Descubierto un nuevo templo al dios Atún

Publicidad

Descubierto un nuevo templo al dios Atún

El techo del Mercado Municipal de Abastos de Barbate se ha convertido en un fondo marino donde navegan los atunes sobre restos de un templo fenicio dedicado a Melkart.

01-08-2017 / 14:07 h.

Los arqueólogos e historiadores no se habían percatado. Tampoco los ciudadanos que nunca lo habían visto hasta ahora. Han sido unos artistas gaditanos los culpables de un descubrimiento que ha transformado la estética de un edificio concreto del municipio barbateño. En el techo del Mercado de Abastos de Andalucía se ha descubierto un templo fenicio en ruinas en el fondo del mar, dedicado al dios Melkart. La deidad fenicia de los comerciantes, el Hércules romano, toma la forma neptuniana con una imagen simbólica en la entrada del edificio. Este templo, a su vez, forma parte del nuevo y faseado proyecto que la empresa gaditana ‘Harte decoraciones’ está poniendo en marcha en Barbate. Se trata de la remodelación de ‘La Plaza’.

En una mesa de trabajo, coordinada por el delegado de Mercado, Sergio Román, plantearon la reforma y puesta en valor del edificio para “hacerlo un lugar más atractivo”. Según el edil “el cambio de estética es muy importante para convertirlo en un reclamo turístico más y fomentar el comercio” que entiende que “lo verdaderamente importante ha sido la regularización de las concesiones” de los minoristas. Aunque sabe que la parte más vistosa, que ha levantado gran expectación entre vecinos y visitantes, es el proyecto de decoración. “La intención es crear a los clientes la sensación de estar dentro de la almadraba, con una técnica en la que los atunes se ven de forma tridimensional”, comenta el artista local Hoko de Harte.  

Almadraba en 3D

El proyecto de decoración está dividido en cuatro fases: la entrada principal hasta la mitad con restos fenicios; el último tramo del edificio, con representación de la Batalla de Trafalgar; los pasillos, siguiendo la temática almadrabera; y, finalmente, los exteriores del Mercado. La primera fase es la que ya está prácticamente acabada, a falta de la iluminación pertinente. Representa, según Hoko, el movimiento migratorio de los atunes visto desde el fondo del mar, donde, debido al origen de las almadrabas, “se han pintado restos de un hipotético templo fenicio, dedicado al dios Melkart”.

Los gaditanos Adrián Hidalgo y Rafael Caballero, así como el barbateño Pepe Gutiérrez, completan el equipo que han trabajo en el proyecto decorativo. Este estilo de ornamento no es la primera vez que la trabaja la empresa, ya que en el Mercado de Zahara de los Atunes crearon la ‘Capilla Sixtina del Atún’, con una técnica similar pero sin el componente histórico que tiene el mural de Barbate. Además, Hoko también ha hecho este tipo de trabajos en lugares como el Museo del Atún, dependiente de Salpesca, o decoraciones en el antiguo local de la empresa La Barbateña, que tenía en la avenida Pablo Malia ‘el Maltés’.  


Juan Daza
La figura del dios Melkart preside la entrada.
A punto de ser demolido

Las reformas que se van a llevar a cabo en el Mercado no son más la prueba de la segunda oportunidad que se le ha dado desde los gestores municipales al lugar. En los años 60 se abrieron las puertas del edificio y en el 1978 se amplió con una segunda fase. Ya en los 80 tuvo una remodelación importante, pero no fue hasta hace unos años cuando se planteó la posibilidad de su derribo y posterior reconstrucción. El proyecto, que contaba con la colaboración de Diputación, no se llevó nunca a la práctica y, amén de algunos arreglos puntuales, lo que se hizo fue colocar unas puertas automáticas de cristales.

En septiembre del pasado año, los grupos municipales de IU y Somos Barbate realizaron una serie de propuestas motivados por los propios comerciantes. También en la legislatura anterior, ya se había puesto de manifiesto los problemas que acarreaba el mercado, incluso desde el propio Partido Andalucista en la oposición. Tras su paso por el pleno, fue a primeros de año cuando se propuso por parte de la Alcaldía la ordenanza para regularizar el espacio municipal.

La nueva normativa deroga la vigente del año 1986 que contravenía la Ley de Bienes de Entidades Locales de Andalucía al no regular derechos ni deberes de los adjudicatarios, ni establecer plazos de concesión administrativa. En este aspecto, el delegado de Mercado, Sergio Román, matiza su alegría por “arreglar el presente y garantizar el uso municipal de la manera más legal y práctica, creando una ordenanza justa tanto para los concesionarios como para los ciudadanos”.

Aunque también es necesaria la remodelación en otros aspectos, viendo el resultado estético y la expectación que ha creado, no es de extrañar que en los próximos meses el Mercado municipal sigua evolucionando con otras ideas, como la creación de una zona de comida, tipo puesto gourmet que existe en otras poblaciones.