Sala Tragaluz

Dani Llamas enciende Tragaluz

El músico y compositor jerezano repasa en el espacio cultural de lavozdelsur.es, con aforo completo y durante casi una hora de concierto, un cuarto de siglo de carrera artística

El capital es trabajo muerto que solo resucita si chupa la sangre del trabajo vivo, y más pervive cuanto más trabajo vivo chupa. Dead labor, el último trabajo discográfico de Dani Llamas, no solo habla en su título y desarrollo de esa máxima marxista, sino también hace alusión a la obra artística y cómo ésta, paradójicamente, muere para el artista cuando empieza a vivir para el público. Llamas habla de ideas, quizás porque las ideas sean la única realidad en este “remolino de alucinaciones y espectros llamado mundo real”.

El cantante y compositor jerezano, afincado hace años en Madrid y con una reputada trayectoria nacional e internacional, repasó este pasado viernes durante casi una hora un cuarto de siglo de carrera musical, explicitando ante un repleto Tragaluz, el espacio de cultura e ideas de lavozdelsur.es, su interés por ser considerado un obrero del arte más que un artista, y su pasión por ser entendido como un músico al que sobrevivirán sus canciones más que un puñado de canciones que le den fama y popularidad como músico.

Sobrevolaron acordes de los emblemáticos G.A.S Drummers, su primera banda y “de la que no me he separado”, y sonaron Big Star, Joey Cape, silbó con The Ships, y hubo hasta aires de Nick CaveRodríguez Sugar Man bajo una, a ratos, neblina melancólica. Solo con su garganta y su guitarra acústica llenó un espacio que tenía todas sus plazas reservadas.

Comunicativo, pues ya desde antes de empezar estuvo entre el público saludando a muchos amigos y amigas, Llamas mantuvo un directo sin fisuras, donde incluso se permitió improvisar con algún tema fuera de guion, y moduló su voz a su antojo, reafirmándose como un songwriter de mil registros en sus cuerdas vocales y con un poso en sus letras que, al menos este pasado viernes, sonó tan introspectivo a ratos como luminoso y vibrante. Siempre con el puño en alto y la garganta encendida, tan simple y tan compleja a la vez.

Tragaluz regresa el próximo 2 de enero de 2020, a las 19:30 horas, con una mesa redonda a partir de la presentación-lectura compartida de Mitología Humana (Ápeiron editores, 2019) del autor Óscar Carrera; y el viernes 3 de enero, a partir de las 19 horas, con un espectáculo familiar protagonizado por la maga Lolamento. Reservas de plazas en el 683 14 31 47.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *