Sociedad

Denuncian que la Junta da de alta a profesoras en avanzado estado de embarazo

Ustea Cádiz evidencia el aumento de casos, a partir de diciembre de 2018, en los que Inspección obliga a que estas mujeres se reincorporen a sus puestos de trabajo en contra de los criterios de sus médicos

La organización sindical Ustea Cádiz Enseñanza expresa, a través de una nota, su preocupación ante el elevado número de quejas que han recibido en los últimos días procedentes de profesoras de toda la provincia de Cádiz, en avanzado estado de gestación, a las que están obligando desde la inspección médica a reincorporarse a sus puestos de trabajo.

Desde diciembre llevamos observando un aumento de los casos de mujeres gestantes, aquejadas de patologías diversas relacionadas o no con su embarazo, a las que la inspección médica de la UMVI, situada en la gaditana plaza del Árbol, está llamando a revisión y dando el alta médica en contra de los criterios de los propios médicos de atención primaria y especialistas que las atienden.

Se produce la paradoja de que algunas de ellas, que superan las 30 semanas de gestación, están siendo invitadas por la propia inspección médica a solicitar al INSS (Instituto Nacional de la Seguridad Social) el riesgo por embarazo, al entender que se encuentran en esta situación, a la vez que reciben el alta de oficio de su Incapacidad Temporal (IT).

Estas mujeres han de incorporarse a sus puestos de trabajo con carácter inmediato antes de que se resuelvan las gestiones del propio INSS para conceder, o no, ese riesgo por embarazo. En otros casos, son los propios médicos de atención primaria quienes están recibiendo desde la inspección las notificaciones de alta inmediata para que las ejecuten con sus pacientes.

Ustea Cádiz anuncia que denunciará esta situación en la Junta de Personal Docente No Universitario, —órgano que preside desde las últimas elecciones sindicales del pasado 4 de diciembre—, para que se tomen las medidas oportunas.

“Consideramos que se están vulnerando claramente los derechos de nuestras compañeras, poniendo en riesgo sus vidas y las de sus hijos al añadir la situación de estrés y presión en las últimas semanas de sus embarazos, hechos que, además de execrables en sí mismos, contradicen el discurso oficial de apoyo a la maternidad y a la conciliación de la vida familiar y laboral. Discursos preciosos, hechos infames”, expresa el sindicato.

“Entendemos que las inspecciones médicas se ven también presionadas y sugestionadas por políticos que ante la opinión pública se rasgan las vestiduras por la igualdad y por el respeto a los derechos de las madres trabajadoras”, dicen a través de un comunicado.

Desde Ustea Cádiz entienden que los derechos laborales son una conquista irrenunciable por lo que apoyarán y asesorán a todas nuestras compañeras embarazadas o madres que estén viendo vulnerados sus derechos por inspecciones médicas sin escrúpulos y expondremos estos hechos al resto de organizaciones sindicales presentes en la Junta de Personal Docente para tomar una acción conjunta.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *