Cultura

Chiribitas: 72 relatos ilustrados, llenos de vida y verdad

Gorka Andraka presenta 'Chiribitas. Historias que prenden la vida' en la librería La Luna Nueva. Geli Sánchez habló del autor y Habiba Salama Jatri leyó varios relatos de la obra

Chiribitas. Historias que prenden la vida reunió el jueves en La Luna Nueva a lectores que piensan que la educación posee un papel esencial en el desarrollo de los pueblos, en la transformación del mundo desde abajo, desde lo cotidiano. Ese es el vínculo que une a Gorka Andraka, de Armintza, con Geli Sánchez y ASPO (Acción Solidaria con los Pueblos Oprimidos). Se conocieron hace más de 20 años en Bilbao. El libro que ahora presenta Gorka en Jerez tiene mucho que ver con esas “historias compartidas”, señaló Geli en la introducción, “historias que dan sentido a lo que somos y hacemos, historias que tienen que ver con las luchas y sueños cotidianos, los de la gente chiquita”.

Estos “relatos breves llenos de vida y de verdad” han sido escritos por Gorka Andraka, “periodista chisquero que agita las ondas con el programa de radio Mar de Fueguitos”, explicó Geli. Es un espacio de radio dedicado a los movimientos sociales. Emite en radio libre de Bilbao y en 23 radios comunitarias. La sintonía comienza con la voz de Eduardo Galeano… Las ilustraciones que acompañan a los textos son de Cristina Sáez Morquecho, bióloga y librera en Louise Michel liburuak. El libro contiene 72 relatos. Transcurren en diferentes ciudades del planeta: Chiapas, Cartagena de Indias, Sao Paulo, La Paz, Atacama, Bagdad, Gaza, Jerusalén, Belén, Moscú, Aussser y Dajla en El Sahara, Florencia, Paris, Islas Canarias, Barcelona, Alicante, Sevilla, Bilbao, Gernika… Ha sido publicado por Libros en Acción, un proyecto editorial de Ecologistas en Acción.

En la contraportada leemos: “Las hay, historias encendidas, que saltan del roce de los cuerpos y echan chispas. Las hay, lucecillas alborozadas, que asaltan los ojos y conquistan la mirada con la ilusión de lo que está por venir. Y las hay, naturales, que deshojan los amores y florecen por cualquier lado. Todas las chiribitas de este libro prenden la vida”. Según Geli Sánchez, “son historias de la vida cotidiana de acá y allá, mezclan  la ficción y la imaginación literaria con el mundo poético de la ilustración y la necesidad del compromiso y la crítica social. Las historias nos hablan de los refugiados, seres humanos sin apellidos; de la banca suicida, de la solidaridad edulcorada, de ecologismo social, de feminismo…”. El libro también nos cuenta historias de la vida cotidiana, donde arraigan todas las transformaciones auténticas. Pasear con tu hijo por la ciudad te  descubre los verdaderos pliegues de la realidad…

Un momento de la presentación del libro ‘Chiribitas. Historias que prenden la vida’, en La Luna Nueva. FOTO: MANU GARCÍA.

Gorka nos explicó qué significa “periodista chisquero”. Lleva toda la vida haciendo periodismo y no se siente a gusto con los medios de comunicación dominantes: “Para diferenciarme de ese periodismo me inventé lo de chisquero. Es un periodismo que, como los chisqueros, ayuda a que la gente se encienda, que nos encendamos, que intentemos cambiar lo que no está bien”. También nos aclaró el título. Las chiribitas tienen connotaciones positivas, son las margaritas, bonitas y humildes, y las chispas que uno ve en los momentos especiales, las lucecitas que acompañan a la ilusión. El libro narra historias que Gorka ha vivido directamente y relatos que ha recogido de otras personas. Quiere observar lo que ocurre a su alrededor: “Me gusta estar atento a la magia del día a día: ver gente pasar por la calle o escuchar lo que se cuenta a la puerta de un colegio”. El libro recoge historias de los últimos 25 años. “No sé por qué unas las he apuntado y otras no”. Son relatos cortos, como los de Eduardo Galeano. Algunos de ellos recogen historias que Gorka pudo escuchar en Palestina, en Chiapas o en los campamentos de los saharauis. Son historias que siguen estando de actualidad, y que nos permiten recorrer el mundo con otra mirada.

LA PRIMERA PIEDRA

Basta con un hilo para desovillar el mundo. Por muy revuelto que gire. Recorremos las bulliciosas callejuelas de la Ciudad Vieja de Jerusalén con el palestino Mahmoud Jedda, de los Health Work Committees. En apenas un kilómetro cuadrado este enclave alberga la mayor densidad de lugares sagrados del planeta y el corazón de un conflicto que mancilla la existencia humana. “Esto es como un universo en chiquito”, comenta emocionado Jedda, que estuvo 17 años encarcelado. “Si tuviera que haber paz en el mundo, debería comenzar aquí”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *