zaranda.jpg
zaranda.jpg

La compañía teatral impartirá este verano un 'workshop' en la Bienal italiana, el festival de teatro más importante del mundo, para el que ha tenido que seleccionar a 15 actores frente a más de 90 solicitudes. 

"Estamos desbordados con tantas peticiones para la workshop de Venecia, gracias a todos los que desde tantos puntos queréis buscar con nosotros el horizonte poético del escenario". Hace un mes La Zaranda dejaba ese mensaje en el muro de su fanpage de facebook. ¿Se puede escribir fanpage hablando de La Zaranda? Sus miles de seguidores en todo el mundo aseguran que sí. La compañía de teatro más estable de cuantas compañías inestables hay en este país asolado por la crisis ha abierto nuevos horizontes. Si Latinoamérica ya era desde hace décadas terreno abonado para ese teatro en los huesos que persiguen los jerezanos, ahora es Europa la que empieza a reclamar con insistencia a un grupo que cumplirá 40 años en activo en 2018.

La Biennal de Venecia, la cita teatral más importante del mundo y referente internacional como laboratorio creativo y campus escénico, adopta al grupo por segundo año consecutivo como compañía residente. En 2014 sorprendieron a todos con ensayos abiertos al público de su última creación, El grito en el cielo, y en esta edición se presentan en la ciudad de los canales con un workshop internacional que ha atraído a actores de medio mundo. Solo había 15 plazas disponibles y más de 90 solicitudes cursadas. Entre este mes y agosto, rumanos, franceses, griegos, italianos, y artistas de otras nacionalidades, tomarán clases con Paco de La Zaranda, Gaspar Campuzano y Enrique Bustos, quienes participarán en los talleres junto a Eusebio Calonge, dramaturgo de la compañía.

"La Bienal de Venecia fue toda una experiencia reveladora (...) nos enfrentábamos a algo insólito en nuestra trayectoria, el reto era encontrar ese silencio en un espacio abierto al público y mostrar un trozo de nuestra creación en estado embrionario", declaraba recientemente Paco de La Zaranda en la web del programa Atención Obras de TVE. Y añadía: "Todo parecía una locura, pero a medida que íbamos familiarizándonos con la atmósfera que ofrecía el lugar, fuimos entrando en nuestra liturgia y pudimos escarbar en la imaginación para poner en pie algo más de veinte minutos de creación en estado embrionario. La respuesta del numeroso público que acudió a presenciar el resultado final fue sorprendente". Además, La Zaranda presentará el 1 de agosto en el Teatro Piccolo Arsenale de Venecia su penúltimo trabajo, El régimen del pienso, y participará un día después en un encuentro con el público junto al director teatral Lluís Pasqual.

Un mes después, del 8 al 20 de septiembre, el grupo abrirá la temporada del Teatro Romea de Barcelona con su último trabajo, El grito en el cielo, que ha vuelto a ser producido por el Festival Temporada Alta de Girona/Salt. En octubre, la compañía tendrá cita en el Festival Iberoamericano de Teatro (FIT) de Cádiz -en noviembre también estarán en Jerez, en el Villamarta-, mientras que también ha reservado en su agenda otras dos importantes citas internacionales: Touoluse y Sarajevo. 

Archivado en:

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído