Jerez

De profesión, política

La alcaldesa y senadora María José García-Pelayo cumple este 2014 dos décadas con cargos orgánicos e institucionales en el Partido Popular. Su paso por la Cámara Alta, la que paga su sueldo, apenas es testimonial en los dos años de legislatura. Su declaración pública de bienes y patrimonio arroja una hipoteca para un chalé de casi 300.00 euros y 170.000 euros de depósito bancario

La alcaldesa de Jerez y senadora María José García-Pelayo, abogada no ejerciente, celebra efemérides con el Año Nuevo. La también presidenta del PP local cumple dos décadas de vida en la política tras acceder de la mano de los veteranos Aurelio Romero y Miguel Arias Cañete allá por 1994 a su primer cargo orgánico como coordinadora regional de sectorial del PP de Andalucía. Desde entonces, no ha parado de acumular puestos y cargos orgánicos e institucionales hasta lograr en las pasadas elecciones municipales de 2011 hacerse con la Alcaldía de Jerez -que ya ostentó entre 2003 y 2004- con mayoría absoluta. Posteriormente, el 13 de diciembre de ese mismo 2011 juró el cargo como senadora tras las Elecciones Generales celebradas un mes antes, si bien su actividad en la Cámara Alta ha sido prácticamente testimonial desde entonces. En días pasados, en los que se ha sabido que los senadores y senadoras no volverán al tajo hasta el mes de febrero (con unas vacaciones navideñas de entre 6 y 7 semanas),  es oportuno hacer balance de estos dos años en los que García-Pelayo también ocupa puesto entre los miembros del palacio de la plaza de la Marina Española en Madrid. De hecho, como se sabe, la alcaldesa popular percibe su sueldo mensual de este órgano constitucional y no del Ayuntamiento, se supone que como manera de ahorrar dinero a las arcas municipales, no porque la retribución como senadora sea superior al tope fijado en Consistorio.

Una pregunta con respuesta escrita sobre el grado de ejecución de los PGE de 2011 en Cádiz; y presencia en las comisiones de ‘estudio sobre las nuevas formas de exclusión social como consecuencia del fuerte incremento del desempleo’ y en la dedicada al ‘estudio de la problemática de las personas desaparecidas sin causa aparente’, son el resumen de estos dos años de García-Pelayo en el Senado. Una presencia casi anecdótica que refleja a las claras que la Cámara Alta es un órgano prácticamente inútil a día de hoy en este país. Un asunto que no es nuevo y que lleva ya mucho tiempo en el debate político y cívico de este país. Eso sí, un Senado muerto pero un Senado muy costoso para los españoles. Dentro de la compleja estructura de retribuciones, asignaciones, pluses y ayudas e indemnizaciones (Ver aquí el régimen económico del Senado), el salario bruto anual que percibe María José García-Pelayo, que también preside doce sociedades municipales por las que no cobra, ronda los 65.000-70.000 euros, si bien es un dato que nunca se ha conocido con exactitud en lo que va de legislatura porque ninguna voz oficial lo ha ofrecido con luz y taquígrafos.

Lo que sí se conoce es su declaración de bienes y rentas (publicada en la web del Senado), que por cierto modificó en febrero de 2013 para certificar la escritura de su unifamiliar pareada a diciembre de 2011 y como bien de pleno dominio. En ese momento suscribió, en pleno crack inmobiliario, un préstamo hipotecario de 289.782 euros, de los cuales le queda un saldo pendiente de amortizar de 288.287 euros. En la misma web del Senado aparece un depósito en cuenta corriente del BBVA de 170.000 euros. Todos ellos datos que ponen de relieve que en estos 20 años de dedicación política no le ha ido nada mal a la alcaldesa y senadora García-Pelayo, profesionalmente pero especialmente en lo económico. Dirigente popular que quién sabe también podría aspirar en este nuevo año a una candidatura a la presidencia de la Junta de Andalucía o si, como todo apunta, repetirá por cuarta vez consecutiva como candidata a la Alcaldía de Jerez.

 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *