ProvinciaJerezVida

Cinco Belenes vivientes de la provincia que no puedes perderte este fin de semana

Los próximos días 17 y 18 de diciembre, localidades como Espera, Benalup, Arcos, Benamahoma y Medina Sidonia, organizan sus populares recreaciones de las diferentes escenas del nacimiento del Niño Jesús. 

Visitas imprescindibles a Arcos, Benamahoma, Medina…

En una mañana de estas fechas tan señaladas, el programa radiofónico Más de uno discernía, de manera cómica, sobre los belenes de las casas particulares. Exponen que debe haber “ausencia de rigor estético”, las figuras deben ser siempre de distinto tamaño. Para ellos, una tradición inviolable. “Es la esencia del belén”. Porque como el propio conductor del programa, Juan Ramón Lucas, confiesa, hay algunos portales donde el Niño Jesús es más grande que la mula y el buey. Otra característica que no puede pasar desapercibida es que el río que normalmente cruza los montones de arena de playa, tiene que ser de papel de plata. O esos juguetes pequeños de los niños, como por ejemplo las figuritas de los Kinder Sorpresa, que se introducen en la escena de Oriente como si estos mismos aparecieran en los pasajes bíblicos. Los belenes de la gente corriente guardan una chispa, una magia especial. Incluso algún contertuliano señala con un tono irónico, que esta costumbre puede ser un índice del nivel económico de cada familia. 

No obstante, hay pueblos de la provincia de Cádiz que tienen otras tradiciones. Si bien de puertas para dentro el Belén de cada casa es particular, de puertas para fuera, las familias se reúnen para recrear esas mismas escenas pero de una manera única, cercana y de carne y hueso. Nada de que el Niño sea más grande que María y José, en los belenes vivientes cada personaje guarda su tamaño natural. A mediados de diciembre, cerca de 20 pueblos gaditanos viajan en el tiempo dos siglos atrás con el objetivo de recrear uno de los cuadros más repetidos en las Navidades. Los vecinos se visten de pastores con túnicas, cintos y turbantes. Ellos mismos se involucran en la festividad como protagonistas de escenas que resaltan los atractivos de estas localidades, además de ser un atractivo turístico. Por ello, aquí tienes una lista de los cinco Belenes vivientes más destacados de la provincia que se desarrollan este fin de semana.

Medina Sidonia. Cerca de 500 personas formarán parte de uno de los Belenes vivientes de la provincia de más tradición. No solo se imita el nacimiento de Jesús, sino que también escenifican el mercado, el palacio de Herodes, las zonas de labranza o el mítico momento de la entrada de los Reyes Magos, entre otros cuadros que figuran en toda la localidad de Medina Sidonia. Este Belén se celebrará el próximo 18 de diciembre, desde las 13:00 hasta las 19:00 horas, y el recorrido comenzará en la calle de San Francisco de Paula y continuará por Plaza del Llanete, Calle Bohórquez, San José, Plaza de la Iglesia Mayor, Vicario Martínez, Calle Cilla y Arco de Belén. Medina Sidonia también pondrá a disposición de los visitantes que quieran presenciar el espectáculo un servicio de lanzaderas desde el Prado de la Feria hasta el centro de la localidad.

Arcos. El Nacimiento viviente de Arcos es uno de los más famosos de la provincia de Cádiz, ya que en las ediciones pasadas más de 20.000 turistas se acercaron a contemplar esta típica escena navideña. Por ello, esta representación es declarada Fiesta de Interés Turístico de Andalucía. Este Belén viviente, el más grande de España según el Ayuntamiento de la localidad, se celebrará el próximo sábado 17 de diciembre, desde las 17:30 hasta las 23:30 horas. 

Benamahoma. Uno de los belenes más jóvenes, por número de ediciones (la quinta este año) y uno de los que encierra más encanto por su orden cronológico. Los figurantes, los ciudadanos de la localidad, van recorriendo las diferentes escenas en torno al nacimiento de Jesús. El Belén, que se llevará a cabo el próximo sábado 17 de diciembre, comenzará con la entrada de María y José en burro a la posada sobre las 16:00 horas, y desde esa escena se irán sucediendo todas las demás sin dar saltos en el tiempo hasta acabar a las 21:00 horas. Este belén tiene otro atractivo turístico, ya que coincide con un mercado gastronómico donde los visitantes podrán disfrutar también de los típicos platos de la zona. 

Espera. Si bien los vecinos van preparando las ropas y los escenarios a la perfección, el nacimiento viviente de Espera guarda una particularidad que los demás no tienen, y es que esta localidad desarrolla la escena en una cueva bajo el Castillo de Fatetar y la Ermita del Santísimo Cristo de la Antigua. Esta recreación se celebrará en la jornada del 17 de diciembre, a partir del mediodía. Alrededor de la fortaleza y por el centro del pueblo se reparten el resto de escenas de este belén, las cuales se pueden disfrutar con degustaciones de productos navideños en tabernas improvisadas, además de las muestras de platos clásicos que los propios vecinos sacan a la calle. 

Benalup. Esta localidad acoge la recreación de carne y hueso del alumbramiento del Niño Jesús más viva, ya que esta fiesta se prolonga durante dos días. Desde el mediodía del próximo viernes 16, hasta la noche del sábado 17, no sólo habrá representaciones de las escenas de Belén protagonizadas por vecinos, sino que además, habrá otras actividades que amenizarán la velada. El primer día llegarán los propios Reyes Magos y recogerán las cartas de los niños, desde las 19:30 hasta las 21:30 horas, además de colarse una Zambomba en mitad de la recreación a partir de las 21:30. El sábado, al mediodía, habrá degustaciones de comidas tradicionales, talleres y un espectáculo infantil por la tarde. Y por último, en el Belén más concurrido de la provincia, habrá un concierto navideño y una actuación del grupo de villancicos flamencos a partir de las 20:30 horas.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *