Desierto el concurso para la venta por casi 600.000 euros del antiguo Museo Taurino en Jerez

La finca de Pozo del Olivar cuenta con 847,32 metros y sobre ella está construida la nave llamada Bodega de Rivas

Interior de la nave bodeguera de la calle Pozo del Olivar en una imagen de Alfonso Catering.
Interior de la nave bodeguera de la calle Pozo del Olivar en una imagen de Alfonso Catering.

La licitación pública para la enajenación del local de titularidad municipal sito en calle Pozo del Olivar, 6, sede del antiguo Museo Taurino, que estuvo concesionado a la empresa Alfonso Catering, ha quedado desierta. El gobierno local enajenó el antiguo casco de bodega para darle salida en el mercado inmobiliario a cambio de ingresar 588.893 euros, pero como ha ocurrido con el antiguo edificio del IARA en Esteve, no hay comprador interesado por el inmueble. Al menos, por esa pretensión económica inicial.

El pasado 22 de junio se conoció que el concurso había quedado desierto, por lo que ahora habrá que estudiar si se acude a una nueva licitación rebajando la cantidad inicial pretendida. El inmueble puede tener uso residencial y otros compatibles con la catalogación urbanística del centro histórico de la ciudad. La finca cuenta con 847,32 metros cuadrados y sobre ella está construida la nave llamada Bodega de Rivas.

Como recoge el pliego, "actualmente el inmueble —con un patio trasero de 30 metros— se encuentra ocupado por la mercantil Cafeterías Alfonso, SL, encontrándose en el mismo, mobiliario correspondiente al uso hostelero y material expositivo variado correspondiente al Museo Taurino: colección de fotografías, de carteles, esculturas.

Pese a que los usos son flexibles, el comprador si debe tener en cuenta, como recoge el pliego, que ha de conservar "todo el conjunto estructural y configurador de la edificación: cerramiento exterior, soportes, cubiertas e incluso carpinterías, respetándose, en la medida de lo posible, los materiales y sistemas constructivos originales". "Para los elementos funcionales que requieran cierta independencia: oficinas, aseos, pequeños almacenes, etc. podrán construirse pequeñas entreplantas e independizar espacios con un máximo del 10% de la superficie en planta, situándolos en lugares periféricos de la edificación a fin de que afecten mínimamente a la configuración espacial interior. Con carácter general deberán cumplirse las condiciones establecidas para el subtipo G3 Bodega tradicional", remachan las prescripciones administrativas que han pesado sobre la licitación.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído