javierfergo_oyeme_01
javierfergo_oyeme_01

Con la mirada te escucho. Pienso y reflexiono sobre la íntima propuesta que María Pagés nos presentó en el Festival de Jerez.

Óyeme con los ojos. Con la mirada te escucho. Pienso y reflexiono sobre la íntima propuesta que María Pagés nos presentó en el Festival de Jerez. Una obra con la que la bailaora sevillana pretende indagar sobre “un personaje femenino cuya vida está marcada por el baile y la coreografía como vocación ética". Es decir, más bien nos habla de sí misma. De un autorretrato, que bañado en una lírica poética que parte de los versos de Sentimientos de ausente de la literata mexicana Sor Juana Inés de la Cruz, nos plantea un recorrido reconocible e identitario en el que tienen cabida escritores como Fray Luis de León, San Juan de la Cruz, Goytisolo, Mario Benedetti o El Arbi El Harti, entre otros. Con una puesta en escena limpia y bien definida. Como suelen caracterizar sus espectáculos.

Sobre esa carga poética sustenta una propuesta sobria en la que Pagés nos muestra sus credenciales desde el primer instante. Sin sorpresas. Con ese martinete anclado sobre cenitales en los que ya expone ese braceo tan característico. Voluptuoso y concéntrico. Aforando la escena entre escorzos y quiebros. Descalza. Destapando toda la baraja. Bailando de cintura para arriba, antes de imbuirse en la seguiriya con bata de cola. Y palillos. Danza, para, respira, contonea su figura. Se abraza. Buscándole rédito a dicha indumentaria. Ya que sabe el terreno que pisa y la dificultad que entraña.

Transición. A través de la cuerda. Cuya musicalidad va trenzando las diferentes coreografías y movimientos que componen este espectáculo. Desde del violín al violonchelo, pasando por la propia guitarra y el metal de los cantaores. Desde la posición inicial en la que los músicos se encuentran enfrentados en la escena hasta el número final en el que desaparecen. Fandangos y malagueña de El Mellizo. Para, acto seguido, la bailaora sevillana nos exponga otra de sus facetas interpretativas. Recitado de Goytisolo. ‘Palabras para Julia’. Unos versos en los que el escritor catalán habla de que la vida solo tiene un sentido y que hay que mirar hacia delante.

Llegamos al ecuador con tientos, tangos y zorongo. Retorna la danza bajo la cautivadora sonanta de Levaniegos. Escrutando los movimientos y vislumbrando el zapateado. De nuevo otra transición musical. Diálogo entre la cuerda. La música cobra protagonismo. Máxime al no haber cuerpo de baile. Aparece la Pagés cantaora en escena. Esta vez por tangos. Para interrumpir el dramatismo y la densidad emocional, y tornar hacia lo cómico. Un recurso ya utilizado por la artista sevillana en otras ocasiones. Cual murga se tratara. Y con la complicidad de su elenco, la bailaora se pasea por la escena al son de su propio recitar. Remachando la escena con un contraluz al estilo sauriano. Un efímero haz de luz que rompe lo sombrío. Un atisbo. Para tornar a lo lóbrego del cante por martinete. Con un correctísimo Juan de Mairena, que replica a la también interesante garganta de Ana Ramón, que a los inicios nos brindó una adaptación por saeta.

Número final. Vuelta al principio. Por granaína y rondeña. María Pagés en el centro de la escena. De nuevo descalza. Conciencia y deseo. Sumergiéndose en el interior de ella misma. Reincidiendo en su acreditado bracear. Algo que ya nos contó desde el principio.

Óyeme con los ojos. Lugar, fecha y hora: Teatro Villamarta, 2 de marzo, 21:00 horas. Aforo: Lleno. Baile: María Pagés. Cante: Ana Ramón, Juan de Mairena. Guitarra: Rubén Levaniegos. Violonchelo: Sergio Menem. Violín: David Moñiz.  Música: Rubén Levaniegos, María Pagés, música popular. Dirección y coreografía: María Pagés. Ayudante de coreografía, acompañamiento y palmas: José Barrios. Dramaturgia: El Arbi El Harti. Diseño de iluminación: Pau Fullana. Diseño de sonido: Albert Cortada. Teñido y pintura de telas: Taller María Calderón. Realización de vestuario: Sandra Calderón.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído