Empresas y Trabajo

¿Cómo escoger a una buena tarotista?

Desde tiempos inmemoriales el ser humano ha tratado de buscar explicación a los fenómenos que van más allá de su capacidad de razonamiento o que no tienen una explicación lógica.

Asimismo, siempre ha buscado maneras de encontrar respuestas a asuntos que involucran su propia vida, la vida de los demás y muy en especial su propio destino.

Una de las formas más antiguas y conocidas en todo el mundo para conocer lo que hay más allá de nuestra noción de tiempo y espacio es el tarot, que no es más que el arte de leer e interpretar los mensajes ocultos en las cartas del tarot.

Se cree que el tarot data del siglo XIV, en el centro de Europa. Algunos relacionan el tarot con los gitanos, otros aseguran que viene de Italia, incluso hay quienes relacionan el tarot con la cábala judía y la cultura egipcia. ¿Cómo se leen las cartas del tarot?, ¿Quiénes pueden leer el tarot de forma correcta?

Aprende a reconocer a una buena tarotista

Hoy en día abundan los anuncios por Internet y demás medios de comunicación de supuestos tarotistas que aseguran “saberlo todo” y te prometen responder absolutamente todas tus preguntas en una sesión.

Lamentablemente hay muchos impostores que no hacen una buena lectura del tarot y cobran muy caro, es decir, son estafadores. Por eso es importante que aprendas a distinguir a las tarotistas buenas y baratas de aquellas que solo buscan quitarte tu dinero sin tener conocimientos verdaderos del tarot.

La lectura del tarot la hace una persona experta y con claros poderes de clarividencia, que interpretan el mensaje de las cartas del tarot a medida que las va sacando del mazo. No todas las lecturas son iguales ya que se toma en cuenta el orden de aparición de las barajas así como los mensajes que el tarotista recibe de fuentes sobrenaturales.

No obstante, podrás encontrar cientos de anuncios de supuestas tarotistas buenas sin gabinete, algunas atienden por vía telefónica o por videoconferencia, sueltan algunas cartas, tratan de decirte cosas que realmente no son ciertas y rápidamente te cobran por la “consulta”.

Es importante que sepas diferenciar a las tarotistas buenas y baratas de aquellas que solo buscan quitarte tu dinero, así que a continuación te ofrecemos algunos consejos para reconocer la diferencia entre ambas.

Consejos para reconocer a las tarotistas buenas y baratas

Una verdadera tarotista se interesa realmente por ayudar a sus clientes. Es cierto que la mayoría cobra por sus servicios porque el tarot es una fuente legítima de ingresos, sin embargo, las tarotistas comprenden su importante misión en este mundo, ayudar a las personas a encontrar soluciones para su vida, siendo este su principal objetivo en cada consulta.

Si una tarotista solo cuenta los minutos de la consulta para darla por terminada y cobrar o si insiste en cobrar precios elevados, es muy posible que no esté cumpliendo su misión de vida o solo es una estafadora.

El tarot ofrece una guía u orientación sobre aspectos relacionados con la vida del consultante.

Esto significa que puede ofrecer luz sobre aspectos generales pero no específicos, ya que la propia persona que consulta tiene el poder de cambiar su futuro. Por ejemplo el tarot puede ayudar a encontrar el amor de tu vida, pero no puede predecir nombre exacto de esa “media naranja”, detalles físicos, fechas y lugares exactos, etc.

Si un tarotista promete dar ese tipo de información tan detallada, pudiera ser un farsante.

Un buen tarotista no se limita a leer estrictamente las barajas sino que también pone a funcionar su don espiritual para interpretar las cartas de forma responsable. Un buen tarotista no se deja llevar por las sugestiones de sus clientes; además, tiene mucho tacto para anunciar sucesos fatídicos y ofrecer soluciones sabias, ya que incluso hasta la temida “carta de la muerte” puede representar una transformación o un cambio de vida.

Busca recomendaciones de familiares y amigos que hayan consultado a tarotistas buenas y baratas, que hayan interpretado las barajas de forma correcta y aciertan la mayoría de sus visiones.

Recuerda que eres el dueño de tu propio destino, así que tampoco creas en el refrán popular de que las cartas del tarot “revelan lo que está escrito en tu destino”. Lo cierto es que tu escribes tu propio destino, sin embargo, hay aspectos espirituales que ejercen cierta influencia en tu vida y eso es lo que trata de visualizar el tarot.

No acudas a una tarotista por simple curiosidad o diversión, ya que esta percibe esa energía y no se sentirá animada a realizar una lectura correcta.

Acude a la consulta con un corazón abierto y dispuesto a recibir la guía que viene del más allá. Las tarotistas buenas y baratas desarrollan lo que llaman “sexto sentido” para visualizar lo que nuestros sentidos físicos no pueden.

Por estas razones y en vez de limitarte a “conocer el futuro”, busca una buena tarotista que te pueda orientar.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *