Sociedad

Denuncian que la Junta va a “desmantelar” los conservatorios superiores de música y danza

Los profesores de estas enseñanzas en Málaga y Sevilla creen que son de "usar y tirar" y alertan de que el Gobierno andaluz está "abonando el terreno para su total o parcial sustitución por organismos privados"

Profesores de conservatorios superiores de música y danza de Málaga y Sevilla han vuelto a concentrarse este miércoles bajo el lema No somos de usar y tirar contra el “desmantelamiento” de la plantilla de docentes y para exigir que se valore el trabajo que han venido realizando durante años y que los puestos se cubran en régimen de libre concurrencia, “ponderando todo lo que, en justicia, corresponde: capacidad, méritos (también artísticos) y experiencia acumulada”.

Fuentes de los profesores convocantes han explicado a Europa Press que la concentración en la capital malagueña, a las 12:00 horas, ha tenido “un buen seguimiento”, y en el transcurso de la misma se ha interpretado la Oblivium (Olvido) de Astor Piazzola gracias al apoyo de estudiantes del centro. “Hemos querido simbolizar que ahora el problema es candente, nos están olvidando, y se olvidarán el año que viene y los siguientes, porque si esto es así no hay solución para las enseñanzas artísticas en Andalucía“, han lamentado. Por su parte, la protesta en Sevilla se ha celebrado a partir de las 20:00 horas, “debido a que en esta semana todo el alumnado del centro se encuentra haciendo exámenes y a que no se les ha querido perjudicar con las movilizaciones del profesorado”. En este sentido, han precisado que esta situación se ha dado en el resto de conservatorios superiores, que no han podido convocar por ello movilizaciones.

Así, en un comunicado, los convocantes han explicado que tras en la mesa sectorial de este pasado lunes, “la Administración, a pesar de haberse comprometido a la búsqueda de soluciones, en declaraciones del propio Javier Imbroda, ha mantenido las cláusulas que suponen, en la práctica, el desmantelamiento de cerca del 70% de las actuales plantillas de estos centros, menospreciando el trabajo que estos docentes han venido desarrollando durante casi 20 años”.

En su lugar, han señalado que “se pretende la cobertura” de estos puestos de máxima responsabilidad “por profesorado interino con escasa experiencia o sin ella”, ya que la consejería ha presentado un borrador “en el que sitúa por delante de funcionarios de carrera no catedráticos, que llevan muchos años trabajando en estos centros, a personas que nunca han superado una prueba de oposición, ni trabajado un solo día para la administración educativa”. En ese aspecto, han añadido que el profesorado que ocupa estos puestos “ha tenido que superar oposiciones y pruebas específicas de acceso a esas plazas; ha tenido que ganárselo presentando méritos artísticos, publicaciones, etcétera. Es profesorado con experiencia en la enseñanza de sus materias; la consejería, tras mantenerlos durante años en la provisionalidad, les dijo en octubre que debían solicitar ser incluidos en una bolsa si querían seguir trabajando en los conservatorios superiores”, especifican en el comunicado.

De este modo, han precisado, que “sin información de que eso supondría tener que renunciar a todos sus derechos laborales (su tiempo de servicio en estos centros, su puesto en los conservatorios profesionales para cuando los puestos sean ocupados por catedráticos por oposición), todos presentaron la documentación para ser incluidos”, por eso, “la mayoría de los que están en esas listas con las que dicen que cubrirán los puestos al curso que viene están llenas de funcionarios no catedráticos que las abandonarán”. “Estos se sumarán a todos los que el curso pasado ya fueron expulsados porque se les pidió por primera vez la presentación de un título de máster con unas características específicas que no habían sido concretadas oficialmente hasta tres meses antes”, han manifestado, para añadir que “prueba de la incertidumbre acerca de este requerimiento es que, ante circunstancias similares, comunidades como Madrid y Galicia han dado soluciones muy distintas”.

Por ello, han criticado que la Consejería de Educación, en la mesa sectorial del pasado lunes, “defendiera estas medidas que supondrán el desmantelamiento de los conservatorios superiores escudándose en un informe jurídico que se negó a presentar a los representantes sindicales. Un informe del que se desconoce tanto su contenido, como quién lo ha escrito y firmado”. “Los conservatorios superiores no pueden funcionar sin la experiencia docente y artística del profesorado que lleva años trabajando en ellos y participando en el desarrollo de sus planes de estudios. Todos, funcionarios e interinos, son necesarios en ellos y deben tener los mismos derechos. Por eso, todos merecen ser valorados por su capacitación docente y artística”, han insistido los protagonistas de la protesta.

En este sentido, han añadido que es por eso, que los conservatorios “no pueden renunciar ni quienes superaron al menos la primera prueba de las oposiciones a cátedras, ni de los funcionarios no catedráticos que representan más de dos tercios de sus plantillas, ni de los interinos que se han esforzado por estos centros a pesar de su situación de inestabilidad”, y han insistido en que “no se puede renunciar a quienes han sido y serán expulsados por un nuevo requisito sin tiempo para adaptarse a él”.

Sin futuro para las carreras de formación artística

“Sin todos ellos, no hay futuro en las enseñanzas superiores de danza y de música. Si los problemas de gestión vienen siendo crónicos, en los próximos cursos se convertirán en caos”, han lamentado los firmantes para añadir que es por eso que “muchos alumnos se unen a estas movilizaciones preocupados por la calidad y garantías de las enseñanzas que reciben y por la experiencia y el nivel artístico y pedagógico de sus docentes”.

“Está en juego su futuro profesional y la propia calidad de las enseñanzas superiores de música y danza, que suponen el nivel más decisivo de estas largas carreras de formación artística”, han indicado, toda vez que han apuntado que “no deja de haber quien ve en todo este caos que se quiere organizar con las plantillas, que
agravará además una situación ya vivida este año de no cobertura de puestos hasta casi finalizado el curso, un interés por desvirtuar, bajar el nivel y, con ello, desprestigiar la red de centros públicos de enseñanzas superiores artísticas en Andalucía, abonando el terreno para su total o parcial sustitución por organismos privados“.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. De desmantelamiento, nada. A su casa todos los que llevan años calentando un puesto -mérito que alegan- sin estar capacitados y sin poner medios para estarlo. Lo que pasa es que están muy cómodos ahí. Hay gente hiper preparada y ya es hora de que los superiores empiecen a imitar en algo a las universidades. Doctores en superiores y de contrastada carrera artística y profesional YA.

  2. Su tiempo han tenido para sacarse los requisitos para estar trabajando ahí. De desmantelamiento nada. Si se iguala a la universidad es a todos los efectos, no sólo al sueldo. Cuanto cara dura hay dentro de los superiores viviendo en la más absoluta comodidad.

  3. Hasta ahora el nivel de excelencia de los superiores ha sido muy discreto, por algo será también. Es como si a los universitarios les dieran clases profesores de secundaria que encima hubiera que dejarlos porque en su día se colaron por desidia administrativa. Es verdad que ni todos son mediocres ni todos los que cumplen los requisitos son magníficos, pero un poco de autocrítica viene bien, a lo mejor esa experiencia de la que hablan es una mezcla de anquilosamiento y autocomplacencia. Deberían indignarse menos y prepararse más o por lo menos preguntarse si sus enseñanzas serían homologables en cualquier superior europeo.

  4. A los que entraron echando un papel les molesta que otros con mas papeles los quiten de los superiores…. Lo que tienen que seguir haciendo desde la administración es seguir haciendo oposiciones donde hay que tocar, como las de 2018,donde entraron profesores buenos y que demostraron que dominan su especialidad.

  5. A esta situación a dado pie el hecho de que en las pasadas oposiciones unos “catedráticos” que no han tocado una sola nota para obtener las cátedras han dejado más de la mitad de las cátedras libres, negando el acceso a candidatos mucho mejor cualificados que ellos, que han preparado un temario extenso y ocho obras completas. Y ahora de esto se aprovecharán los interinos sin ningún tipo de prueba de acceso. El mundo al revés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *