Pantallazos

De las páginas a la televisión

'El tiempo entre costuras', 'Fariña' o 'La Catedral del Mar' son algunas de las novelas que tienen su adaptación en serie de televisión

Esta semana Netflix ha anunciado que adaptará la saga literaria En los zapatos de Valeria. Las novelas de la escritora Elísabet Benavent se unen así a la lista de libros que han terminado convirtiéndose en series de televisión. En los últimos años han sido varias las historias literarias españolas que han pasado a la pequeña pantalla. A continuación hacemos un repaso por las ocho más destacadas:

El tiempo entre costuras. Entre octubre de 2013 y enero de 2014 Antena 3 emitió la adaptación de la novela de María Dueñas. Fue un gran éxito. Hasta la escritora se mostró feliz tras ver el resultado. Esta serie logró que quienes habían leído el libro no se sintieran decepcionados y que quienes no lo habían disfrutado lo hicieran una vez finalizada la ficción televisiva. El último capítulo fue visto por cinco millones y medio de espectadores, una cifra casi imposible para una serie hoy en día. Adriana Ugarte fue la encargada de dar vida a Sira Quiroga, la protagonista de la historia. Para la actriz interpretar este papel supuso un antes y un después en su carrera.

La Catedral del Mar. Antena 3 emitió la serie basada en el libro de Ildefonso Falcones el año pasado. Michelle Jenner, Aitor Luna y Daniel Grao encabezaban el reparto de esta ficción rodada en Barcelona. La serie tuvo buena acogida aunque estuvo rodeada por alguna polémica en torno a su emisión. Una de ellas fue que desde que se terminó de rodar hasta que se emitió pasaron dos años. Esto unido a que vio la luz de cara al verano y se retrasaron algunas de sus emisiones por la programación de partidos de fútbol hizo que su audiencia bajara conforme pasaban los episodios. De los casi cuatro millones de espectadores que disfrutaron el primer capítulo la cifra bajó hasta los dos millones que vieron el final. Aun así fue uno de los grandes éxitos del año en la cadena de Atresmedia y recibió muy buenas críticas por parte de los expertos y de los espectadores.

Alatriste. Al contrario de lo que sucedió con La Catedral del Mar, Las aventuras del Capitán Alatriste fue un auténtico fracaso en Telecinco. Hubo algunos aspectos que rodearon a la serie que no se entendieron. Se rodó en Budapest, algo que fue muy criticado ya que tras ver el resultado no se comprendía el motivo de haber viajado hasta allí. Se podía haber rodado lo mismo en nuestro país y más teniendo en cuenta que la historia está ambientada en Madrid. La siguiente polémica giró en torno al enfado de Paolo Vasile, consejero delegado de Mediaset España, al ver cómo estaban quedando los capítulos. Tal fue su desacuerdo que hubo que rehacer algunos de los episodios. Y ni aun así se convenció. El descontento de Arturo Pérez Reverte, autor de los libros que tienen como protagonista a Alatriste, también fue muy sonado. El escritor no dudó en expresar su decepción con el resultado. A esto hay que unir las numerosas críticas en cuanto a elementos como el reparto, los escenarios y el vestuario. La serie protagonizada por Aitor Luna comenzó con una audiencia de casi dos millones y medio de espectadores y finalizó con tan solo medio millón de televidentes. Así terminó una serie que estaba pensada para cinco temporadas y que tan solo tuvo una.

Una imagen de ‘El tiempo entre costuras’. FOTO: ANTENA 3.

Victor Ros. El personaje creado por Jerónimo Tristante cobró vida en La 1 hace tres años. El caso fue curioso. Tras la emisión de la primera temporada no hubo noticias de que la serie fuera a renovarse pero meses más tarde y cuando ya todo se daba por perdido el Consejo de Administración de RTVE decidió dar luz verde a una segunda. Los datos de audiencia fueron discretos, sobre todo los de la segunda etapa. La primera temporada tuvo de media dos millones trescientos mil espectadores, un 11,9% de cuota. La segunda fue vista por una media de un millón y medio de televidentes, un 9,3%. Pese a estos dígitos los espectadores mostraron mucho cariño hacia esta serie y hacia el personaje de Ros, interpretado por Carles Francino. Hoy en día las aventuras del detective se recuerdan como una de las series de mayor calidad de RTVE en los últimos años.

Fariña. Una semana antes de que Antena 3 estrenara la serie el libro en el que está basada fue secuestrado. Hace ahora un año Fariña, obra de Nacho Carretero en la que el periodista realiza un repaso por el narcotráfico gallego, fue secuestrado después de que el ex alcalde de la localidad de O Grove José Alfredo Bea solicitase su retirada al ver vulnerado su derecho al honor. En lugar de empañar el estreno de la serie el secuestro logró todo lo contrario. Antena 3 decidió estrenarla una semana después de lo sucedido y la audiencia respondió de la mejor forma. La ficción protagonizada por Javier Rey y rodada en Galicia, en los escenarios reales de la historia, nunca bajó de los dos millones de espectadores. Fariña finalizó 2018 como una de las series más premiadas del año.

La Sonata del Silencio. La adaptación de la novela de Paloma Sánchez Garnica se emitió en La 1 hace dos años y medio. Contar con Marta Etura como protagonista fue uno de los grandes aciertos de esta serie.  El trabajo de los actores y la gran ambientación en los años 40 fueron dos de los aspectos que más resaltaron en esta producción. Constó de una sola temporada y fue vista por algo más de un millón y medio de espectadores.

La serie ‘Apache’, en una imagen retrospectiva. FOTO: ANTENA 3.

Lo que escondían sus ojos. La novela de Nieves Herrero se convirtió en miniserie en Telecinco. Los cuatro episodios que compusieron esta ficción protagonizada por Blanca Suárez y Rubén Cortada fueron vistos por más de tres millones de espectadores. La historia recreaba el romance de Ramón Serrano Suñer, cuñado de Franco y ministro, y Sonsoles de Icaza, la marquesa de Llanzol. La serie despertó opiniones para todos los gustos. Algunos se mostraron encantados con este romance imposible. Las historias de amor con obstáculos suelen atraer a los espectadores. Otros la criticaron por suavizar el régimen franquista. De hecho en la plataforma change.org se pidieron firmas para que se retirase de la programación. La propia Blanca Suárez salió en defensa de acciones como ésta pidiendo respeto por el trabajo que había detrás de lo que se veía en la pantalla.

Apaches. Antena 3 emitió el año pasado la adaptación del best seller de Miguel Sáez Carral. En este caso volvió a ocurrir eso de grabar una ficción y guardarla durante años en un cajón. Tras anunciar su rodaje en 2015 y tener previsto estrenarla en 2016, no fue hasta 2018 cuando el resultado vio la luz. Esto provocó que los espectadores no confiaran tanto en este proyecto, algo que se tradujo en unos datos de audiencia discretos si se comparan con otras ficciones de la cadena. La media fue de un millón trescientos mil espectadores, un 8,5% de cuota de pantalla. A esto hay que sumar que antes de su emisión en Antena 3, se firmó un acuerdo entre Atresmedia y Netflix y la plataforma la emitió antes que la cadena. Por tanto había quien ya había disfrutado de ella cuando se estrenó en Antena 3. El actor Alberto Ammann fue el encargado de interpretar a Miguel, el periodista protagonista de la historia que deja su profesión para vengar su padre. Las críticas hacia su trabajo fueron muy positivas.

Actualmente existen varios proyectos de llevar algunas novelas a la televisión. La templanza de María Dueñas, Dime quién soy de Julia Navarro y Patria de Fernando Aramburu son algunos de ellos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *