Provincia

Cuatro meses sin cobrar llevan a la huelga a trabajadores de una empresa de ingeniería

Los empleados de Quinta Ingeniería, firma ubicada en el Tecnoparque Bahía de Cádiz, en El Puerto, inician paros indefinidos para defender el pago de sus salarios.

Los empleados de Quinta Ingeniería, firma ubicada en el Tecnoparque Bahía de El Puerto, inician paros indefinidos para defender el pago de sus salarios.

La situación, dicen, es insostenible. Por eso los trabajadores de la empresa Quinta Ingeniería, que está ubicada en el Tecnoparque Bahía de Cádiz, en El Puerto, inician una huelga indefinida en defensa de sus salarios, que hace varios meses que no perciben. No han cobrado junio, julio, ni agosto, y con el mes de septiembre a punto de terminar, acumulan casi cuatro nóminas sin cobrar. “El dueño no dice nada, nos llamó porque quería reunirse con nosotros, pero luego no ha querido. Diálogo ninguno”, exponen trabajadores de la firma, que se dedica al mecanizado, a realizar montajes industriales y a elaborar baños químicos.

La situación no es nueva, ya que según cuentan los empleados, desde que la empresa cambió de dueño hace cuatro años, los retrasos en las nóminas se vienen produciendo con asiduidad, aunque tras acumular hasta cuatro proclaman: “No podemos aguantar esto”. “La empresa en su día iba bien —relatan trabajadores—, tuvo un bajón que fue cuando la vendieron, pero se fue recuperando, cogimos un proyecto de tratamiento químico de piezas de titanio, Airbus apostó por nosotros…” Un empleado relata: “Hemos empezado a hacer máquinas que tenían que entregarse en dos meses cuando ya tenían que estar terminadas porque no teníamos materiales”, y añade: “Muchos clientes se han ido porque desconfían de nosotros. Nos hemos quedado sin faena no porque no haya, sino porque no se trata bien a los clientes. Eso antes no pasaba”.

El empeoramiento de las condiciones laborales provoca que Quinta Ingeniería cuente ahora con una quincena de trabajadores, cuando hace dos años doblaba esa cifra, según cuentan los propios empleados, que realizan paros de tres horas todos los días para exigir el cobro de sus salarios atrasados. A esta situación hay que sumar la doble escala salarial presente en la plantilla, como expresan los propios empleados, ya que trabajadores que realizan la misma actividad están acogidos a convenios diferentes, lo que supone percibir distintos salarios y tener diferente cotización.

“Pedimos que regularice el pago de las nóminas”, señalan los empleados, que con la huelga indefinida pretenden que la empresa se ponga al día, y no “pague dos nóminas y deje a deber otras dos, porque siempre tenemos alguna atrasada”. La situación económica de la empresa es delicada, según relatan los trabajadores, ya que ahora mismo pesa sobre ella un embargo de Hacienda de 300.000 euros y, hasta hace poco, tenía una deuda con Endesa superior a 20.000 euros, extremo que no ha podido ser confirmado por la empresa, con la que lavozdelsur.es ha intentado ponerse en contacto sin éxito.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *