido, no ha servido para la consecución de representación en el Congreso.

Seguramente de haber presentado candidatura en todas las circunscripciones, estaríamos hablando casi un millón de votos, y casi la misma representación obtenida, tres escaños en total, dos por Madrid y 1 por Valencia, lo que vuelve a dar cuenta del injusto sistema de reparto de escaños que contempla nuestra Ley electoral. Véase el ejemplo, con todos mis respetos por el gran trabajo realizado, de Teruel existe, que con menos de 20.000 votos obtiene representación.

Además se demuestra a nivel nacional, como hemos advertido en la campaña, que la repetición de elecciones no resolvería las claves del entendimiento de un posible gobierno progresista. Queda constatado que no se puede depositar la esperanza en repetir elecciones para responsabilizar a la gente de lo que la clase política no es capaz de realizar.

Si bien la caída y subida de unos u otros partidos de ambos bloques en número de escaños, no resuelve la ecuación, es cierto que la ultraderecha sigue avanzando posiciones, con el claro peligro que entrañan las formaciones políticas que apuestan por el miedo, la xenofobia y el odio como manera de entender la sociedad.

Espero que se haya aprendido la lección, y que se haga fuerte entre los partidos progresistas, el concepto de que mejorar la vida de la gente, animales y entorno natural, están siempre por delante de los intereses de las siglas, al menos así parece entreverse con la firma del pacto de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, 48 h después del proceso electoral, tras seis meses sin llegar a acuerdos, lo que demuestra la irresponsabilidad de unos y otros durante el verano de 2019.

Más País-Equo estará siempre dispuesto a ello como repetimos en campaña, con los tres escaños conseguidos nuestros votos apoyarán que se pueda conseguir un gobierno lo más estable posible, aunque a fecha de hoy, las cuentas no salen en primera votación de la investidura, que requiere 176 votos favorables al candidato.

Quizás en segunda vuelta, que requiere más votos favorables que en contra, la posibilidad de conformar gobierno, tras la obtención del PP en Vizcaya de un diputado más en detrimento del PNV, puede ser la siguiente:

—El bloque de centroizquierda, PSOE, UP, Más País-Equo, PNV, PRC, BNG, CC y ¡Teruel Existe! lograrían 169 síes.

— El bloque conservador, liberal y de extrema derecha, PP, VOX, Cs, NA+, junto a los nacionalistas catalanes JxCAT, vascos de EH-Bildu, y los anticapitalistas de la CUP obtendrían 168 noes.

— Si los 13 diputados de ERC se abstuvieran como hicieron en julio, Sánchez sería investido presidente con un apretadísimo resultado de 168 noes frente a 169 síes, y 13 abstenciones.

Veremos cómo se materializan estos números en breve.

Para finalizar, en respuesta a los comentarios de muchas personas del entorno de Unidas Podemos, en cuanto a la división del voto en la izquierda por la libre y legítima concurrencia de la coalición verde a estas elecciones indicar que la candidatura de MásPaís-Equo-Compromís-Cha ha obtenido casi 600.000 votos en las 18 provincias en las que presentaba candidatura.

De un rápido cálculo observando los resultados, se deduce que si Más País-Equo hubiese sumado sus votos a los de Unidas Podemos, con la salvedad de que es enormemente arriesgado afirmar que todos los votantes que han votado a Más País-Equo estarían dispuestos a votar a Unidas Podemos, el resultado en las 18 provincias es el siguiente:

En Madrid Podemos obtuvo seis diputados en abril, y ahora se queda en cinco y Más País aporta dos, mejorando la suma por separado.

En Alicante la suma de ambas formaciones obtendría un escaño más del único obtenido ahora por Unidas Podemos.

En el resto de provincias la suma no aporta escaño extra, aunque en Cádiz, Málaga, Barcelona y Bizkaia queda cerca de obtenerse, en el resto de circunscripciones, Granada, Sevilla, Zaragoza, Las Palmas, Tenerife, Castellón, Valencia, Coruña, Pontevedra, Baleares, Asturias y Murcia, queda lejos.

Es decir, en una de las 18 provincias hubiese habido un mejor resultado conformando una sola papeleta, obteniendo un escaño extra, aunque en otra, Madrid, el resultado mejora la concurrencia por separado, por lo que creo que queda demostrado objetivamente, que entre lo que se escribe y se cuenta, y la realidad, suele haber un enorme océano de demagogia.

En vez de buscar las respuestas en el voto unificado y útil, mejor le vendría a la coalición Unidas Podemos, donde encuentro gran número de compañeras y compañeros muy válidos, honestas y trabajadoras, buscar los motivos de la bajada de votos de su formación en otras costas, y no en las playas de sus adversarios más cercanos, de hecho en las provincias donde Más País-Equo no presentaba papeleta, puede comprobarse que Unidas Podemos pierde más de un punto porcentual de media, lo que demuestra claramente que la bajada de voto en Unidas Podemos no es achacable a Más País-Equo.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Pues ya sabe: a promover el cambio del viciado sistema electoral vigente por otro en el que los ciudadanos elijamos directamente a los diputados y senadores en circunscripciones pequeñas (100.000 habitantes) mediante sistema mayoritario eliminatorio a doble vuelta. Y ánimo, que Jesucristo empezó con sólo 12 apóstoles para todo el mundo (y sólo Santiago para toda España) y fíjese en que pedazo de multinacional poderosísima se ha convertido la Iglesia Católica; con sus tres diputados pronto Equo nos “evangelizará” a todos en la religión de la calentología y serán los que manden y decidan quién se salva y quién se condena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *