OpiniónLa hemeroteca

Ciudad del Flamenco: Renacer para morir

Fue en días como éstos pero de hace cuatro años. En la recta final de la pasada legislatura la Ciudad del Flamenco, el emblemático proyecto firmado por los arquitectos suizos Herzog & De Meuron y que el PSOE reconvirtió en Centro Internacional del Flamenco, revivió. Fueron meses y meses de pelea en Madrid para convencer al Ministerio de Cultura, pese al compromiso adquirido por el expresidente Zapatero en Jerez, de que la iniciativa tenía que salir sí o sí. Y que además tenía que nacer en Jerez, cuna del flamenco.

Con los tres primeros millones de euros para retomar el ansiado proyecto, que todos los partidos políticos de la ciudad sin excepción han incluido en sus programas electorales, la UTE Tecysu-Sacyr empleaba a unas 30 personas en la reanudación para su culminación de los trabajos de cimentación. El Ayuntamiento negociaba entonces con constructoras la prefinanciación de la siguiente fase pero el cambio de gobierno en junio de 2011 paralizó todo el proceso. Curiosamente una de las promotoras que se tanteó para la referida financiación por anticipado era Grupo OHL, ahora una de las grandes contratas del Consistorio tras llegar de la mano del PP.

Si entonces, como pueden ver en la imagen, al menos servía entretanto de aparcamiento público, hoy es una escombrera repleta de jaramagos. El gobierno de Pelayo renunció a pelear nuevas consignaciones presupuestarias con el Gobierno de Rajoy y el proyecto se abandonó. Ahora se habla de una zona verde provisional sobre el solar más caro del mundo y en el que ha invertidos ya alrededor de 17 millones de euros.

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.