Política

“Cuando la gente se queda sin argumentos arremete contra lo fácil: los aspectos que nos hacen diferentes”

La boliviana Ana Hérica Ramos, mediadora intercultural en Ceain, es la nueva delegada de Igualdad, Juventud y Diversidad de Jerez: "Cuando me invitaron a formar parte de la lista del PSOE tuve miedo"

“Los nervios me acompañan en esta nueva etapa que afronto con ilusión y una gran responsabilidad”, Ana Hérica Ramos (Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, 1980), la nueva delegada de Igualdad, Políticas de Juventud e Infancia, Diversidad, Vivienda y Coordinación de Distritos nació en Santa Cruz de la Sierra, potencia económica de Bolivia, aunque desde 2010 disfruta de la doble nacionalidad española. “Me siento como si tuviera dos mamás”, asegura al sentirse una jerezana más en el municipio.

Ramos apunta que la clave de su gestión va a centrarse en la coordinación, “cuando hablamos del trabajo en equipo queda muy bonito pero si no acompañamos el discurso con el sustento de las relaciones entre las diferentes delegaciones y profesionales no se sostiene”. Aquí radica su máxima y con la que promete encarar esta nueva etapa profesional y personal: “Me pongo la tarea de fomentar estas relaciones”.

“Cuando me invitaron a formar parte de la lista del PSOE como número siete tuve miedo“, confiesa con una media sonrisa al recordar el momento. “Llevo muchos años trabajando desde las organizaciones sociales, participando intensamente pero nunca había pronunciado públicamente mi posición política”; dar este paso “me pone en la diana de las opiniones y considero que es un ejercicio de madurez”. Con la problemática añadida de “quien viene de fuera” y es que la nueva delegada pone sobre la mesa una importante reflexión: “No es ningún secreto que cuando la gente se queda sin argumentos arremete contra lo fácil: los aspectos que nos hacen diferentes”. A ella le hace diferente “y especial”, añade, venir de otra latitud. Por ello, formar parte de la lista inicial y ahora del gobierno local ha significado mucho, “como mujer, y también persona de origen extranjero”.

Ana Hérica apuesta por la coordinación entre todas las partes de la administración FOTO: Manu García

¿Cómo ha sido el paso de mediadora intercultural en Ceain al mundo político?

Actualmente estoy en proceso de transición, para mí la administración es parte de la configuración de cómo está diseñada nuestra democracia. Todas las personas tenemos un poder, ya sea desde la participación y el trabajo hasta toma de decisiones. El poder es parte de nuestras vidas y la clave está en cómo lo utilizamos, debe ser un instrumento al servicio de la ciudadanía. Al haber estudiado Comunicación en Bolivia he podido conocer algunas caras de la pobreza, como la falta de acceso a la educación y la sanidad, por eso creo que desde mi actual posición puedo seguir contribuyendo. A otro ritmo, claro está, y conociendo otros procedimientos, ya que la máquina institucional demanda que cada tuerca esté perfectamente hilvanada para poder funcionar. Por eso es tan importante la interrelación entre todos los departamentos.

¿Influye lo aprendido en la ONG y sus estudios en Comunicación en su idea de gestión?

Lo aprendido en Ceain ayuda a conocer los muchos rostros que existen en la vida, a veces hay un gran desconocimiento, pasamos muchos años educados en una cultura homogenea pero la diversidad siempre ha estado presente. Todos conocemos el dicho de cada persona es un mundo, y existen muchos tabúes y miedos ha mostrarse tal y como uno es de forma libre. El lugar donde naces y creces te configura, la diversidad está en todos los procesos y ello afecta a nuestra forma de encarar los nuevos desafíos. Me hace gracia, por decir algo, cuando hablamos de la globalización desde la comodidad de una pantalla cuando la diversidad es, al fin y al cabo, un reto. Consiste en salir de uno mismo y romper nuestro propios patrones, en replantearnos todas las cosas.

Paradójicamente en estos tiempos, parece que ha crecido la desinformación y la información mal intencionada

Se le han encomendado distintas áreas, ¿qué nuevos proyectos hay a la vista? 

Estamos en la fase de conocer qué se ha venido haciendo, por eso hemos pedido las memorias de trabajo realizado sobre todo en 2018, pero aún vamos a tardar un tiempito. Ahora toca conocer a los técnicos y técnicas, para escuchar sus demandas, ellos están en el día a día y en contacto con la gente. Potenciar el rol técnico es clave para mi, para que los trabajadores puedan intervenir y ser escuchados.

¿Y en materia de Igualdad?

Mi apuesta está en continuar con la formación porque, paradójicamente en estos tiempos, parece que ha crecido la desinformación y la información mal intencionada; hay un gran bombardeo informativo que no podemos procesar. Al venir de talleres de dinamización creo que lo más importante radica en estar con la gente, el contacto es la mejor apuesta. Por eso apuesto por una persona que informe, que brinde talleres, que esté donde no llegan los medios tecnológicos. El resto de materiales apoyan y potencian pero tiene que existir una base, y para mi es que los programas estén con la gente.

¿Existirá coordinación en sus áreas de gestión?

La igualdad va a ser el valor fundamental del que van a nutrirse todas las delegaciones que gestiono. Será como base, el abono y la raíz, seguida por la participación como vehículo, este será el medio que nos permitirá llegar a la juventud, a la diversidad y la vivienda. Qué mayor ejemplo de igualdad que el acceso a la vivienda. Para esto trabajaremos estrechamente con Emuvijesa, dirigida por Antonio Sánchez Matos. Todo esto es un árbol, abonamos la igualdad y utilizar la participación como canal nos dará un árbol frondoso y que estará dirigido por mi apuesta personal, que es la comunicación.

La nueva delegada de Igualdad apuesta por la formación FOTO: Manu García

Hablando de igualdad, ¿qué opina de la tercera ola feminista que se está viviendo en España?

El poder que ha convocado en las calles el movimiento feminista demuestra que se pueden lograr avances pero hay que estar, no de vez en cuando sino de manera una constante. Esto requiere tiempo y paciencia, a veces todo es efervescente pero luego lo que queda es el día a día, el contacto con la gente, las estructuras mentales… Las cosas no pueden cambiar en un segundo (chasquea los dedos), los grandes cambios de la vida suelen darse en un momento de algarabía, pero lo que queda después es la fuerza de voluntad, ahí es donde se pone en juego lo que verdaderamente es una apuesta de trabajo. Aún queda mucho por hacer y además hay gente que venía cuestionando este movimiento feminista pero no expresava su opinión. Ahora, a través de ciertos discursos políticos han encontrado su espacio, por una parte me alegra porque así sabemos como está el patio y todo lo que hay que regenerar. Esto conlleva tiempo, por eso le pido a los colectivos y asociaciones que estemos vigilantes, y que colaboremos entre nosotros, esa va a ser mi clave, aunque estemos diferentes ideológicamente centrémonos en lo que nos une, a las personas que defendemos los derechos humanos y la justicia social nos une el respeto, no nos pongamos zancadillas entre nosotros, que no será sencillo pero considero que cuando hablamos nos entendemos.

Dicen que la política envejece pero yo estoy segura de que voy a rejuvenecer con los chicos

¿Cuál sería su definición de feminismo?

Creo que es la lucha por el reconocimiento de las personas y por un trato igualitario en el que nadie por nacer rico o pobre, en una ciudad o en un pueblo tenga más o menos privilegios. Lo importante es que todas las personas tengan la oportunidad para desarrollarse como piensa y quiere.

Empieza 6 Grupos 6, ¿qué proyectos hay para la juventud?

Estoy muy emocionada con 6 Grupos 6 y la juventud va a tener un gran protagonismo en el municipio. En cuanto a qué se hará por los jóvenes… he pedido una lista de todas las asociaciones que existen en Jerez, ya sean teatrales, musicales, religiosas… Porque aquí está la diversidad y quiero que todas sepan que se van a escuchar sus demandas. Es un hecho que ahora los jovenes se relacionan y participan de forma diferente. Algunos echan de menos la estructura formal que existían antes, pero ahora hay que dar paso a las nuevas formas de participación juvenil en la que la cultura urbana tiene un papel fundamental a través de los deportes, la música, la expresión artística… Es importante dar alternativas y la Sala Paul estará abierta para todos y queremos que los jóvenes tengan su sitio. Dicen que la política envejece pero yo estoy segura de que voy a rejuvenecer con los chicos.

Los jóvenes demandan más participación en la toma de decisiones, ¿se les va a dar su espacio?

Vamos a fomentar que den ese paso, la participación requiere tiempo y una gran generosidad de compartirte y dedicar su tiempo a la coordinación y los moviemntos de la sociedad. Además, tenemos en mente que la Sala Paul sea móvil y que llegue a los barrios de Jerez y que ellos vengan a ella también.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *