Sociedad

Dan & Dänek: 15 años vendiendo moda ‘slow’, ecológica y diferente en El Puerto

Marta e Ignacio Marín regentan en la calle Luna la tienda que impulsó la marca vasca SKFK en Andalucía. "Hemos sido pioneros en traer este tipo de prendas a la provincia de Cádiz"

Abrir hoy una tienda de moda con el 85% de ropa ética y sostenible, no es una locura. Pero hacerlo en 2004 en el casco histórico de El Puerto, sí. No obstante, Marta Marín (El Puerto, 1977) e Ignacio Marín (El Puerto, 1978) no se lo pensaron mucho. Sin apenas tradición textil, abrieron su tienda de moda Dan & Dänek en el número 6 de la calle Luna a la semana de casarse, en mayo de 2004. “Aquí estamos de casualidad, aunque no te lo creas”, murmura Ignacio mientras plancha con vapor algunas de las prendas que oferta. Y tanto que están por casualidad. Y es que pensaron erigir un establecimiento en su tierra natal mientras residían en Escocia.

“Un día, paseando por Escocia, vimos una falda de la marca Skunfunk —hoy SKFK— en una tienda. Entramos, conocimos la compañía vasca, que llevaría funcionando poco más de cinco años, y nos dijimos: ¿por qué no montamos una tienda con esta marca en El Puerto?”, narra Ignacio. Y eso hicieron. Volvieron a España y, poco después de celebrar sus nupcias, inauguraron lo que hoy todavía es su negocio gracias a su vínculo con SKFK, la compañía vasca de moda femenina en 1997 conocida internacionalmente por sus líneas y cortes geométricos, sus estampados originales y la calidad de sus tejidos, además de que sus prendas están hechas con materiales sostenibles como: algodón orgánico o reciclado, tencel, poliéster reciclado, rami, cáñamo y lino.

Colección primavera-verano de Pan y SKFK.

“Hemos sido pioneros en traer este tipo de prendas a la provincia de Cádiz“, destaca el matrimonio, que al principio ofertó marcas internacionales que complementaban a SKFK, “la reina de nuestra tienda”. “Si no llega a ser por ellos, no estaríamos aquí todavía”, confiesan. Así hoy cuentan todavía con ella y con otras dos marcas más: Only y PAN (marca española de moda slow que fabrica en Portugal). “No sirve de nada tener una tienda con diez referencias, porque tienes que intentar tener una representación de la marca en la tienda y fidelizar así a la clientela”, explica Ignacio, licenciado en Marketing y Diseño Gráfico por la Universidad de Granada.

Ambos apostaron tanto por traer a Andalucía la marca SKFK, primera empresa de moda en España en conseguir el certificado GOTS (Global Organic Textile Standard), por la “personalidad que inyectaba la marca, totalmente innovadora. Han creado un estilo dentro de la moda que te enamoraba”. Es por ello que les han salido imitadores dentro del mundo textil, igual que algunas de las clientas de Dan & Dänek decidieron abrir tiendas de ropa en Chiclana o Jerez, por ejemplo, ofertando esta misma firma. No obstante, en el Sur, la tienda portuense está tan relacionada a SKFK, que ellos mismos son como embajadores de la marca en la mitad de España. “Creo que no hay una comunidad que no haya visitado nuestra tienda”, aseguran.

Marta arreglando algunas de las prenda de su tienda. FOTO: LVDS.

Y es que hace más de diez años, Dan & Dänek llegó a ser la tienda multimarca que más género de SKFK vendía junto a las grandes capitales como Madrid y Barcelona. “Podíamos vender entre 400 y 700 vestidos en una temporada de verano. Puede parecer que no es mucho, pero estamos hablando de cortes que antes eran mucho más extravagantes y más difíciles de encajar en la sociedad gaditana”. Sin embargo, lo diferente cuajó en una época en la que la clientela prefería apostar por ropa de calidad en vez de textil de usar y tirar. “¡Hostia, esto qué es!”, fueron las primeras reacciones. Pero luego, al probarse algunas prendas, las clientas vieron que los patronajes, elegantes y finos, quedaban muy bien, según Marta.

Hoy, las mujeres treinteañeras que empezaron a confiar en SKFK con la apertura de Dan & Dänek, siguen confiando en su tienda portuense. Además de turistas que visitan el casco histórico de El Puerto y vecinos con segunda residencia en la localidad gaditana, como una clienta vasca de 90 años que veranea en la provincia de Cádiz. “Esta tienda la montas ahora y no tiene ni la mitad de impacto que tuvo entonces; somos una tienda con solera“, destaca Ignacio. Marta y él no solo tienen una oferta de moda slow, ecológica y sostenible, sino que la exponen de una manera diferente. Todo está lleno de colores vivos, dándole un plus de luz y color a las marcas. “Somos impulsores de prendas con un diseño único en la Bahía de Cádiz”, terminan.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *